Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Los moldavos acuden nuevamente este miercoles a las urnas

28/07/2009 14:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los moldavos acuden nuevamente mañana a las urnas después que el Parlamento resultante de las anteriores elecciones en abril no consiguiera elegir al nuevo presidente del país y se viera abocado a convocar comicios anticipados. Como entonces, los ciudadanos deberán elegir entre el Partido Comunista, que controla esta antigua república soviética desde su independencia y pregona una relación estrecha con Rusia, y la oposición liberal, que defiende un acercamiento a Occidente.

El presidente saliente y líder del Partido Comunista, Vladimir Voronin, que quiere mantenerse cerca del poder tras abandonar su cargo, ha advertido a los moldavos que votar contra su partido mañana pondrá al país en peligro de extinción.

Voronin se vio obligado a disolver el Parlamento el mes pasado y a convocar elecciones después de que la oposición boicotearan por segunda vez la elección de su candidata, la hasta entonces primera ministra, Zinaida Greceanii, quien, tras ver truncada su carrera hacia la jefatura del Estado fue reconfirmada en el cargo por los diputados.

Enclavada entre Ucrania y Rumanía, país miembro de la Unión Europea con el que comparte lazos étnicos y lingüísticos, Moldavia dependen económicamente de Rusia. Además, Moscú cuenta con tropas en la región separatista de Transdnistria.

Esto ha llevado a que durante la campaña, Voronin haya acusado a los partidos de la oposición, más pro rumanos en apariencia, de que esperan ver a Moldavia absorbida por su vecino occidental. El hecho es que gran parte de lo que hoy en día es Moldavia fue en otros tiempos parte de Rumanía y unos 800.000 moldavos, en respuesta a una oferta de Bucarest, han logrado o solicitado la nacionalidad rumana.

Voronin, popular entre las personas mayores y los votantes rurales, también ha acusado a Bucarest de fomentar la violencia que emergió en el país tras la victoria de los comunistas en las elecciones del 5 de abril. Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, asaltaron la oficina de Voronin y el Parlamento durante las protestas, mientras los partidos de la oposición se distanciaron de estos hechos si bien denunciaron que los comicios fueron fraudulentos.

El actual presidente, de 68 años, inicialmente se alineó con Rusia, luego cambió por Rumanía durante un tiempo, pero de nuevo ha vuelto a decantarse por el Kremlin. Voronin no puede optar a un tercer mandato, ya que la Constitución no lo permite, pero contaba con seguir en la escena política como presidente del Parlamento.

PARTIDOS

En total, diez partidos compiten en las elecciones de mañana y deben superar el umbral del 5% de los votos para conseguir uno de los 101 escaños con que cuenta en Parlamento moldavo. El Partido Comunista es el favorito, según los sondeos, y lograría el 30% de los votos, frente al 50% obtenido en los comicios de abril.

Por su parte, tres partidos de la oposición, más populares entre los votantes de las ciudades, cuentan con un apoyo combinado del 30% o incluso superior, según las encuestas. Así, el Partido Liberal (centro-derecha) del veterano parlamentario Mihai Ghimpu, que aboga por lazos "fraternales" con Rumanía, entrada en la UE y la OTAN y salida de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), se haría con el 13% de los votos.

El Partido Liberal Democrático (centro-derecha) de Vlad Filat cuenta con un respaldo del 7%, frente al 12% obtenido en abril. Filat dice que su partido quiere construir un estado verdaderamente democrático en Moldavia y conseguir la integración del país en la Unión Europea.

Más sobre

Por último, el centrista Partido Democrático ha visto subir su apoyo del 4% al 10%, en parte por su nuevo líder, Marian Lupu, que desertó de las filas comunistas tras expresar su desencanto por Voronin.

Los analistas apuntan a que el carismático intelectual podría unirse de nuevo a los comunistas si Voronin abandona la política. Algunos afirman que Lupu, que está haciendo campaña con el eslogan 'Debemos poner fin a la guerra política", podría actuar como mediador capaz de poner fin a la disputa entre izquierda y derecha en el Parlamento e incluso podría llegar a convertirse en presidente.

Por otra parte está la Alianza Nuestra Moldavia (AMN), una fuerza de derecha que como otros dos partidos liberales, es abiertamente anticomunista. Esta alianza obtuvo el 10% en abril, pero en esta ocasión los sondeos apuntan a que conseguirá menos del 3%, lo que le dejaría fuera del Parlamento. Su líder, Serafim Urecheanu, es un antiguo dirigente sindical con buenas relaciones y ex alcalde de Chisinau.

DENUNCIAS DE FRAUDE

No obstante, ya antes de que los ciudadanos hayan acudido a las urnas han emergido denuncias de fraude. Ayer, la oposición acusó al gobernante Partido Comunista de amañar las elecciones legislativas y de hacer un uso abusivo de los medios de comunicación, al tiempo que instó a los votantes a expulsar del poder al que describió como el último "régimen" comunista de Europa.

"Los comicios ya se han amañado mediante la utilización de estructuras estatales en la campaña y la agresiva actuación de los medios de comunicación pro comunistas como verdugos al servicio" del presidente Voronin, aseguró en una rueda de prensa el líder de los Liberaldemócratas, Vlad Filat, en el último día de la campaña electoral.

"En Europa, el comunismo como régimen político (...) sólo sigue existiendo en Moldavia", dijo en un comunicado un grupo de partidos liberales tras llevar a cabo una modesta manifestación en Chisinau. "En estas elecciones tenemos la oportunidad de pasar esta espantosa página de una vez por todas", añadió.

El Partido Comunista, por su parte, que ha conseguido una cobertura favorable por parte de los medios de comunicación, acusó a sus rivales de ser incapaces de admitir su inminente derrota en las urnas.

"El estado moral de la oposición es tal que su disposición a cometer fraude y difamación presenta una amenaza real a la libre expresión de la voluntad el 29 de julio", destacó en una rueda de prensa Marc Tcaciuc, que dirige la campaña de Voronin.

CRITICAS DE OBSERVADORES

Entretanto, la Liga para la Defensa de los Derechos Humanos en Moldavia (LADOM) presentó ayer su tercer informe sobre su observación de la campaña electoral y denunció el uso de recursos públicos en beneficio de los candidatos, la intimidación de los votantes y la oferta de regalos a los electores, entre otros abusos.

"Si tenemos en cuenta todas las infracciones de la legislación electoral que hemos mencionado en el informe, podemos decir que las elecciones del 29 de julio no serán libres ni, en el mejor de los casos, parcialmente libres", afirmó el presidente de LADOM, Paul Strutzescu, citado por la agencia Info-Prim-Neo.

Según Strutzescu, los métodos empleados por los candidatos a las elecciones han empeorado. Así, LADOM denunció que se han colgado carteles electorales en lugares no autorizados.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1958
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.