Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El misterio de Sirio rojo 1

28/05/2010 17:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existe una desconcertante enigma con respecto a la estrella más brillante del cielo, Sirio, que ha sido presentada por algunos como evidencia de apoyo de la hipótesis del paleocontacto con extraterrestres. Sin embargo, científicos Como Sagan y otros han señalado, tienen explicaciones más mundanas que no implican encuentros con extraterrestres.

Sirius B es una enana blanca mucho más débil que Sirio A. Para un astrónomo aficionado es bastante difícil fotografiar la componente menor

En la década de 1930, el antropólogo francés Marcel Griaule comenzó un estudio de la tribu dogon en lo que hoy es la República de Malí. Como la mayoría de los pueblos indígenas, los dogon tenían un amplio folclore relativo a los cielos. El problema era que gran parte de sus conocimientos no sólo eran correctos, sino que estaban mucho más allá de lo que pudieron razonablemente saber por sí mismos. Sabían que la Tierra gira sobre su eje, que los planetas giran alrededor del Sol, que Júpiter tiene cuatro satélites principales, y que Saturno tiene un sistema de anillos. También hablaron de una compañera invisible de Sirio, que era muy pequeña y pesada y que describía círculos alrededor de Sirio en 50 años. Tal afirmación habría sido tratada como una pura fantasía por ningún científico occidental de principios del siglo XIX. Sin embargo, en 1844 Friedrich Bessel descubrió un bamboleo en el movimiento de Sirio, que sólo podría explicarse por la presencia de un compañero invisible con un período de alrededor de medio siglo. 18 años más tarde, Sirio B fue descubierta al probar un nuevo y potente telescopio. Los cálculos de la órbita revelaron que tenía una masa similar a la de su famosa vecina, pero con un brillo 10000 veces más menor. De hecho, ahora se sabe que es un tipo muy evolucionado de una estrella llamada enana blanca.

Más sobre

¿Cómo los dogon, sin ningún tipo de ayudas tecnológicas, se ha puesto al descubierto los secretos de Sirio B? En su libro, El Misterio de Sirio, El autor Richard Temple defendió la posibilidad de que estos conocimientos tuvieran una participación alienígena. En una visita pasada a la Tierra, señaló Temple, los extraterrestres dieron a los antiguos egipcios un curso acelerado en la astronomía. Esta información (aunque sorprendente no tiene apoyos en ningún registro egipcio) esta información fue filtrada a través de los Dogon que se cree que emigraron desde su actual ubicación de algún lugar en el norte de África, posiblemente Libia, hace varios cientos de años. Aunque se trata de una posibilidad intrigante, Carl Sagan ha señalado que hubo viajeros que pasaron por lo que se conocía anteriormente como el África occidental francesa a finales del siglo XIX y principios del XX. Estos exploradores, misioneros y diplomáticos, muchos de ellos bien educados, sin duda, habrían entrado en contacto con los dogon, y durante estos encuentros no es descabellado suponer que ambas partes intercambiaron creencias. Los dogones, sin duda, habrían tenido ganas de aprender más sobre los objetos en el cielo como Venus, Júpiter, Saturno y Sirius, que ocupaban un lugar destacado en sus creencias, incluidos Venus, Júpiter, Saturno y Sirius. De esta manera, podrían haber llegado a escuchar sobre los verdaderos movimientos de la Tierra, los satélites galileanos de Júpiter y los anillos que rodean al sexto planeta de nuestro sistema. Además, aunque sus mentores no tenían más que un interés secundario por la astronomía, bien pudieron haber llevado libros de referencia o haber leído el reciente descubrimiento que la estrella del Can Mayor tenía una compañero pequeña y superdensa. No es difícil imaginar, argumentó Sagan, que los dogon hubieran incorporado detalles como en su marco mitológico y, que a continuación, una o dos generaciones más tarde, las relataron a un antropólogo que no sabía que había habido una contaminación cultural.

Continuará...

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
3875
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.