Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Mubarak, enemigo de Egipto

11/02/2011 01:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El rais decide enrocarse y no ditir

Mubarak, enemigo de Egipto

El presidente Mubarak, quien dio a veces pruebas de clarividencia política y casi siempre de oficio, ha cometido el peor de los pecados: convertir su propia peripecia personal y la gestión de su imagen en una complicación extraordinaria para resolver la grave crisis en que su mala cabeza ha metido a Egipto.

Ha decidido enrocarse: no dimite, cede el trabajo de la sedicente “ transición política” a su segundo, el no muy recomendable Omar Suleimán, dice que se quedará “ hasta septiembre” , como quedó dicho en su inolvidable primer discurso del día 28, sugiere cinco enmiendas constitucionales y no desdeña el toque nacionalista: “ nunca aceptaré los dictados del extranjero” (… .) y “ aquí estaré hasta que me reciba la tierra egipcia” .

Retórica y realidad

Aunque por lo general soso y sombrío, según quienes le conocen, Mubarak optó ayer por el tono teatral, un punto grandilocuente y trasnochado para mezclarlo con la dramática situación a la que hace frente: una rebelión social de una envergadura incluso material sin precedentes: hasta un millón de personas pidiendo su dimisión.

Un patriota haría exactamente eso: dimitir. Y no solo por generosidad y sentido común o deber social, sino para facilitar las cosas al hombre en quien ha delegado las funciones, el trabajo de hacer la sedicente “ transición” que durará “ desde hoy mismo hasta septiembre” . Recuérdese que la oposición, muy cuerda y patriótica en cambio, había accedido – tapándose la nariz – a negociar con Suleimán con la sola condición de que, previamente, el “ rais” dimitiera.

¿Qué hacer ahora?

Omar Suleimán también habló ayer, después del jefe del Estado y fue para decir que la muchedumbre vuelva a casa, se deje de protestas y, desde luego, no vea “ televisiones extranjeras por satélite” , que engañan con la verdad desnuda, unas árabes, otras norteamericanas y algunas europeas.

¿Qué va a hacer Omar Suleimán si, como es seguro, nadie acude a su convocatoria? Es sencillo: preparar las citadas enmiendas constitucionales – que versarán sobre aspectos clave, como condición para ser candidato, plazos y exenciones, normativa electoral y la cuestión central de la derogación del estado de excepción, en cuyo nombre se han cometido tropelías sin cuento.

Más sobre

Un parlamento salido de las vergonzosas elecciones legislativas de diciembre (noventa por ciento de diputados del PND) las refrendará por unanimidad y así, ganando una semana tras otra, se llegará a septiembre cuando, se puede suponer, habrá una elección presidencial honrada que podrá ganar, en principio, un opositor.

Un enroque impresentable

Mubarak y Suleimán saben lo que todos: nada será igual en Egipto, con Mubarak o sin Mubarak, y la democratización es inevitable. De modo que podrían asumir el proyecto como un último servicio al país, una especie de sacrificio que hasta implicó la renuncia de uno de ellos, el primero, con una salida honorable y formalmente digna.

Pero no. Yo o el diluvio, parece decir el orgulloso octogenario que sacó a relucir, sin venir a cuento, su hoja de servicios en la guerra y en la paz, en la victoria (no está claro cuál) y la derrota etc. Una retórica fuera de lugar en vez de la sencilla y clarividente asunción de la realidad. En definitiva Mubarak ha llevado a cabo una inmensa provocación.

La crisis sigue

Lo que es seguro es que el esperado discurso y la antipatriótica conducta del general Mubarak, no pone fin a la crisis. Y, lo que es peor, podría agravarla. Nadie sabe con certeza cuál es el auténtico estado de ánimo de las fuerzas armadas que ayer pasaron el día en reuniones del alto mando y haciendo esporádicas declaraciones como “ protectores del pueblo y sus demandas” .

En realidad, la situación no ha variado en nada y el hecho central, la actitud final de los militares, únicos que podrían cambiar las cosas rápidamente, tampoco. La clave de la situación política y de seguridad reside en el secreto de la histórica jornada de ayer: ¿los militares son sus cómplices o esperan al acecho?

Elena Martí es periodista y analista política


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2015
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.