Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Deportes escriba una noticia?

El muchacho desobediente que dio a México su primera medalla en Rio-2016

19/08/2016 12:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Luego de ver a sus atletas caer uno a uno en los Juegos Olímpicos, México disfruta el jueves por fin de una medalla, ganada por un boxeador que hace un año tuvo que pedir dinero en la calle para poder llegar a Rio-2016.

Misael Rodríguez llegó al boxeo por desobediente. Cuando vivía en su natal Chihuahua, al norte de México, a Aurelia Oliva, su madre, no le hacía gracia que se metiera a un deporte de intercambio de golpes. Prefería verlo jugar al fútbol, pero a él le aburrió eso de patear la pelota.

"No sé por qué empezó a boxear, pero sus entrenadores me decían: ?este es boxeador nato?", recuerda Aurelia de cuando su hijo tenía 15 años.

Desde el principio, el ?Chino? recibió el apoyo de su madre, pero "yo no quiero torneos", le dijo ella preocupada por los golpes que pudiera recibir. Misael no le hizo caso y se convirtió en campeón estatal, donde le fracturaron la nariz.

Después llegó el título nacional y fue entonces cuando lo reclutó el Comité Olímpico Mexicano. En 2014 ganó la plata en los Juegos Centrocaribeños de Veracruz.

- Pedir en las calles -

image

Con una hoja de papel que tenía escrito su nombre y la frase "Medalla de bronce Juegos Panamericanos Toronto 2015", en septiembre de ese año Misael y sus compañeros de la selección mexicana de boxeo salieron a las calles de la Ciudad de México a pedir monedas para juntar el costo de los pasajes para el Mundial de Doha donde habría de seguir su fogueo rumbo a Rio-2016.

Para los jóvenes púgiles esto fue necesario porque a esas alturas el Gobierno federal mexicano ?a través de la Comisión Nacional del Deporte- ya le había restringido los recursos a la Federación de Boxeo, acusándola de prácticas irregulares en el manejo de los fondos.

Más sobre

Ante tal situación, Abner Mares, boxeador profesional, prestó a sus paisanos el gimnasio que tiene en California y les dio además un donativo en efectivo para impulsarlos rumbo a Doha.

A pesar de tal antecedente y por ironías de la vida, el pasado lunes, cuando ya habían pasado 10 días de competencias en Rio-2016 y México no había ganado nada, Misael se convirtió en tema de conversación y en orgullo nacional por haberse asegurado la medalla de bronce al vencer en su pelea de cuartos de final al egipcio Hosam Hussein.

En ese combate, el ?Chino? se dejó ver como un boxeador de los llamados fajadores, de esos que le entran con valentía al intercambio de golpes.

El jueves perdió en semifinales contra el uzbeco Bektemir Akhmadaliev y se llevó el bronce.

- Renace el boxeo mexicano -

La presea de bronce de Misael tiene un valor especial porque llegó en un deporte en el que México ha perdido protagonismo a nivel olímpico.

Si bien el pugilismo es una de las dos disciplinas que más metales olímpicos ha dado al deporte mexicano con 13 ?igual que los clavados- hacía ya mucho tiempo que ningún boxeador azteca se subía al podio. El anterior fue Cristian Bejarano en Sídney-2000.

Más peculiar resulta la conquista de Misael porque lo hizo en una categoría donde México ha tenido muy pocos exponentes destacados a niveles amateur y profesional: los pesos medios (75 kilos). El boxeo mexicano se ha distinguido más por las divisiones livianas (minimosca, mosca, gallo, pluma, ligero o wélter).

Este muchacho que pedía dinero para solventar su participación en Rio-2016 quizás sea su único medallista de estos Juegos.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Deportes (10610 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3530
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.