Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Papillon escriba una noticia?

Museos actuales

22/06/2009 21:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Museos actuales: del respeto y contemplación de la obra de arte en el siglo XIX a la destrucción de los valores artísticos en el siglo XX y XXI

Después de la inauguración el pasado 19 de mayo por parte de Sus Majestades los Reyes del Museo Caja Granada Memoria de Andalucía que pretende ser el museo de referencia en Andalucía para la memoria histórica, asistimos, como es habitual, a que los hechos dejan en evidencia las palabras. Este nuevo edificio para la cultura es uno de los últimos exponentes de los museos que se están llevando a cabo en muchas ciudades con la falsa idea de la modernidad al servicio del pueblo: si no es moderno no tendrá existo.

Un edificio grandilocuente, racional, minimalista, un intento de rememorar la ya pasada de moda arquitectura de Le Corbusier reflejada en esa portada-pantalla, aparatosa y gris, sin relación alguna con el entorno, hecha a base de bloques de cemento que dejan entrever la cutrez de la mano de obra con emplastos sin ningún cuidado en su diseño como si hubiesen contratado para su realización a Pepe Gotera y Otilio, da paso a un patio frío, austero y vacío de contenido a modo de fábrica abandonada, demasiado reducido para las necesidades de un museo actual, una cafetería estrecha y oscura, pobre diseño y pasillos angostos. Un interior de itinerario rígido, tradicional, con exceso de tecnología, muchos ordenadores, botones, luces, pantallas interactivas y uno de los peores fallos, demasiados paneles de lectura y escasez, por no decir una nula exposición de objetos artísticos, esencia de todo museo.

Más sobre

Asistimos hoy en día a una destrucción de la obra de arte en si misma como objeto de contemplación, de culto, de admiración por aquello que es intocable en los museos del siglo XIX y primeros años del siglo XX, obras que te llevaban a tu mundo interior, donde la obra de arte se hacia respetar y te enseñaban a respetar, por museos espectáculo para la diversión de familias los fines de semana, donde, con la idea de enseñar y educar al pueblo, se acopian de toda clase de parafernalias tecnológicas para el entretenimiento olvidándose de la puesta en valor de la obra de arte. La imagen solitaria del bien cultural para la simple contemplación, el silencio y el arrobo que produce en medio de salas sin ningún tipo de interferencia museográfica en aquellos museos-palacio-templo del siglo XIX, que produce sensaciones y admiración nada mas acercarte a la fachada de tan bella arquitectura, ha desaparecido para dar paso a edificios donde se ha perdido todo el sentido estético, donde la obra de arte brilla por su ausencia para sustituirla por juegos didácticos donde no hay ningún misterio, si no que todo es demasiado explícito, todo es demasiado obvio y todo se muestra en bandeja sin que haya posibilidad de pensar, disfrutar con la simple contemplación, en definitiva sin que tengas, por obligación, que oler, tocar, acercarte, si no solo mirar y disfrutar. ¿Hay algo de malo en que querer solo mirar? ¿Por qué los museos actuales tienen por obligación que educar al pueblo? ¿A caso no se educa con la contemplación, pura y dura, sin que tengamos que recurrir a pantallas, explicaciones aburridas, fechas, paneles, guías…? ¿La arquitectura moderna no puede ser decorativa, integrada en el paisaje?


Sobre esta noticia

Autor:
Papillon (1 noticias)
Visitas:
12229
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.