Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Munich

06/11/2010 16:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Me sente cómodo en mi sillón mientras en la televisión iban a pasar una película, me pareció muy sangrienta y no la quería ver; pero cuando terminé de verla quedé perplejo.

La película se llama Munich, y en principio parece demasiado sangrienta, nunca pensé que era real, se trataba del odio entre judíos y árabes, del terrorismo en su expresión más sangrienta; pero como mi intención no es contar la película, me limitaré a comunicar lo que se produjo dentro mío.

Es probable que alguien vea la película y saque conclusiones mucho más refinadas que las mías; pero yo simplemente quiero contar lo que me pasó a mi.

Pensando en Latinoámerica, pensando en Sudámerica en particular, que muchas veces yo mismo he dicho y pensado cosas no muy alagueñas, y hasta he pensado escribir un articulo titulado "El país del bombo" haciendo alución a Argentina y la mala costumbre de los sindicatos y conflictos gremiales etc. etc.

Al terminar de ver la película no me quedaron ganas de pensar mal de mi país, hasta Cristina Fernandez, la presidenta, me pareció simpática, y ni que hablar de Evo Morales, el presidente de Bolivia, que resolvieron un conflicto militar ocasionado por una incurción de fuerzas militares al norte de nuestro país, casi como si dos buenos vecinos resuelven el hecho de que alguno de los dos se les haya escapado un perro.

El odio de Medio Oriente, la intriga, el espionaje, la traición, la muerte de inocentes, bombas, tiros y terrorismo, realmente Sudámerica y especialmente Argentina es un paraíso en comparación.

Pensaba como nosotros los países de Sudámerica somos como hermanos, sacando algunas diferencias, a pesar de ser pueblos nuevos con pocos años de civilización y serios problemas de pobreza, en cambio naciones tan antiguas como las de Medio Oriente, quienes deberían darnos el ejemplo, se matan con menos misericordia de la que cualquiera de nosotros tendríamos de un animal.

No es mi intención criticarlos a ellos, que están en un callejón sin salida, sino hacernos una autocrítica nosotros y valorar las cosas buenas que tenemos, así haya gente que menosprecian a alguien llamándole "negrito" por vive en una villa miseria, o haya quienes digan "un bolita" a alguna persona vecina de Bolivia, que vive en nuestro país, lindo sería valorarlo, porque ese "bolita" no va a poner una bomba en tu casa, ni en tu ciudad.

Al final de mis conclusiones pienso que el odio, las riquezas y el poder generan un combo de cosas que se transforman en una bomba muy difícil de desactivar después. Muchas veces las ideológías son cosas que nos han inculcado, sea de un bando o del otro, es una raíz que se va extendiendo y muchos de nosotros ni siquiera sabemos porque defendemos tal o cual ideología, y hasta hay personas que estén dispuestas a dar la vida por una idea, sin saber siquiera, si quienes la han impulsado tienen intereses mezquinos o no.

Generalmente nadie piensa por sí mismo, es probable que uno evalúe por si mismo alguna cosa que le parezca acertada, pero mayormente las ideas se van inculcando de una persona a otra, padres, profesores, el medio en que uno vive, o como se ha criado, todo influye, porque las personas que nos la han inculcado, ellos mismos a la vez fueron influenciados por otros.

Siempre hubo malos, ya sea de un bando o del otro, el ejemplo sería que un palestino mientras pone una bomba para matar a los judíos piense "Que malos que son, los odio por eso" o viceversa, un soldado judío mientras apunta a la cabeza de un árabe piensa lo mismo.

Lo mismo podría pasar entre derecha e izquierda, podemos odiar a Videla, Fidel Castro, Bush, Bin Laden, Estalin, Hitler y una larga lista; pero ningúna persona puede hacerse cargo de los crímenes de otros, porque estos sujetos siempre querrán hacer parecer justas y razonables sus acciones criminales; pero que tienes que ver tú o que tengo que ver yo con esas cosas, yo no mate, ni odié, ni siquiera deseé la muerte de alguien por su ideología. Q

<a href=

uizá mis pensamientos tengan más que ver más con la derecha que con la izquierda, o viseversa, pero eso depende de mi historia de vida, mis experiencias, mi vivir, mi sufrir y mi existir.


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
1160
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.