Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Musavi pide la anulación de las presidenciales y siguen las protestas en las calles

14/06/2009 18:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El candidato presidencial reformista, Mirhosein Musavi, presentó hoy formalmente un recurso contra el resultado de las elecciones presidenciales del pasado viernes ante el Consejo de Guardianes, el órgano legislativo más alto de la República Islámica. Musavi aprovechó para pedir a sus que sigan protestando pacíficamente contra los resultados oficiales, que otorgan al actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, la victoria con el 62, 3 millones de los votos.

"Hoy he presentado mi petición formal oficial al Consejo para que se cancelen los resultados de las elecciones (...). Emplazo a la nación iraní a seguir con las protestas por todo el país de forma pacífica y legal", explicó Musavi en un comunicado firmado por él y publicado en su página web.

"Hemos pedido a las autoridades que nos permitan celebrar una manifestación nacional para que la gente pueda mostrar su rechazo al proceso electoral y sus resultados", dijo. Miles de manifestantes se enfrentaron a la Policía en Teherán anoche tras conocerse los resultados oficiales y también en la mañana de hoy domingo. Sus seguidores protestan ataviados con el color verde de su campaña, "símbolo de libertad, moral, sabiduría religiosa y tolerancia", según explicó Musavi.

Un portavoz de Musavi indicó, por otra parte, que su periódico, 'Kalameh-ye Sabz' y su página web han sido clausurados. "Por desgracia hay un importante esfuerzo para cortar todas las vías de conexión con el pueblo. Estoy seguro de que la gente es lo suficientemente creativa como para encontrar nuevas formas de conectar unos con otros para lograr resultados", dijo Musavi.

También se ha interrumpido el servicio de mensajes de texto en Teherán y la BBC informó de que Irán está empleando una "potente señal electrónica" para interrumpir la emisión de la BBC en persa.

Musavi aseguró que muchos iraníes están preocupados por lo que está ocurriendo en los últimos días, lo que pone en peligro "los logros de la Revolución" de 1979. "Os advierto de que en este país nadie que apoye a la República Islámica aceptará tal cosa", dijo.

AHMADINEYAD ESTADISTA

Mientras, Ahmadineyad se presentó de nuevo en la televisión iraní como el vencedor de las elecciones, como el presidente de Irán, y defendió la legitimidad y validez de los comicios. "Pueden que estén molestos por su fracaso. Gastaron mucho dinero en propaganda (y) esperaban ganar, así que es natural que estén decepcionados", dijo.

De hecho, en su rueda de prensa se centró en la política exterior que desarrollará en los próximos cuatro años, en realidad idéntica a la sostenida hasta ahora.

Con respecto a la cuestión nuclear, Ahmadineyad aseguró que ésta "pertenece al pasado", un planteamiento idéntico al presentado hasta ahora por las autoridades iraníes, que insisten en el derecho al desarrollo de un programa nuclear con fines pacíficos a pesar de las sospechas de Estados Unidos y sus aliados sobre sus posibles fines militares y las resoluciones de la ONU que ordenan el fin inmediato del programa de enriquecimiento de uranio.

Ahmadineyad también aprovechó para declarar que cualquier país que ataque a Irán "lo lamentará profundamente". La negativa de Irán a interrumpir el proceso de enriquecimiento de uranio ha disparado las especulaciones de un ataque militar israelí o estadounidense contra las instalaciones nucleares iraníes.

"¿Quién se atreve a atacar a Irán? ¿Quién se atreve siquiera a pensarlo?", afirmó Ahmadineyad en respuesta a una de las preguntas planteadas durante la rueda de prensa.

Ahmadineyad también se dio un baño de multitudes en la plaza Vali-e Asr, inundada por banderas rojas, verdes y blancas, los colores de la bandera iraní.

"Hay gente de dentro y fuera del país que son más papistas que el papa (...). Dicen que la votación ha sido desbaratada, que ha habido fraude. ¿Dónde están las irregularidades electorales?", se preguntó.

"Hay gente que quiere la democracia sólo cuando les conviene. Quieren elecciones, libertad, unas elecciones contundentes. La reconocen sólo cuando los resultados les favorecen", dijo.

Mientras, unos 2.000 estudiantes se concentraban en la Universidad de Teherán con fotografías de Musavi y coreaban consignas contra el Gobierno y burlas contra los policías antidisturbios, que finalmente intervinieron cuando los manifestantes lanzaron piedras contra los agentes.

PREOCUPACIÓN FRANCESA

Dentro de las reacciones internacionales, destaca la dureza de las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernard Kouchner, quien aseguró que el Gobierno francés está muy preocupado por la situación en Irán y denunció que la "brutal" represión contra los opositores cierra la puerta al diálogo.

Según Kouchner, los dirigentes iraníes no llegarán a ninguna parte mediante la violencia e indicó que espera que las fuerzas opositoras del propio país se movilicen tras el discutido resultado de las elecciones presidenciales.

"La brutalidad y el desarrollo sin fin del Ejército no lleva a solución alguna", afirmó Kouchner en declaraciones a los medios de comunicación tras entrevistarse en París con George Mitchell, el enviado para Oriente Próximo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

"Estamos muy preocupados porque había un diálogo (con Irán). Francia lamenta que en lugar de la apertura haya una respuesta brutal (...). Esto deja huella y la oposición se organizará", dijo.

También el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, manifestó sus "dudas" sobre la fiabilidad de la victoria de Ahmadineyad, pero fue mucho más cauto. "Tengo mis dudas, pero me reservo el comentario", declaró Biden en el programa de la NBC Meet The Press, en el que pidió tiempo para analizar con calma el resultado electoral.

Biden se limitó a considerar "improbable" el aplastante triunfo electoral de Ahmadineyad basándose en los análisis previos a las elecciones. "¿En serio esta es la respuesta, la respuesta exacta, el deseo del pueblo iraní?", se preguntó Biden.

Por otra parte, hoy llegaron las nada sorprendentes felicitaciones de dirigentes del entorno de Ahmadineyad como las del líder de Hezbolá, Hasán Nasralá, o el presidente venezolano, Hugo Chávez, pero también del presidente afgano, Hamid Karzai, el paquistaní, Asif Alí Zardari, o el iraquí, Jalal Talabani.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
4853
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.