Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Mladic califica de "monstruosos" los cargos que se le imputan en su primera comparecencia ante el TPIY

03/06/2011 12:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ex comandante serbo-bosnio Ratko Mladic, uno de los presuntos criminales de guerra más importantes del mundo, se ha negado, en su primera comparecencia ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), a declararse inocente o culpable de los "monstruosos" cargos que se le imputan, razón por la cual el juez que preside el caso ha fijado para el 4 de julio la próxima sesión del proceso.

Ratko Mladic, antiguo comandante militar de los serbo-bosnios durante la guerra de Bosnia, fue detenido el pasado 26 de mayo en la localidad de Lazarevu, en la región serbia de la Voivodina (norte), después de 16 años huido de la justicia, y fue extraditado a La Haya y encercelado en el centro de detención de Scheveningen el pasado 31 de mayo.

La primera comparecencia comenzó a las diez de la mañana, hora local y española. "Soy el general Mladic", respondió el ex militar, con voz tranquila y vestido con chaqueta, camisa oscura y corbata, a la pregunta del juez holandés Alphons Orie sobre su identidad. Posteriormente, Orie preguntó a Mladic si había nacido el 12 de marzo de 1942 en Bozinovic (Bosnia), pero éste le corrigió y aseguró que había nacido un año más tarde.

A continuación, Orie --flanqueado por los otros dos jueces del caso, el alemán Christoph Flige y el sudafricano Bakone Moloto-- le leyó sus derechos, y a su pregunta de si los había entendido, Mladic se limitó a reponder: "Soy un hombre gravemente enfermo y necesito algún tiempo para pensar".

Mladic reconoció posteriormente que había recibido el acta de acusación en idioma serbio, pero advirtió de que no la había leído ni había "firmado nada". "No sé cuáles son los cargos, necesitaré dos meses para leerlos", agregó. Durante toda su comparecencia estuvo acompañado por el abogado de oficio que le ha asignado el TPIY, el serbio Aleksandar Aleksic.

Posteriormente, Mladic, en su mismo tono de voz tranquilo, declaró que no quería oír "ni una sola palabra" de las acusaciones. Pese a ello, se vio obligado a escuchar, en boca del magistrado, la lectura de un resumen de los once cargos, que incluyen delitos como genocidio, persecución, deportaciones masivas y homicidios. En el momento concreto en que el juez leía la parte correspondiente a la matanza de Srebrenica, Mladic negó con la cabeza.

"MONSTRUOSAS ACUSACIONES"

Tras la lectura de las acusaciones, Mladic declaró: "Señor Orie, me gustaría tener más tiempo para defenderme de estas monstruosas acusaciones contra mí, para leerlas bien y pensar sobre ellas junto con mis abogados, necesito más tiempo para defenderme de estas monstruosas afirmaciones que nunca antes había oído".

En respuesta, el juez le advirtió de que "todos los acusados" tienen derecho a un mes para declararse culpables o inocentes, "no para preparar la defensa, para la cual disponen de mucho más tiempo". Finalmente, y de acuerdo con las normas del TPIY, el juez decidió concederle un mes para estudiar los cargos y pronunciarse sobre ellos. En consecuencia, Alphonse Orie ha fijado para el 4 de julio a las diez de la mañana la próxima comparecencia de Ratko Mladic.

Posteriormente, Mladic hizo el gesto del 'tiempo muerto' habitual en el baloncesto para solicitar que se le concediera el derecho a hablar con su abogado a fin de plantear ante el tribunal cuestiones relacionadas con su estado de salud.

Al término de un receso de diez minutos, el juez Orie preguntó a Mladic si deseaba hacer estas precisiones sobre su salud en público o en privado. Mladic hizo el gesto de aplaudir la propuesta del magistrado y tomó la palabra para pedir que se le permitiera hablar en privado. Finalmente, el TPIY ordenó que se suspendiera la emisión de la vista ante los medios de comunicación.

Más sobre

El abogado de la familia de Mladic, Milos Saljic, había intentado paralizar el proceso hasta última hora, sin éxito. Después de argumentar, cuando Mladic todavía se encontraba en Serbia y a fin de evitar su extradición, que el ex militar sufría graves problemas de salud derivados de dos infartos cerebrales, ayer jueves aseguró que Mladic había sido tratado por un cáncer en 2009.

Aleksandar Aleksic aseguró ayer que el ex general serbo-bosnio había sido ingresado en el hospital de la prisión del Tribunal de La Haya y que su estado de salud se había deteriorado después de muchos años de negligencia en sus cuidados médicos. Por su parte, la ministra de Justicia serbia, Snezana Malovic, afirmó que el supuesto cáncer denunciado por el abogado de la familia formaba parte de los esfuerzos de Saljic para evitar su juicio y el fiscal adjunto para crímenes de guerra de Serbia, Bruno Vekaric, se limitó a calificarlo de "farol".

SREBRENICA

El ex militar serbo-bosnio ha sido acusado por el TPIY de once cargos por genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad en el marco de la campaña de "limpieza étnica" que caracterizó el conflicto de Bosnia y Herzegovina (1992-1995), durante el cual murieron alrededor de 130.000 personas. Los sectores nacionalistas serbios consideran a Mladic un héroe que defendió a su nación y cuyas actuaciones no fueron peores que las de los comandantes bosniaco-musulmanes y croatas que participaron en la guerra.

En cuanto a los cargos a que se enfrentará Mladic, la portavoz del Tribunal de La Haya, Nerma Jelacic, declaró el pasado martes a la prensa serbia que el TPIY había decidido reducir de quince a once los cargos contra Ratko Mladic a fin de "armonizarlos" con los del ex presidente serbo-bosnio Radovan Karadzic, detenido en 2008 después de quince años de fuga.

No obstante, el Tribunal todavía no ha tomado ninguna decisión sobre la posible unificación de los juicios contra ambos imputados. En todo caso, precisó Jelacic, esta reducción de cargos no implicará una reducción en el número de los crímenes, ya que se le sigue acusando de 70 casos cometidos en cerca de 60 escenarios.

Concretamente, el llamado 'carnicero de los Balcanes' se enfrentará a dos cargos de genocidio por su presunta implicación directa en la muerte de cerca de 8.000 varones bosniaco-musulmanes de todas las edades en el enclave bosnio de Srebrenica (próximo a la frontera con Serbia) en julio de 1995.

También ha sido acusado de genocidio por hechos sucedidos entre mayo de 1992 y mayo de 1993 en las ciudades de Zvornik, Vlasenica y Visegrad, en el este de Bosnia, y en la llamada 'Krajina' bosnia, en Prijedor y Kljuc, y ha sido imputado de crímenes de guerra y contra la Humanidad por, entre otros hechos, los actos de terror cometidos contra los civiles durante los 43 meses que duró el asedio de Sarajevo.

Mientras se celebraba la vista, la cadena de televisión Al Yazira mostró, simultáneamente, la imagen de a varias madres de las víctimas de la matanza de Srebrenica que observaban en directo, visiblemente emocionadas, la comparecencia de Mladic.

A juicio del abogado Axel Hagedorn, que representó a las Madres de Srebrenica en la denuncia presentada por las víctimas contra el Estado holandés a causa de la incapacidad de los soldados neerlandeses de la ONU para impedir la matanza, ha advertido de que la "mayor preocupación" es que el proceso contra Mladic se prolongue en exceso e impida que se llegue a un veredicto antes de que fallezcan muchas de las madres o incluso el propio Mladic.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1246
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.