Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Mueren once soldados eritreos en un ataque en el sur del país

23/04/2010 18:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos grupos rebeldes eritreos, la Organización Democrática Afar del Mar Rojo (RSADO) y el Frente Nacional de Salvación Eritreo (ENSF), han asegurado haber matado a once soldados y herido a otros 20, aproximadamente, en un ataque coordinado contra varios campamentos militares en el sur del país.

En un comunicado conjunto, la RSADO y el ENSF afirman que, ayer, jueves, se hicieron con el control de los campamentos durante un breve periodo de tiempo y se apropiaron de armas y de información de los servicios de inteligencia.

"Los ataques se llevaron a cabo a las tres de la madrugada del jueves. Tomamos el control de los campamentos hasta las seis (...). Al menos once oficiales de la Inteligencia del Ejército eritreo murieron y al menos otros 20 resultaron heridos", dice la nota, que añade que los campamentos "han sido totalmente destruidos y los soldados eritreos de los campamentos están desorganizados".

Los hechos, según los insurgentes, ocurrieron en Adi Mesgena, Hadush Adi y Tselim Kalay. La RSADO y el ENSF son miembros de la Alianza Democrática Eritrea (EDA), una coalición de once formaciones políticas que dicen que están estrechando su colaboración y coordinando sus ataques.

"La mayoría de los once grupos miembros han acordado realizar ataques conjuntamente", indica el comunicado. "Creemos que pronto se firmará un acuerdo para formar un frente militar conjunto. También pedimos a otros (grupos) que se unan al frente", añade.

Los rebeldes anuncian a menudo que han llevado a cabo ataques contra soldados, pero es imposible comprobar si es cierto porque en Eritrea hay importantes restricciones a la libertad de movimiento. La mayoría del país es inaccesible para las personas y organizaciones extranjeras que residen en la capital, Asmara.

Los insurgentes acusan al presidente eritreo, Isaias Afwerki, de negarse a compartir el poder. Al jefe de Estado, antiguo líder guerrillero y héroe de guerra, no le gusta la idea de aprobar una Constitución o permitir la celebración de elecciones multipartidistas y afirma no tener planes a corto plazo para renunciar al poder.

El Gobierno mantiene que los grupos rebeldes han traicionado a "la lucha", en referencia a la guerra por la independencia contra las fuerzas etíopes --financiadas primero por Estados Unidos y luego por la Unión Soviética--, que duró 30 años. Eritrea es el país más joven de África, ya que obtuvo la independencia en 1993.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2643
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.