Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jgperez escriba una noticia?

Estar en la moda energética … ¿Será estar “On Grid”?

03/10/2017 04:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estar conectado a la Red, puede ser una gran solución energética para los países. Un enfoque básico para quien desee profundizar en el tema, pero especialmente, para quien desee poner en práctica una estrategia energética y financiera familiar, comercial o industrial

Tomando como punto de partida, que el enfoque de eficiencia energética funciona y aplica para todos los escenarios, independientemente de la fuente, nos permitimos exponer una tendencia en generación, que está empezando a tomar varios espacios de nuestro mercado.

Si observamos que dentro de todos estos sistemas de generación que tienen relevancia en la matriz energética mundial, están desde los que usan combustible fósil como petróleo, gas y carbón; hasta los de energía renovable, tales como las hidroeléctricas y, las verdes, solar (fotovoltaicas) o eólicas, así como también, las biomasas.

Ahora bien, dado que nuestra tendencia es a impulsar la energía verde, pretendemos apoyar e incentivar el desarrollo de iniciativas, proyectos, estudios, investigaciones que vayan en esta dirección.

Desde hace muchos años, hemos aprendido que la generación de energía viene atada a la construcción y puesta en marcha de grandes plantas, presas para hidroeléctricas o grandes superficies “sembradas” con paneles solares o con sistemas eólicos. Así  como otros sistemas, que dependen de la recolección de considerables cantidades desperdicios para la producción de energía; todos ellos con la inversión, a su vez, de grandes cantidades de dinero hasta conseguir su puesta en operación.

No obstante, desde hace poco tiempo, existe la idea de impulsar la generación con el “apoyo de todos”…. ¿ Cómo ?

Una opción que se ha estado manejando, está basada en la versatilidad de los sistemas fotovoltaicos (SF), en la cual, cada casa, edificio, comercio o industria, podrían tener instalados paneles solares en sus techos, de manera tal que les permita “autogenerar” energía según la capacidad que sea instalada.

Incluso, más recientemente se están creando materiales traslúcidos, para el recubrimiento de las paredes externas de edificios para oficinas, que les permite captar la radiación solar y conectarse al sistema fotovoltaico para generar energía.

Dependiendo del caso y la capacidad instalada, requerirá tomar una importante decisión…

¿Por cuál esquema optar: “On Grid” u “Off Grid”?

El sistema se conoce como “On Grid, cuando está conectado a la Red de distribución pública. Para ello, se requiere de la instalación de un medidor “bidireccional”, que permita, cuando ocurra, suministrar parcial o totalmente, la energía producida a la Red. Es decir, la instalación realizada tendrá la capacidad de generar cierta cantidad de energía durante las horas de radiación solar productivas y, dependiendo del nivel de carga que reciba, de lo generado, la instalación consumirá la cantidad requerida; el excedente, será suministrado a la Red.

Un análisis básico de lo que implica estar conectado a la red de distribución eléctrica, cuando las legislaciones de los países lo permiten

Dependiendo de la legislación vigente el país, este “sobrante” que se inyecta a la Red, podría ser reconocido por la compañía que presta el servicio eléctrico, como un crédito, aplicable a la factura de energía, permitiendo generar ingresos que mitiguen la inversión realizada.

El otro esquema es “Off Grid”, en este caso, ya sea por decisión o por obligación, el sistema instalado no está conectado a la Red de Distribución de energía eléctrica. Se les reconoce como sistemas aislados. Es muy habitual en lugares remotos, distantes de la Red. No obstante, pudiera darse el caso que, independientemente se tenga acceso próximo a la Red, el usuario tome la decisión de estar fuera de ella, por tener la capacidad de “suficiencia de autogeneración”; no sólo por la capacidad  instalada que llegue a cubrir su demanda, sino que, además, estos sistemas tienen un banco de baterías que les permite funcionar por el tiempo programado, durante la ausencia de radiación solar, por ejemplo, durante la noche.

 El tercer esquema es el híbrido; es decir, tendríamos un sistema que tiene la capacidad de generar energía para satisfacer su demanda, está conectado a la Red con un medidor bidireccional, pero a su vez, tiene un banco de baterías que le permite utilizar el sistema en caso que lo requiera; por ejemplo, una falla del servicio eléctrico de la Red en horas que no haya radiación solar y/o por períodos extensos de interrupción del suministro eléctrico.

Aunque hemos hecho referencia a sistemas fotovoltaicos, estos mismos esquemas podrían también aplicarse a otros métodos de generación que sean fáciles de instalar en “pequeños espacios o superficies”.   

Recomendamos la revisión de la legislación local, de forma tal de tener claro los escenarios fiscales y normativos, para que no tomen por sorpresa al usuario y así, evitar situaciones que no sean agradables.

Lo cierto es que, analizando un escenario de “producción masiva de energía”, podríamos ver varios cambios interesantes, señalaremos algunos de ellos:

  • Reducción en la demanda a la Red, consecuentemente una reducción y descargando a la línea (acometida) del consumo total o parcial de la energía “autogenerada”.
  • Posibilidad de incorporar excedente de generación a la Red. Es decir, cuando el Sistema descargue energía a la Red, esto hará que el Sistema de Distribución Eléctrico aumente su “capacidad de generación”, permitiendo un crecimiento en la oferta de la Red.
  • El Sistema de Distribución Eléctrica tendría mayor disponibilidad para reorientar sus recursos; por ejemplo, podría ampliar su alcance para “recolectar energía” de áreas; así como llevarla a otros espacios remotos.
  • Desde el punto de vista ambiental, impulsar estos esquemas, incidiría directamente sobre algunos aspectos fundamentales:
    • Disminución en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).
    • Reducción en la afectación de grandes superficies forestadas.  
    • Minimizar el posible impacto en comunidades que habitan en las extensas superficies afectadas por los grandes proyectos energéticos.
  • Si el usuario de este esquema, suma a su solución algún programa de control y administración de su sistema, le permitirá monitorear la cantidad de energía generada, la  utilizada, energía suministrada a la Red, cualquier falla o anomalía en el sistema; entre otros beneficios. 

Definitivamente, incentivar estos esquemas, obligará a los estados y a las empresas que se dedican a la generación a gran escala, a rediseñar sus modelos de negocios y descubrir nuevas oportunidades.

José Gregorio Pérez Mendoza

jgperezm@gmail.com

@jgperezm

 


Sobre esta noticia

Autor:
Jgperez (7 noticias)
Visitas:
4234
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.