Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Medio Oriente escriba una noticia?

Multimillonaria ayuda del G-8 para los países de la “primavera árabe”

29/05/2011 02:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Será de US$ 40.000 millones. Irá primero a Túnez y a Egipto, donde ya hubo rebeliones

28/05/11

Por Maria Laura Avignolo

PARIS. CORRESPONSAL

La “primavera árabe” consiguió convencer al G–8 que representa una causa justa. En la cumbre de Deauville y en su declaración final, los ocho países mas ricos del mundo decidieron proponer una ayuda de 40.000 millones de dólares para los países que la protagonizan en Medio Oriente y África del Norte y equipararon esos cambios “a la caída del Muro de Berlín en Europa del Este y Central”. Al mismo tiempo, el presidente norteamericano Barack Obama se comprometió con Francia y Gran Bretaña a ayudar a “terminar el trabajo en Libia”.

Los discursos de los líderes de Túnez y Egipto el viernes en el balneario francés surtieron efecto cuando la situación se agrava dramáticamente en Yemen y en Siria continúa la matanza de civiles, condenada por el comunicado oficial, donde exigen que se detenga.

El “nuevo partenariado” de Deauville propone una ayuda a largo plazo para Túnez y Egipto, al igual que para todos los países que sigan su ejemplo para terminar con los regímenes autoritarios. En este esquema, el Banco de Desarrollo Multilateral proveerá 20.000 millones de dólares, entre ellos, 5.000 millones de la Banca Europea de Inversión a Egipto y Túnez para sostener las reformas en curso entre 2011–2013.

Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Rusia y Japón se comprometen a movilizar paralelamente un “substancial sostén bilateral” a esos países en torbellino. Según el ministro de Finanzas de Túnez, Jalloul Ayed, presente en la reunión, el presidente francés Nicolás Sarkozy prometió una ayuda total de 40.000 millones de dólares para “consolidar la primavera árabe” y el Estado francés contribuirá con 1.000 millones. Para Francia no es la simpatía por su ex colonia sino el miedo a un éxodo masivo de inmigrantes de África del Norte ante el desempleo en Túnez y la guerra en marcha en Libia, al igual que los británicos. Para Sarkozy el escenario es peor porque es año electoral y el xenófobo Frente Nacional le pisa los talones en las encuestas.

Túnez anunció que necesita 25.000 millones en los próximos cinco años mientras Egipto reclama 12.000 millones hasta el 2012. El FMI indicó que puede desbloquear 35.000 millones para estabilizar la economía del país pero que el resto de la contribución depende de la comunidad internacional. El Banco Mundial anunció una nueva contribución de 6000 millones para Túnez y Egipto.

“Los cambios históricos actualmente en obra en África del Norte y en Medio Oriente pueden abrir la vía a transformaciones comparables a las producidas en Europa Central y del Este después de la caída del Muro de Berlín”, dice la declaración del G–8, bajo la presidencia del gobierno francés.

Libia fue condenada en el comunicado del G–8 y su líder, Muammar Kadafi, intimado a irse en los discursos de la cumbre.

“Los responsables de los ataques contra civiles deben rendir cuentas”, sostuvo la declaración oficial. ”Muamar Kadafi y el gobierno libio han fallado en su responsabilidad de proteger a la población civil y han perdido toda legitimidad. Ellos no tienen ningún futuro en una Libia democrática y libre. Ellos deben partir”, sostuvo el documento oficial del G8.

Rusia, que tiene largas relaciones con Libia, se ofreció a negociar una solución con el régimen de Kadafi pero sus socios en el G–8 le exigen que negocie su partida. Con todo, condenó el comportamiento de Kadafi en la declaración oficial.

“No es necesario que nosotros hablemos con Kadafi mismo sino con los miembros de su gabinete o con sus hijos. Nosotros estamos en tren de retomar esos contactos. Hay una esperanza de solución política”, sugirió a la prensa Mikhail Marguelov, representante especial ruso para África en Deauville.

Según las fuentes rusas en Deauville, el dictador libio está durmiendo cada noche en hospitales para evitar ser un objetivo de los ataques de la OTAN.

Sarkozy dijo que ellos necesitan “de la ayuda del presidente ruso Dmitri Medvedev para encontrar una salida a la crisis libia”. De lo contrario, se van a intensificar los bombardeos e intervención militar a la que se han sumado helicópteros de ataque franceses y británicos que entrarán en acción los próximos días.

En el comunicado del G–8, los líderes consideran que “la economía mundial se está recuperando”.Asimismo, discuten el rol de Internet y la protección de los datos personales en la red.

En ese aspecto, y para inquietud de las compañías de Internet, consideran que los gobiernos tienen un rol fundamental en el mantenimiento de un modelo de flexibilidad y transparencia.

También mencionan la seguridad nuclear después del tsunami que afectó las plantas atómicas japonesas de Fukushima. Finalmente el grupo de los ricos reconoce haber fallado en sus promesas de ayuda a África.

Fuente: Clarin


Sobre esta noticia

Autor:
Medio Oriente (1298 noticias)
Visitas:
3253
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.