Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

La NASCAR busca culpables

21/10/2010 18:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Rebasado el ecuador del Chase for the Sprint Cup 2010, echamos un vistazo a los números más temidos por la NASCAR este último año: los ratings de audiencia y la afluencia de público a los circuitos.

No es un secreto que tanto la audiencia televisiva como la afluencia de espectadores a los circuitos han descendido de forma considerable durante esta temporada. Al coincidir en el tiempo con la crisis económica global en la que nos encontramos, es fácil llegar a la conclusión de que la propia crisis es la única culpable de este descenso. Los aficionados a la NASCAR son personas de clase media, sector de la población que ha sufrido más por la pérdida de empleo y de poder adquisitivo. Es normal pensar que en vez de gastar dinero en ir al circuito, se quedan en casa a ver las carreras cómodamente en el televisor de su salón.

Pero esto parece que no es así.

Según ciertas fuentes, en las tres primeras carreras del Chase 2010, el descenso de audiencia es bastante preocupante.

Dando comienzo la fase más emocionante del campeonato, donde en teoría debería crecer la atención del público, la audiencia de la primera carrera del Chase en Martinsville cayó un 28 %. La segunda prueba en Dover no fue mucho mejor, con un descenso del 23 %, y en Kansas se repetía la caída del 28% de la primera.

Tras las cinco primeras carreras del Chase, el asunto no tiene pinta de mejorar. La semana pasada las audiencias cayeron un 30% en general, con un rating máximo del 2, 5%, lo que equivale a poco más de 4 millones de espectadores. La circunstancia más grave no es el número en si, sino los programas que superaron en audiencia a la carrera de la Sprint Cup. Programas que hace unos años no hubieran supuesto ninguna competencia.

Son muchos los que achacan esta perdida de interés al propio canal de televisión ESPN, encargado de retransmitir las carreras. Por un lado, el formato de las retransmisiones sigue exactamente igual que hace 10 años. Incluso los cortes para publicidad se realizan prácticamente en los mismos momentos.

Otra de las quejas de los telespectadores es la cantidad de acción que se pierden debido, precisamente, a esos mismos cortes publicitarios.

Hoy en día, gracias a la última tecnología empleada, las retransmisiones están cargadas de datos e información. Pero, ¿es realmente necesaria?. ¿No tiene suficiente atractivo por si sola la competición en sí misma?

Este es otro de los puntos clave al que llegamos al analizar toda esta situación. El formato actual de la NASCAR Sprint Cup Series, con el Chase como vía para decidir el campeón, sigue dando mucho que hablar. Las críticas cada vez están más extendidas, y poco a poco "La Caza" suma más detractores que defensores.

Pero puede que no sea sólo eso lo que ha hecho perder el interés del aficionado.

Si echamos la vista atrás, vemos que los años dorados de la NASCAR coincidieron con la presencia de una serie de pilotos, que aportaban grandes dosis de personalidad al deporte. Poco a poco, esos pilotos han dado paso a otros más jóvenes, y de aquella época de esplendor sólo quedan en activo Jeff Gordon, Mark Martin y Jeff Burton.

Los aficionados que se identificaban con aquellos pilotos, se han ido quedando sin un aliciente importante para seguir la competición, y parece que las nuevas estrellas de la NASCAR no han calado de la misma manera. Se dice que nunca olvidas tu primer amor, y en la NASCAR puede que esté pasando lo mismo.

Además de todas estas circunstancias, no podemos obviar la increible serie de títulos consecutivos de Jimmie Johnson, indiscutible punto de mira y único culpable para muchos de todos los males de los que adolece la NASCAR últimamente.

Está claro que culpar a un piloto que ha demostrado ser el mejor durante las cuatro últimas temporadas, es completamente injusto. Pero es muy probable que si el número 48 completa la azaña de ganar su quinto título consecutivo, el interés por la NASCAR puede caer de forma dramática hasta bien entrada la temporada que viene.

La NASCAR ha hecho un gran trabajo escuchando a los fans durante los dos últimos años, implementando los reinicios en doble fila, y los finales G-W-C, pero parece que no logra dar con la causa de la perdida de interes de los aficionados.

Quizá deban plantearse buscar la audiencia fuera de EE.UU...

© Imágenes ? Yahoo Sports ESPN Nascar

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2570
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.