Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cepineda escriba una noticia?

Misión reforestar

09/08/2009 15:32

0 Ante el avance de la erosión, los desiertos y la escasez de agua, nuestra misión es repoblar la Tierra de bosques y proteger celosamente los que aun existen

0

El porqué de la Reforestación

Los bosques juegan un papel fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. Por ello, las selvas y demás bosques son posiblemente el patrimonio natural más importante pero también el más amenazado y depredado por la mano del hombre.

La reforestación es una operación en el ámbito de la silvicultura destinada a repoblar zonas en las cuales en el pasado estaban cubiertas de bosques, y estos han sido eliminados por diversos motivos como pueden ser:

Explotación de la madera para fines industriales y/o para consumo como combustible; ampliación de la frontera agrícola; ampliación de áreas urbanas; etc.

Por extensión se llama también reforestación a la plantación más o menos masiva de árboles, en áreas donde estos no existieron, por lo menos en tiempos históricos.

Objetivos de la reforestación

La reforestación puede estar orientada a:

Mejorar el desempeño de la cuenca hidrográfica;

Producción de madera para fines industriales;

Crear áreas de protección para el ganado, en sistema de producción extensiva;

Crear barreras para protección de cultivos contra el viento;

Frenar el avance de las dunas de arena;

Proveer de madera para uso como combustible doméstico;

Crear áreas recreativas.

Para la reforestación pueden utilizarse especies autóctonas (que es lo recomendable) o especies importadas, generalmente de crecimiento rápido. Las plantaciones y la reforestación de las tierras deterioradas, y los proyectos sociales de siembra de árboles, producen resultados positivos, por los bienes que se producen, y por los servicios ambientales que prestan.

Las plantaciones de árboles constituyen un medio para la absorción de carbono, una respuesta a corto plazo al calentamiento global causado por la acumulación de CO2 en la atmósfera

La reforestación aporta una serie de beneficios y servicios ambientales. Al restablecer o incrementar la cobertura arbórea, se aumenta la fertilidad del suelo, y se mejora su retención de humedad, estructura, y contenido de alimentos (reduciendo la lixiviación, proporcionando abono verde, y agregando nitrógeno, en el caso de que las especies utilizadas sean de este tipo). Si la falta de leña obliga a que el estiércol se utilice como combustible, en vez de abono para los campos agrícolas, la producción de leña ayudará, indirectamente, a mantener la fertilidad del suelo. La siembra de árboles estabiliza los suelos, reduciendo la erosión hídrica y eólica de las laderas, los campos agrícolas cercanos, y los suelos no consolidados, como las dunas de arena.

Al establecer la cobertura arbórea en los terrenos desnudos o deteriorados, se ayuda a reducir el flujo rápido de las aguas pluviales, regulando, de esta manera, el caudal de los ríos, y mejorando la calidad del agua, y reduciendo la entrada de sedimento a las aguas superficiales. Debajo de los árboles, las temperaturas más frescas y los ciclos húmedos y secos moderados constituyen un microclima favorable para los microorganismos y la fauna, y pueden ayudar a prevenir la lateralización del suelo.

Las plantaciones tienen un efecto moderador sobre los vientos y ayudan a asentar el polvo y las otras partículas del aire. Al incorporar los árboles a los sistemas agrícolas, pueden mejorarse las cosechas, gracias a sus efectos positivos para la tierra y el clima. Finalmente, la cobertura vegetal que se establece mediante el desarrollo de las plantaciones en gran escala y la siembra de árboles, constituye un medio para la absorción de carbono, una respuesta a corto plazo al calentamiento mundial causado por la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera.

Como derivados de la actividad de reforestación se pueden desarrollar actividades relacionadas con: Producción de plantas (viveros); producción de madera, pulpa de celulosa, postes, frutas, fibras y combustibles; plantar árboles es un buen método para hacer una reforestación, ya que con esta acción podemos aumentar las plantaciones y la producción de frutos.

Las plantaciones y la reforestación de las tierras deterioradas, y los proyectos sociales de siembra de árboles, producen resultados positivos, por los bienes que se producen, y por los servicios ambientales que prestan.

Las selvas y demás bosques son posiblemente el patrimonio natural más importante pero también el más amenazado y depredado por la mano del hombre

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en