Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Portalgameover escriba una noticia?

Mirando atrás, el 2010 en videojuegos...

22/01/2011 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la llegada de un nuevo año todo son ilusiones y esperanzas de todo lo que está por venir, pero también toca el momento de mirar atrás, de hacer un poco de memoria y recordar lo mejor del año, y también lo peor.

No solamente a nivel personal, ni en el profesional, pues los análisis del programa los hacemos a temporada vista; me refiero también en el terreno de la industria de los videojuegos, del mercado propiamente dicho.

¿Cómo vamos a recordar 2010? ¿Lo recordaremos como un gran año para los videojuegos o por lo contrario como un nefasto periodo para estos? ¿Ha sido un año decisivo? ¿Ha cambiado algo definitivamente para bien o para mal?

Son preguntas a las que he dedicado los primeros días del año, como suelo hacer regularmente por estas fechas, y de las que he extraído varias conclusiones que quisiera compartir, como ya he hecho en alguna otra ocasión, con vosotros.

Conclusiones, opiniones al fin y al cabo, completamente subjetivas y que están abiertas a debate en los comentarios, y que yo resumiría como una nueva sucesión y continuación de un lema que creo define a la perfección los últimos años: "Más y Mejor".

image

2010 ha sido tan largo y variado, que la primera semana de Enero ya aparecía el primer gran juego del año. Tal ritmo no ha sido fácil de seguir.

Es toda una declaración de intenciones en una época en que los más veteranos del mundillo parecemos disfrutar más que nunca de aislarnos en nuestros particulares guetos hardcore.

No es raro encontrarse con opiniones contrarias y muchísimo más negativas; de hecho conozco casos concretos muy allegados que afirman que o éste ha sido un año del que no rescatarían ni un solo título, o que directamente ha sido un año mediocre y olvidable.

No puedo compartir esa opinión, pese a que como jugón de la vieja escuela yo también sienta no en pocas ocasiones la tentación de recluirme en ese gueto proverbial.

Y no lo comparto porque siguiendo la tónica de los últimos años la industria ha seguido creciendo, lo que la convierte en un mercado más rico y floreciente que nunca.

Cada día surgen más nuevas ideas, más desarrolladores que tienen la oportunidad de demostrar su genio, y más títulos dispuestos a maravillarnos con su calidad.

Creo sinceramente que "Más" no tiene porque ser necesariamente sinónimo de "Peor".

image

Un año protagonizado por pájaros cabreados, no puede ser por fuerza un mal año.

Evidentemente "Más" implica también que el mercado se llene de muchísimos más títulos de cuestionable calidad, y sí, es cierto, éste está saturado ya por completo de esos juegos que todos conocemos y que tanta rabia nos suscitan… Pero no olvidemos que estos también tienen su público.

Lo hemos discutido mil veces, y sigo confiando en que un gran mercado, una industria de futuro como ésta, tiene su rincón para cualquier perfil de jugador… Cualquiera, sea cual sea.

Sí, los catálogos están llenos de esos títulos que etiquetamos muy fácilmente como porquerías, pero ¿por qué centrarnos en lo ‘negativo’ cuando podemos pensar en lo positivo?

Mirad vuestras colecciones de juegos… Seguro que no soy el único que se ha sentido este año como mínimo un par de veces completamente desbordado, con títulos y más títulos acumulándose en la estantería esperando su oportunidad. Por mucho que la situación fuera auspiciada por las políticas comerciales de ciertas páginas web de importación, la realidad es que un servidor ha llegado a, literalmente, no tener tiempo para todo.

Durante el 2010 han aparecido grandes títulos, algunos de los cuales voy a guardar en mi recuerdo con especial cariño. Juegos que me han hecho disfrutar, que me han hecho emocionar e incluso llorar. No pocos de ellos contaban con guiones e historias que no tenían nada que envidiar a las más memorables películas de Hollywood.

El nivel ha estado altísimo a todos los niveles, y cuento como mínimo hasta diez títulos que me han hecho vibrar por su calidad y ralea…

¿De cuántos años podemos asegurar lo mismo?

image

¿A quién le importa que hayamos ganado el Mundial? ¡Este año hemos hecho un clarísimo GOTY, joder!

El mercado es fuerte, y el negocio que supone la industria del videojuego es ya una evidente realidad hasta para aquellos ciegos que no quieren ver; ahí están las cifras para demostrarlo.

Por desgracia, el crecimiento tan descarado tiene también sus pegas. Los humildes estudios de antaño han acabado por convertirse en enormes megacorporaciones billonarias que, especialmente durante el 2010, han dado señales evidentes de haber perdido por completo el norte.

Creo que no hace falta que diga nombres; seguro que como un servidor, muchos de vosotros habéis sentido a lo largo del año más de un momento de vergüenza ajena siendo testigo de los espectáculos que han ofrecido algunas de estas compañías.

Había momentos en que parecía que valía todo… Se han insultado, se han atacado vilmente, se han mentado a la madre demandándose por minucias e incluso han jugado sucio a la hora de comprar, vender o incluso cerrar estudios.

Si por lo menos eso fuera lo único… Pero no, en una nueva demostración de como han perdido el rumbo, también han atacado a su propio consumidor.

No ha sido un año exento de polémicas… Subidas de precio injustificadas para posteriormente llorarnos sobre lo mal que les va pese a que los números digan lo contrario, apoyar draconianas medidas antipirateria e intentar convencernos de sus ventajas, cambiar impunemente los contratos y normativas que rigen al usuario, o como no, la venta de productos evidentemente incompletos.

image

¿Cuál es la palabra que estoy buscando? Ah sí, FUUUUUUUUUUUUU...

Sí, productos incompletos… El año 2010 ha acabado de suponer el auge y victoria del DLC.

Recuerdo cuando hace un par de años algunos expertos amenazaban con que las desarrolladoras podrían acabar por vendernos los juegos a medias, obligándonos a pasar por caja con tal de disfrutarlo en su totalidad.

Cuanto reímos entonces, ¿verdad? Incluso dicho hoy parece una broma pesada de mal gusto. Pero por desgracia ha sido en 2010 cuando esta predicción ha acabado por tornarse realidad.

No parece haber mucho pudor en la industria a la hora de reconocerlo. Esos DLCs que nos venden a precio de oro, y que prácticamente nunca bajarán de precio (dándose ya esas extrañas circunstancias en que los DLC son más caros que el juego propiamente dicho), no son más que partes recortadas con total alevosía del producto final.

El colmo no ha sido ya que esos DLCs tengan en su mayoría una duración o variedad paupérrima, ni siquiera que aparezcan estos incluso antes que un más que necesario bug que arregle los reconocidos problemas del título… Es que ahora ya se anuncian los DLC antes de aparecer incluso su título al mercado.

Pero es que hay más; 2010 también ha visto florecer esos infames pases en forma de código para desbloquear contenidos como el juego online, en aras de evitar la segunda mano… Esa "lacra" que esas mismas compañías que han perdido el rumbo aseguraban este año que les perjudica más que la piratería.

image

Y luego se quejan de los Códigos Amigo... Últimamente yo no paro de meter códigos alfanuméricos por todas partes.

Por desgracia es ley de vida. Cuanto más crecen esas empresas, esas desarrolladoras, más comunes son esta clase de atropellos. Sentirse insultado es lo más habitual, pero a mi me da miedo el terrible precedente que inauguran.

Por suerte, como en cualquier otra industria, ese auge de las enormes corporaciones conlleva el paralelo ascenso de jóvenes creadores por los que nadie daba un duro, y que maravillan al público dispuesto a escucharles, con sus creaciones.

Hablo por supuesto del fenómeno indie, que este año ha vivido su máximo esplendor.

No pocos amigos consideran esos humildes pequeños títulos como lo mejor del año… Más de uno no se ruboriza al asegurar que esos son los auténticos GOTY, y razón no les falta.

La ilusión, calidad y nobleza de estos títulos se nota, impregna hasta el último de sus bits, y eso el público lo agradece. Y medidas solidarias como el Humble Indie Pack, no hacen más que confirmar ese cariño que se han ganado a pulso los desarrolladores independientes.

Si hace unas temporadas nos hubieran asegurado que llegaría un año en que los títulos que más nos tendrían enganchados serían un juego de móvil o un juego Flash, posiblemente nos habríamos reído en su cara. Si hubieran añadido que encima pagaríamos gustosos por ellos, el descojone habría sido ya monumental.

image

En la cima del mundo, literalmente.

Pero por lo que posiblemente la historia recuerde 2010 será, obviamente, por la llegada de todos esos nuevos dispositivos de control dispuestos a comerse el mundo y revolucionar para siempre el videojuego, pese a en el fondo, no haber inventado nada.

Kinect y Move son una realidad evidente, y en contra de todo lo que nos aseguraba nuestro sentido común, parecen haber sido un notable éxito, consiguiendo encontrar un nicho inicial de consumidores importante.

Ya lo hemos defendido en no pocas ocasiones… Las ideas tras Kinect y Move son magnificas y el juego que se les puede sacar es infinito. Desgraciadamente lo propio dijimos en su día del WiiMando y de la pantalla táctil de la NintendoDS, y ahí queda para la historia su legado jugable.

Es una pena, y me entristece saber, ya con el grado extra de experiencia ganado, que una vez más unas ideas tan buenas acabaran camufladas entre la enésima entrega del clónico party-game, el nuevo juego de animalillos y otro título de esos que fomentan más el sexismo que otra cosa.

La guerra entre los dos sistemas es una evidente realidad, y la seguiremos experimentando en nuestras carnes durante todo el resto del año… Ambas compañías buscan ser el ganador, desbancar al rival; pero algo me dice que esta vez no habrá un ganador obvio. Bueno, exceptuando a Nintendo naturalmente, a la que nadie sigue sin atreverse ni siquiera a plantarle cara haciendo declaraciones de esas a cuchillo.

image

Juegos buenos no sé, pero momentos hilarantes nos van a dar un rato...

La última protagonista de este año, aunque probablemente muchos me tildéis de loco, ha sido para un servidor la PlayStation Portable de Sony. Cuantas sorpresas nos ha dado este año, aunque ninguna de ellas por los motivos que se pueden esperar de una consola así.

Para empezar, la demostración ya empírica que ha sido una compañía española, y nadie más, la que ha mantenido a flote a una consola claramente moribunda.

¿Cuántos juegos han aparecido este año para PSP? Poquísimos, y si encima sacamos de la ecuación a juegos multiplataforma y remakes varios, todavía menos.

Ni Kojima, ni SackBoy, ni Yamauchi… Nadie ha conseguido revitalizar y mantener arriba en ventas a PlayStation Portable, por lo menos en nuestro territorio, como Novarama.

Invizimals ha logrado mantener un muy buen ratio de venta de consolas, arrasando entre la chavalería. Y es que no hay nada como tener una buena idea y saberla explotar… Hasta Nintendo, acostumbrada a que le copien, ha decidido esta vez ser ella la que se deje inspirar.

Y como no, otra demostración de campo, de lo que esta vez sí nuestro sentido común acertó, aunque tampoco era tan complicado… El fracaso de PSP Go como plataforma de juego.

El concepto detrás de la reinvención de Sony era bueno; todos sabemos ya que la distribución digital es el futuro y que sistemas como Steam funcionan; pero Sony no podría haber llevado peor la génesis de este sistema.

Tantos errores han cometido que podrían llenar un articulo tan largo como éste, pero estos ya están más que discutidos. El caso es que, efectivamente, una consola moribunda nos ha hecho hablar más que nunca de ella a lo largo de todo el 2010.

image

Estoy convencido que Sony ya ha instalado una estatua de oro de Dani Sanchez Crespo en su cuartel general.

Estoy convencido que 2011 seguirá la dinámica de este último año y los anteriores… Buena muestra es, como ya lo fue el año pasado, que en pleno Enero ya aparezcan títulos Triple A cuando hasta no hace mucho solo aparecían antes de las campañas de verano y navidad.

Seguro que el 2011 será un gran año. Sí, posiblemente quienes ya todos sabemos seguirán haciendo de las suyas, los principales fabricantes continuarán tirándose de los pelos, y seguiremos comprando cual posesos ofertas de Steam a las que nunca jugaremos.

Pero como mínimo, tengo ya apuntadas en mi agenda, una docena de citas indispensables que seguro darán mucho que hablar, y que seguro seguirán siendo eso, ‘Más y Mejor’.


Sobre esta noticia

Autor:
Portalgameover (443 noticias)
Fuente:
portalgameover.com
Visitas:
134
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.