Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joaquín Torán escriba una noticia?

Muere Robert B. Parker, el último "grande" de la novela negra americana

23/01/2010 23:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Robert B. Parker, considerado el último "heredero" de Dashiell Hammett y Raymond Chandler, falleció el pasado 18 de enero a la edad de 77 años. Escribió más de sesenta libros, entre ellos "Poodle Springs", basado en un material inacabado de Chandler

La novela negra está de luto. El último gran clásico del género, el estadounidense Robert B. Parker, falleció súbitamente el pasado día 18, mientras escribía sus páginas de rigor, rutina que llevaba adoptando desde hacía más de tres décadas. Tenía 77 años.

En el momento de fallarle el corazón, estaba redactando la que sería su próxima novela, previsiblemente protagonizada por el descreído detective Spenser, su inseparable alter ego desde El manuscrito Godwulf, publicado en 1973. Con Spenser mantuvo un idilio que permaneció hasta el momento de su muerte y que se extendió durante 38 libros (40 si contamos los dos que tiene todavía pendientes de publicación). No fue su única gran creación: también tuvo a su propia Miss Marple en la inquieta Sunny Randall, protagonista de seis libros creados a medida de la actriz Helen Hunt, gran admiradora del escritor.

El autor fue el heredero del estilo urbano y cínico de los más grandes referentes de la novela negra, Dashiell Hammett y Raymond Chandler. Precisamente, Parker ganó una merecida fama por haberse atrevido a retomar – y terminar- Poodle Springs, la obra que escribía Chandler en el momento de su fallecimiento en La Jolla (California) el 26 de marzo de 1959. El autor tuvo que imaginar toda la historia, ya que Chandler sólo llegaría a redactar sus cuatro primeros capítulos. Eso sí, el resultado fue muy satisfactorio, y fiel con la idea original, bastante sorprendente de por sí al tratarse de la novela más crepuscular del detective Phillip Marlowe, casado para más inri. James Caan interpretaría al investigador en la película La historia de Poodle Springs (1998, de Bob Rafelson).

Parker demostró que aún se podía ser leal a las viejas formas sin pervertir su fondo

Además de novelas policíacas, Parker escribió otros libros (hasta sumar más de sesenta títulos) entre ensayos y narrativa. Una de ellas, Appaloosa, fue llevada al cine recientemente por Ed Harris.

Durante algunos años, el escritor fue también profesor universitario, dedicación que abandonó pronto pero que le sirvió como inspiración para muchos de sus libros. De la experiencia universitaria, que siempre detestó, extrajo un acerado concepto del mal, muy presente en sus obras, ambientadas en una ciudad de Boston que conocía a la perfección.

En el actual marco literario, en el que el género en el que militó se había transformado para no perecer, Parker demostró que aún se podía ser leal a las viejas formas sin pervertir su fondo. Por eso ya reposa, con pleno merecimiento, en el panteón dedicado a los más grandes.


Sobre esta noticia

Autor:
Joaquín Torán (3 noticias)
Visitas:
8931
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.