Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Graciela Parra Chacon escriba una noticia?

Las Muelas del JUICIO O LAS CORDALES, cuidados, tratamientos..

24/07/2011 16:56

9 Las muelas del juicio son el tercer molar, también llamado cordal, que suele aparecer a las edades entre 17 y 25 años, 1 incluso no llegar a hacerlo nunca, aunque pueden aparecer a edades más tempranas o mucho más adelante

9

Se llaman muelas del juicio dado que a la edad en que aparecen se supone que la persona tiene un juicio más desarrollado y completo que cuando aparece el resto de la dentición definitiva.2 Existen cuatro muelas cordales, una por cada cuadrante bucal, y se sitúan en la última posición de la línea de la dentadura, al fondo de la boca

imagen dentacron.com

Es importante que cuando empiecen a percibir los síntomas de la aparición de la muela del juicio, acudan con un doctor. El podrá monitorear el estado de tu diente, determinar qué problemas puede generarte y especificarte un tratamiento. Además de ello, es necesario que te informes correctamente sobre las consecuencias o los padecimientos que van ligado a este diente. Básicamente pueden ocurrir 2 cosas:

Provocarte una infección, que puede extenderse incluso a la garganta, o perjudicar la posición y la salud de tus demás dientes. Al no tener suficiente espacio para nacer, este diente suele ir empujando el resto de tu dentadura, buscando desesperadamente el modo de aflorar.

En muchos de estos casos, puede además salir torcido, provocando presión sobre los otros dientes, dolores de cabeza, inflamación del rostro, y heridas bucales internas. Si por otro lado, tu diente crece con normalidad de forma recta, no se desliga de problemas como la infección. Cuando tu diente se está preparando para asomarse a la superficie, se forma una especie de“casco” con el tejido de tu encía, que protege a la futura muela.

Se le conoce como “capuchón”. Este, al abrirse por el paso del molar, suele dejar el tejido levantado, como lo que me sucede. Esto no solo te ocasiona malestares al comer, sino también, al encontrarse “abierto” como un bolsillo, y por su complicada ubicación, vuelve casi imposible realizar una higiene adecuada, convirtiéndose en el lugar ideal para el desarrollo de gérmenes.

Todo esto puede provocar que tu diente presente caries mucho antes de terminar de nacer, y en casos peores, generarte una pericoronitis. Lo que significa una inflamación que abarca la zona de la mejilla, los ganglios, con un dolor que se extiende hasta los oídos y que causa dificultad para pasar los alimentos. Por todos estos motivos, muchos dentistas recomiendan la extracción de estos molares, salvo en la ocasión de haber perdido los molares antecesores, en cuyo caso, la muela del juicio reemplazará sin consecuencias el espacio en “blanco”. La operación es sencilla, usualmente de unos 30 a 60 minutos. Sí, escuchar la palabra cirugía o extracción causa un poquito de ansiedad y temor, pero imagínate, cuanto padecimiento nos ahorraremos de tomar las adecuadas medidas preventivas. ¿Qué son las muelas del juicio?

Así se les llama a los terceros molares que son las últimas muelas en erupcionar (salir y ocupar su posición en la boca). Son cuatro, dos en el hueso maxilar superior una del lado derecho y otra del lado izquierdo y dos en la mandíbula, una derecha y otra izquierda. Pertenecen a la segunda dentición de los adultos. Tradicionalmente se les ha llamado muelas del juicio porque aparecen alrededor de los 18 años cuando el paciente ya tiene "juicio".

¿Todos los pacientes tienen muelas de juicio?

Existen tres posibilidades: La primera es que por razones genéticas el tercer molar no se forme, por lo tanto, nunca erupcionará. Esto puede suceder con cualquiera de los cuatro gérmenes (así se llama a los dientes y muelas cuando están dentro del hueso antes de salir) y es la menos frecuente de las tres posibilidades. La segunda es que erupcione y participe en la masticación en forma normal. La tercera posibilidad es que queden atrapadas en el hueso maxilar o en la mandíbula en forma parcial o total provocando una serie de problemas los cuales deberán ser atendidos profesionalmente.

¿A qué se debe que las muelas del juicio se queden atrapadas en el hueso?

Existen diversas causas y se pueden dividir en factores generales y locales. Los factores generales por lo regular son hereditarios (problemas de tamaño; muelas grandes y huesos maxilares pequeños) y congénitos (malformaciones que afecten la cara y los maxilares como es el caso de los niños con labio y paladar hendido)

Desde el punto de vista local, la causa más frecuente es la falta de espacio (como son los últimos en salir, generalmente "llegan tarde a la repartición de hueso").Otras causas locales son: mala posición de la muela, aparición de dientes supernumerarios (dientes extras), quistes y tumores vecinos al germen del tercer molar.

Qué problemas causa el que se queden atrapadas las muelas del juicio?

Causan una gran diversidad de problemas y complicaciones.

Problemas mecánicos. Como la fuerza de erupción de un diente dura hasta que se forma completamente la raíz, estos molares pueden empujar y desalinear a los dientes ya existentes. También pueden provocar el atrapamiento de los segundos molares que se encuentran por delante de ellos.

Problemas infecciosos. Cuando la muela del juicio se atrapa parcialmente y sólo sale una pequeña parte de ella, se forma una bolsa en la encía en la cual se retiene alimento. Al no poder remover y limpiar adecuadamente, se produce una inflamación la cual a su vez provoca la retención de más alimento hasta que se produce una infección formándose un absceso. La inflamación se extiende hasta el carrillo (cachete) y los ganglios del cuello, el paciente no puede abrir bien la boca, presenta dificultad para tragar, y un dolor muy fuerte. A esa infección se le conoce con el nombre de pericoronitis y debe ser tratada con antibióticos específicos, limpieza, retiro del alimento atrapado y drenaje del absceso, todo esto antes de la extracción de la muela. Las muelas del juicio al tratar de salir se inclinan y se proyectan sobre el molar que está por delante causándoles caries, desmineralización y erosión o desgaste en la zona del cuello.

Problemas neuromusculares. La presión ejercida sobre los segundos molares puede provocar dolores severos y descompensación en las fuerzas de la masticación ocasionando mal funcionamiento y dolor en la articulación temporomandibular (articulación de la mandíbula con la base del cráneo). Algunos pacientes refieren cefáleas (dolores de cabeza) que pueden deberse a la presión ejercida por las muelas al tratar sin éxito de erupcionar.

Problemas quísticos y tumorales. Al quedar atrapadas las muelas, es factible que a su alrededor se formen quistes que provocan la destrucción del hueso que se encuentra alrededor de la muela. En algunas ocasiones, en el interior de estos quistes se desarrollan tumores odontogénicos (tumores de origen dentario) como el ameloblastoma, tumor sumamente agresivo que puede alcanzar considerables dimensiones.

¿Se puede prevenir estos problemas? Todos estos problemas pueden ser prevenidos si el paciente asiste con regularidad a su dentista. A través de visitas semestrales el dentista podrá detectar fácilmente la posibilidad de atrapamiento de las muelas del juicio. En caso de que así sea, se necesitará extraerlas por medio de una operación y deberá mandarlo al cirujano maxilofacial para su tratamiento.

¿Cómo deben ser resueltos estos problemas? La mejor forma de resolver los problemas causados por el atrapamiento de las muelas de juicio es previniéndolos. Las muelas del juicio deben ser removidas en el momento en que se detecte su atrapamiento y esto se hace mediante una extracción quirúrgica (operación).

¿Cuándo y a qué edad deben ser resueltos estos problemas? En el momento en que se detecte la retención de las muelas de juicio. Es recomendable que la operación se realice entre los 15 y los 20 años de edad.

¿Quién es el indicado para resolver estos problemas? Los problemas provocados por el atrapamiento de las muelas del juicio deben ser detectados por el cirujano dentista, sin embargo la intervención quirúrgica (operación para extraerlas) debe ser realizada por el cirujano maxilofacial que es el dentista especializado en resolver los problemas quirúrgicos de la boca y los maxilares. El cirujano maxilofacial está capacitado para operar en caso de ser necesario las cuatro muelas del juicio en una sola intervención de 30 a 60 minutos de duración, con un mínimo de afectos secundarios, como inflamación y dolor. Cuando no son operadas adecuadamente pueden producir complicaciones y secuelas irreparables como son secuelas tales como infecciones, sinusitis y daño al nervio dentario inferior ( nervio que da sensibilidad al labio de abajo y al mentón).

¿Qué tipo de anestesia debe de emplearse? Existen tres formas de operar las muelas del jucio: bajo anestesia local, bajo anestesia local combinada con sedación endovenosa y bajo anestesia general. La gran mayoría de las operaciones se pueden resolver sin ningún dolor bajo anestesia local en el consultorio dental. En caso de que el paciente sea muy nervioso y la operación le produzca una ansiedad extrema existe la posibilidad de combinar la anestesia local con una sedación a base de medicamentos aplicados por la vena, el paciente no sólo no tendrá dolor sino que no recordará nada. Este procedimiento puede efectuarse en el consultorio dental pero deberá ser realizado por un cirujano maxilofacial entrenado en este tipo de manejo.

Se optará por la operación bajo anestesia general sólo en casos de dificultad extrema, cuando hay un problema asociado o cuando el paciente no quiera ninguna de las dos opciones anteriores. Este procedimiento debe realizarse por razones de seguridad, en el quirófano de un hospital y con la participación de un anestesiólogo.Dr. Vicente Cuairán Ruidíaz., www.vivirsalud.com/

Cuidados para después de la extracción

Después de la cirugía y la extracción se debe saber cómo actuar para calmar los síntomas que se producen y tener ciertos cuidados para evitar más molestias, dolores e infecciones que agraven la situación.

Sangrado Al terminar la extracción es muy común que se produzcan hemorragias leves durante las primeras 24 horas. Para disminuir la hemorragia debe morder una gasa antiséptica entre 30 y 45 minutos. Si el sangrado no remite, empape varias gasas antisépticas en agua bien fría, para que ejerza más presión y vuelva a colocarla en la zona donde fue extraída la muela.

El agua fría y la presión ayudará a que la sangre se coagule más rápido.

Evite los malos hábitos Después de la extracción no puede fumar tabaco ni beber alcohol durante las primeras 3 semanas.

Tenga en cuenta que hasta que no termine de tomar los medicamentos recetados por el odontólogo para calmar el dolor y la inflamación no puede beber ni un sorbo de alcohol. Las sustancias tóxicas que contiene el humo del cigarrillo irritará y afectará a la cicatrización de la herida que se produjo por la extracción. Por lo menos evítelo durante las primeras 48 horas.

Hielo para la inflamación Es muy común que se produzca una terrible inflamación el primer día. Esta intensidad durará hasta el tercer día y luego disminuirá naturalmente. Igualmente para reducirla más rápido aplique una bolsa llena de cubos de hielo sobre el lado del rostro donde fue extraída la muela.

También puede beber infusión de manzanilla durante el día. Esta será muy efectiva ya que tiene propiedades antiinflamatorias.

Mantenga una buena higiene bucal No puede enjuagar su boca durante las primeras 12 horas. Una vez pasado este periodo de tiempo, es necesario que lo haga para eliminar todas las bacterias y la sangre que se derramó.

En un vaso de agua tibia coloque una cucharada sopera de sal gruesa y media de bicarbonato de sodio. Enjuague su boca y haga varios buches con esta mezcla tres veces al día durante 2 semanas. Después del segundo día ya puede lavar sus dientes, hágalo con una pasta dental suave y un cepillo de cerdas bien suaves.

Cepille muy despacio la zona donde se realizó la extracción y a su alrededor, para que no se acumule placa, residuos o bacterias, y para evitar el mal aliento. Si desea usar enjuague bucal mézclelo con agua las primeras semanas.

No utilice palillos o escarbadientes para higienizar su boca porque puede producir hemorragias intensas. Dieta diaria Debe comer alimentos muy bien triturados y hecho papillas.

También debe evitar los alimentos sólidos y duros y los que poseen semillas y partículas pequeñas que puedan dirigirse a la operación.

Los alimentos líquidos y los caldos son ideales, la gelatina y el yogur también es importante que consuma después de la extracción, además debe tomar mucha agua durante el día.

Proteger el estómago Es muy común que se produzcan nauseas y vómitos debido a que los remedios y la medicación pueden afectar al estomago. ara calmar estos síntomas puede beber un con poca azúcar después de que se produzcan, o si lo prefiere puede tomarse un protector de estómago.

En la farmacia pueden recetarle uno que se ajuste a sus necesidades.fuente mujerstyle.com

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

pao240209 (07/09/2012)

hola... me sacaron una cordal hace 8 dias y todavia me duele un poco... hoy hice buches y me salieron unos couagulos pequeños ... hay algun problema en eso?

1
+ -

DrGetologo (08/11/2012)

Estimado Pao,
El problema si vistes esos cuagulos es que tus tripas han empezado a desintegrarse por los efectos secundarios de la anestesia. Poco a poco todos tus organos iran saliendo por esa pequena endija. Es broma..., tranquilo, no te pasara nada. Eso es normal.
Saludos

0
+ -
Responder

Norma (05/12/2012)

Hola, tengo 45 años y me esta creciendo una muela, que me esta causando molestia,sale mal olor y está última posición.
Mi consulta es si,¿es posible extraerla o la dejo? (cosa que no quiero dejarla por que me molesta)
Gracias, Espero su respuesta.

0
+ -
Responder

Zergio (14/01/2013)

Doc. mañana me extraen dos cordales, en la radiografía parecen no estar muy profundas es mas se ven muy cortas en relación con las demás muelas, ser,a q son cortas? y será q me generaran inflamación?

0
+ -
Responder

Mildred (05/02/2013)

Ase dos cemanas me sacaron un cordal ciento una precion en las quijadas eso es normal

0
+ -
Responder

sebastian (06/02/2013)

Doctor hace una semana justamente el miércoles pasado me sacaron las 4 cordales y yo mantengo una buena higiene bucal pero me sale mal aliento que debo hacer?

0
+ -
Responder

lavico (14/02/2013)

doctor hace 8 dias me hicieron una cirugia maxilofacial, una cordal q estaba atrevesada, sera que ya puedo hacer ejercicio y asistir al GYM, aunque todavia tengo puntos.

0
+ -
Responder

Magaly (07/03/2013)

La semana pasada fui a donde la odontologa y resulta que no pudo sacar la cordal, solo quito los quistes y la corona y me suturo y me dijo que habia que esperar a que la raiz bajara...imaginese!! Ahora 6 dias despues y todavia no puedo comer ni abrir la boca bien. Hoy tendre que ir a una clinica de cirujanos dentales a ver que fue lo que me hizo!!!

0
+ -
Responder

ariel (02/11/2013)

hola yo a mi me extrayeron los cordiales hace 6 meses y hay una pequeña bolita que nunca se me bajo y haora esta bien inflamada me duele y esta dura y como con fiebre es en la quija. alguien que me ayude ya he bebido desinflamatorios. y sigo igual.