Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elcofredelchirri escriba una noticia?

Mirando al suelo

17/06/2011 22:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Me podía enamorar de ella solo por sus pies, entró en el vagón y algo me hizo apartar la vista del libro que estaba leyendo, no se por qué, pues como siempre estaba embebido en la lectura, viviendo otra vida en otro mundo lejano, no se que extraña sensación me hizo regresar de mi viaje y fijarme en tan maravillosos apéndices festoneados por unos pequeños y gordezuelos deditos de color rosado.

Las uñas las tenía pintadas de un coqueto color rosa, en las que al reflejarse la luz de los neones del vagón, salían reflejados rayos multicolores provocados por minúsculos brillantes engarzados, esto causaba si cabe, un mayor efecto hipnótico en mí. Me fijé en sus meñiques, para poder pintarlos debió de utilizar los servicios de un artesano capaz de poder dibujar el cuadro de las lanzas en un sello, ¿Cómo se las había apañado para poder poner tan ínfima cantidad de pintura en tan poca superficie? Su dedo meñique era una obra de arte minimalista, era un angelito de Murillo acompañando a cuatro hermanos mayores alabando las virtudes de su dueña.

Para calzar tan lindos pedestales, usaba unas livianas caligae, tan de moda en los últimos años, unas largas trenzas se enrollaban a las columnas de sus piernas formando un nudo gordiano imposible de deshacer, seguro que su dueña sin llegar a ser tan taxativo como Alejandro, sabría la combinación para desnudarse de sus ataduras.

No podía mirar más arriba ¿Para qué? ¿Qué iba a encontrar más arriba? Nunca me sentí un Livingstone, siempre fui un conformista. El tren frenó bruscamente su marcha, perdí la página que estaba leyendo, daba lo mismo, la aventura podía esperar, hoy estaba en otro paraíso en este mundo, los otros mundos tendrían que esperar.

Una chirriante voz salió de los altavoces:

- Próxima estación, Ciudad lineal.

Cerré el libro, me levanté del asiento y despidiéndome mentalmente de ella, salí del vagón.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Elcofredelchirri (132 noticias)
Fuente:
elcofredelchirri.blogspot.com
Visitas:
671
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.