Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gerson E. A. Arenivar escriba una noticia?

Mujeres, tengan cuidado

08/03/2010 22:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

20061026073208-ii-mujeres[1] Hoy se celebra el día internacional de la mujer. Se ha avanzado mucho en cuanto a las leyes que protegen la dignidad femenina, aunque en la práctica aún nos estemos quedando muy cortos. Aún nos hace falta una mayor consciencia de la igualdad inherente que como seres humanos hay entre hombres y mujeres. Pero, es bueno apuntar que esta igualdad no implica uniformidad, porque es claro que hay cosas que los hombres nunca podríamos hacer igual que una mujer, y viceversa.

Lo lamentable de nuestra historia, en el plano de los derechos de la mujer, es que ella ha sido considera siempre como un objeto, propiedad del padre primero, y luego propiedad del esposo. Sin derecho a opinar, ni a ser instruida, ni a instruir, la mujer fue relegada a la oscuridad, fue deshumanizada. Y eso era legal. Es decir, la tradición lo hizo legal.

El panorama del siglo XXI.

Pero, ¿será posible que en pleno siglo XXI todavía la mujer sea considerada un objeto? La respuesta es SÍ, aunque hoy participan activamente hombres y mujeres, para lograr que los derechos por los cuales se ha trabajado tanto, no sean más que un mero ejercicio legal, porque culturalmente las cosas son diferentes.

Aunque la mayoría de países civilizados no lo admitiría abiertamente, la realidad es que en nuestras sociedades existe una subcultura que sigue convirtiendo en un mero objeto sexual a la mujer, y lo triste de esto es que hay mujeres que lo están consintiendo.

¿A qué me refiero? A la cultura del entretenimiento. Claro, no todo el entretenimiento, pero parte de él sigue tratando a las mujeres cual objetos. Hay música, series, telenovelas, películas y spot publicitarios, donde la mujer es sólo la carnada. Pero quiero detenerme sólo en una parcela de todo esto: la música. Pero no toda la música, sino una muy específica y particular: El reguetón y el perreo (o perreo reguetón ya fusionado). Obviamente no soy crítico de música, aunque es evidente que no se necesita tener una gran cultura musical para darse cuenta de lo cacofónica que resulta ese tipo de "música". El punto fundamental al que llamo la atención es a las letras de las canciones y a los videos de las mismas.

Me he visto expuesto a este tipo de "música", debido a que viajo en autobús (o colectivo, para algunos países) y allí uno tiene que oír lo que el conductor desea. Por fuerza he tenido que escuchar verdaderos conciertos de perreo y reguetón contra mi voluntad, pero en todas las canciones (que dicho sea de paso, con una bastaría ya que son exactamente iguales entre ellas) gran parte del contenido es la mujer como simple y burdo objeto sexual. ¿Es eso lo que las mujeres quieren que piense de ellas en este tiempo? Claro que no, pero lastimosamente lo consienten cuando bailan estas canciones, o las tararean. Los hombres no somos menos culpables, porque también deberíamos velar que de ninguna manera la mujer fuese rebajada, aunque algunas de ellas lo permitan. De los videos, ni hablar. Cuando uno anda buscando algo que ver en la televisión se topa con estos videos en los que la atracción principal son mujeres con escasas ropas, haciendo movimientos provocativos, acompañando letras que bien podrían haber sido escritas por un chiquillo de 12 años con poca escolaridad.

Tengan cuidado.

genero El resultado ha sido evidente: las chicas de hoy se visten y bailan como las mujeres de esos videos. Y lo peor es que lo ven tan natural que hay poco pensamiento crítico al respecto. Por eso pido que tengan cuidado. Yo creo que las mujeres y los hombres deben desarrollarse al máximo, aprendiendo todos los días, emprendiendo siempre; sin embargo, si permitimos que la subcultura del entretenimiento cale más en nuestros principios y socave nuestras convicciones, pronto veremos las cosas como la normalidad; pero, recuerda que el ser de excelencia se rebela contra la normalidad, pues busca más allá de la mediocridad que se institucionaliza en nuestros medios.

Queridas mujeres de excelencia, cuiden lo que ha costado tanto y que es tan frágil. Los hombres de excelencia, o que buscamos la excelencia, debemos también cuidar que los logros que se tienen, no se queden en la teórica burocracia, sino que sean parte de nuestro diario vivir.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!!!

Hasta pronto.


Sobre esta noticia

Autor:
Gerson E. A. Arenivar (566 noticias)
Fuente:
vivirlaexcelencia.blogspot.com
Visitas:
5875
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.