Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Muelas de Juicio: infecciones, quistes, problemas neuromusculares

21/09/2009 15:17

2 Tercer molar, auto injerto, torceduras, problemas infecciosos y neuromusculares, quisticos y tumorales, sus características, tratamiento

2

LAS MUELAS DEL JUICIO: INFECCIONES, QUISTES, PROBLEMAS NEUROMUSCULARES

Constituyen el tercer molar. A medida que el hombre fue evolucionando, los huesos se achicaron, pero no asi en relación con sus dientes. También hubo un cuarto molar antiguamente y que desapareció con el uso de cuchillos y tenedores, más la suma de comidas más tiernas.

El tercer molar es una pieza que está condenada a dejar de existir y ya hay personas que no lo tienen, lo mismo que los incisivos cortantes superiores e inferiores y los segundos premolares.

En la actualidad la boca presenta 32 dientes con una capacidad limitada; de ahí los problemas que surgen con las muelas del juicio por falta de espacio.

Este tipo de muelas sirve si erupciona en forma normal, aunque se extrae cuando sale con torceduras porque todo diente retenido trae problemas, infecciones y, en el caso del maxilar superior, se puede llegar a meningitis o anginas graves. A veces se utiliza para auto injertos en reemplazo de alguna pieza.

Son cuatro en total: dos en el hueso maxilar superior (una del lado derecho y otra del lado izquierdo) y dos en la mandíbula, una derecha y otra izquierda. Pertenecen a la segunda dentición de los adultos. Tradicionalmente se les ha llamado muelas del juicio porque aparecen alrededor de los 18 años cuando el paciente ya tiene "juicio".

Como la fuerza de erupción de un diente dura hasta que se forma completamente la raíz, estos molares pueden empujar y desalinear a los dientes ya existentes o atrapar a los segundos molares.

Problemas infecciosos

Si sólo sale una pequeña parte de la muela del juicio, se forma una bolsa en la encía en la cual se retiene alimento. Al no poder limpiarla adecuadamente, se produce una inflamación la cual a su vez ocasiona la retención de más alimento, hasta que se suscita una infección con un absceso.

La inflamación se extiende hasta el carrillo (cachete) y los ganglios del cuello, el paciente no puede abrir bien la boca, presenta dificultad para tragar y un dolor muy fuerte. A esa infección se le conoce con el nombre de pericoronitis y debe ser tratada con antibióticos específicos, limpieza, retiro del alimento atrapado y drenaje del absceso, todo esto antes de la extracción de la muela.

Otras consecuencias son que, las muelas del juicio, al tratar de salir, se inclinan y se proyectan sobre el molar que está por delante causándole caries, desmineralización y erosión o desgaste en la zona del cuello.

Problemas neuromusculares

La presión ejercida sobre los segundos molares genera dolores severos y descompensación en las fuerzas de la masticación, mal funcionamiento y dolor en la articulación temporomandibular (articulación de la mandíbula con la base del cráneo). Algunos pacientes refieren dolores de cabeza.

Problemas quísticos y tumorales

Al quedar atrapadas las muelas, es factible que a su alrededor se formen quistes que destruyan el hueso ubicado en su entorno. En ciertas circunstancias, en el interior de estos quistes se desarrollan tumores odontogénicos, como el ameloblastoma, sumamente agresivo que puede alcanzar considerables dimensiones.

Tratamiento

Los problemas pueden prevenirse y considerar la posibilidad de extracciones quirúrgicas, si los pacientes asisten al dentista cada seis meses. Se recomienda que las operaciones se efectúen entre los 15 y 20 años de edad.

El cirujano maxilofacial está capacitado para operar en caso de ser necesario las cuatro muelas del juicio en una sola intervención de 30 a 60 minutos de duración, con un mínimo de afectos secundarios, como inflamación y dolor. Cuando no son operadas adecuadamente pueden producir complicaciones y secuelas irreparables: infecciones, sinusitis y daño al nervio dentario inferior ( nervio que da sensibilidad al labio de abajo y al mentón).

Dr. Vicente Cuairán Ruidíaz.

Jefe del Departamento de Estomatología, Hospital Infantil de México.

Doctor Ricardo Assef, odontólogo argentino.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

pamela (02/06/2012)

hola el lunes me extrajeron la muela de juicio del lado izquierdo, parte superior,todavia tengo molestias al tragar y en el oido izquierdo, estoy tomando amoxilina duo desde el lunes, son normales estos síntomas o es para preocuparme

0
+ -
Responder

gladys (23/01/2013)

mi hijo (QUE ESTA SOLO EN LA PLATA ESTUDIANDO) hace una semana le salio la muela de juicio con grandes dolores que no se le pasaban esta semana le sucede con la del otro lado, no ha ido al medico que puede tomar para aliviar el dolor?