Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

"Soy el mismo chico que se fue de aquí hace 13 años"

02/02/2010 09:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entrevista con Juanfran, ex lateral del Valencia que a sus 33 años regresa al Levante

Es mediodía. Y medio centenar de seguidores del Levante se atrincheran en las gradas del Ciudad de Valencia. Entre ellos, dos personas aguardan con especial emoción a que salga por el túnel de vestuarios la nueva y última incorporación para el equipo granota. Son el padre y la madre de Juanfran García, un auténtico trotamundos. El lateral regresa al Levante, el equipo en el que se formó, 13 años después.

Y lo hace, en parte, porque a sus 33 las prioridades ya no son las mismas que las que puede tener un futbolista a los 20. "La familia siempre tira para casa. Además, uno ya no está solo. Tengo una cría. Así, volver a tu casa y a tu ciudad es mucho más agradable". Su madre, cuenta, está más que contenta. "No por su hijo, ni por su nuera", dice risueño, sino porque va a poder disfrutar de su nieta Carmen, de dos años.

Juanfran es aclamado cuando salta al terreno de juego, con vaqueros y zapatillas. El recibiemiento es caluroso. No como el que se rinde a una estrella. Más bien, como el que se ofrece a un colega. "¡Bienvenido a tu casa!", le gritan. Y él, esconde el rostro, casi ruborizado. "Pocos jugadores se pueden sentir tan orgullosos de volver a su casa. Estoy ilusionadísimo de volver a pisar este césped".

El presidente del club, Quico Catalán, le baña en elogios, porque ningún otro jugador ha presumido tanto de ser Levante como lo ha hecho Juanfran "allá donde ha estado". Tras un breve discurso, ralentizado por un ligero problema de tartamudez, el defensa posa vestido de corto -exhibe una figura finísima-, reparte unos cuantos balones entre los aficionados y regresa unos minutos más tarde, de nuevo con sus vaqueros, para atender a los periodistas.

Asegura que llega en buen estado de forma, aunque no sabe si estará disponible para disputar la próxima jornada. El Levante, quinto clasificado de la Segunda división, jugará contra el Cádiz. Hoy, explica, hablará con el entrenador, Luis García Plaza, para explicarle cual ha sido su trabajo en los últimos días. "He estado entrenándome en solitario durante seis días con el preparador físico. Pero los últimos tres días no he trabajado".

No le falta ritmo. Ha jugado once partidos de titular con el AEK de Atenas, de donde llega cedido hasta final de temporada. Y confía en quedarse: "He venido para seis meses, pero tendremos que tener una charla para que esto siga". Afirma que no se ciuda especialmente ahora más que cuando empezó a jugar, con 18 años. "No me cuesta mantener la forma física. Aunque ahora tendré que tener cuidado con la paella y con la horchata, que uno viene de fuera, y aunque me llevaba el jamón, allí no tenía paella", bromea.

Más sobre

Juanfran seguirá viviendo a escasos 2.000 metros del estadio donde juega el Levante, cerca de sus hermanos, que también viven en el barrio, el barrio en el que se crió, en cuyas calles jugaba a fútbol de niño. Y el estadio en el que inicó su trayectoria como futbolista, en 1994. Siempre se dijo que el club lo cazó de un equipo de barrio, Los Serranos, a cambio de 40 balones. "Creo que fueron 100 y unos chándals", dijo ayer el futbolista.

Tres años después, tras lograr el ascenso de Segunda B a Segunda, el lateral se marchó al equipo rival, el Valencia. Allí, conoció a sus ídolos: "Tuve la suerte de jugar con Romario. Es el delantero con mejor definición que he conocido y una velocidad excepcional en los últimos tres o cuatro metros. A mí, me marcó. Era mi primer año en Primera. Y entrar en un vestuario con Romario, Zubizarreta, Mendieta o el Burrito Ortega fue fantástico. Pasé de estar viéndolos por la tele a compartir vestuario con ellos", rememora.

Con aquel equipo ganó la Copa del Rey en 1999. Y de aquellos dos años recuerda especialmente el 3-4 en el Camp Nou: "Perdíamos 3-0 y remontamos en un cuarto de hora. No es ningún secreto que el Valencia y el Barcelona no se llevan muy bien. Hay una gran rivalidad".

Luego pasó por el Celta, con el que llegó a disputar la Liga de Campeones, por el Besiktas, el Ajax, el Zaragoza del descenso y, finalmente, el AEK Atenas. Fue 11 veces internacional y participó en el Mundial de Corea y Japón del año 2002. Ni él ni su visión del fútbol han cambiado tras 15 años en activo: "Soy el mismo chico que se fue de aquí hace trece años. El fútbol me ha dado muchas cosas buenas".

Es un futbolista atípico. Titulado en peluquería. Campechano. Y atrevido. De no ser así, no se hubiera marchado a Holanda, Turquía o Grecia, para lo que se procuró un profesor particular de inglés. De su periplo europeo saca muchas cosas positivas: "Convivir en una sociedad distinta te enriquece mucho a nivel cultural".

Fuente: elpais.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
4576
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.