Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Arianseis escriba una noticia?

Otras miradas. El quechua y conquistadores en América

30/03/2019 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Muchos episodios de aquel imperio son poco conocidos, como el de la defensa del idioma Quichua , éste caso de tiempos de Felipe II. El siguiente comentario está tomado del muro de Facebook de José Antonio Rodríguez: ''En 1560 en Valladolid se publica el Diccionario y Gramática General del Quechua, apenas 15 años después de la llegada del primer virrey del Perú a Lima. Hoy el quechua es lengua oficial en al menos dos países, Perú Y Bolivia, se debe a la labor científica de los misioneros españoles en recopilar, estudiar y dar estructura gramatical moderna a esa lengua. Y al rey Felipe II que costeó su edición a cargo de la imprenta real. ''

En la conquista debieron existir brutalidades, para empezar muchos de los que se embarcaban hacia las nuevas tierras eran reos de muerte o condenados a perpetuidad, al ir a las nuevas tierras reducían penas. Por supuesto hubo apropiaciones, explotación, y un largo etc. al igual que en todas las ocasiones en que Inglaterra, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica se expandieron por oriente y por África, o por Australia. Siempre juzguen lo ocurrido insertado en su época y situación concreta. Los conquistadores españoles de aquellos tiempos no fueron más sanguinarios que el resto de europeos, ni mucho menos, al contrario. Existen pruebas documentales sobre el comportamiento e ideas de las élites dominantes españolas, la Corona e Iglesia, de comportamientos mas humanitarios que los de otros europeos, comportamientos que no conocemos de otros imperialistas europeos, incluidos los norteamericanos en su conquista del Oeste, incluidos los sudamericanos, viejos o nuevos o mezclados, en su conquista de territorios aniquilando las tribus indígenas nativas. Es cierta la enorme disminución de población mexicana tras la llegada de los españoles, pero en gran parte debida a los nuevos virus y bacterias, a las enfermedades que llegaron a ese mundo, procedentes de Europa. Son ciertas las guerras allí libradas, pero en gran parte fueron enfrentamientos entre tribus nativas mexicanas, uno de cuyos bandos apoyaban los españoles.

Son muy pocos numéricamente los conquistadores españoles que arribaban en cada viaje, algunas decenas, así que resulta prácticamente imposible que allí se produjera una guerra de conquista entre los invasores y los indígenas nativos causante de miles de muertos, por mucho que los invasores tuvieran armas más mortíferas que los indígenas. Enrique Moradiellos en 'Conquista y colonización', aporta claves muy interesantes para comprender mejor aquello:

'' sin duda, tuvo un papel determinante la expansión militar, con sus gestas y atrocidades verídicas o exageradas. Es una faceta siempre subrayada por las visiones catastrofistas y la leyenda negra antiespañola de origen protestante, como si las restantes experiencias imperiales hubieran sido diferentes por pacíficas (idea falsa por completo). Pero también es cierto que esa conquista tuvo un éxito fulgurante porque se inscribió en "una guerra de indios contra indios" (Bernat Hernández). Y en ella los españoles (como luego los portugueses, franceses, ingleses...) aprovecharon las fisuras internas de los pueblos indígenas enfrentados, articularon alianzas con sus facciones y consiguieron así someter imperios mediante una combinación de fuerza, diplomacia, astucia y golpes de fortuna.

Solo así se entiende que en 1521 el poderoso imperio azteca de México y su propia capital (Tenochtitlán, con más de 200.000 habitantes) estuvieran ya bajo el poder de Hernán Cortés y sus 500 soldados y 100 marineros (más unos 30 caballos y 10 cañones), que habían partido desde Cuba en 1519 (y tras haber sumado contingentes indígenas opuestos al brutal dominio azteca, como el millar de guerreros totonacas o los 3.000 guerreros tlaxcaltecas). Y lo mismo sucede con el imperio inca en la cordillera andina, que contaba con 14 millones de súbditos, pero estaba al borde de la guerra civil y afrontaba la hostilidad de grupos étnicos sometidos (como los cañaris, los limas o los charcas). En 1532, en Cajamarca, un puñado de 200 españoles con unos 30 caballos al mando de Francisco Pizarro pudo apresar al desconcertado emperador Atahualpa, pese a estar protegido por 7.000 guerreros incas tan anonadados como su jefe. El resultado asombroso de esas operaciones fue la rápida expansión española por el continente con un número muy reducido de hombres que contaban con evidente superioridad tecnológica militar. Pero que también contaron con la ayuda de la sorpresa ante su audacia, del temor ante las epidemias generadas por los recién llegados y de las alianzas de los conquistadores con los grupos étnicos sometidos cruelmente a los imperios precolombinos...''


Sobre esta noticia

Autor:
Arianseis (772 noticias)
Fuente:
arian-seis.blogspot.com
Visitas:
609
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.