Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Comunicacionenpublico escriba una noticia?

Los cinco minutos antes de mi presentación. Entrar en flujo.

28/03/2011 11:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

«No me muevo mucho antes de comenzar, permanezco de pie y sin hablar, sonriendo, poco a poco empieza a entrar mi público. Me relajo. Tengo ya todo preparado con suficiente antelación, he dedicado estos cinco minutos previos a recorrer a solas mentalmente mi exposición, a revisar el mapa mental de mis ideas, la estructura de lo que voy transmitir».

Un buen orador ha sido capaz durante la preparación de ponerle palabras a su presentación, porque ha ensayado en voz alta lo que otros van escuchar. Ha recorrido con su mente los recovecos de sus argumentos: les ha encontrado un sentido, capturado el mensaje y ahora a través de una historia va a ser capaz de exponerlo.

«En esos cinco minutos previos tomo conciencia de nuevo de este mensaje».

Los cinco minutos antes de una presentación hay que tratar de estar concentrado, lograr un estado mental de flujo, concepto desarrollado por Mihaly Csikszentmihaly. Se refiere a una sensación de concentración plena, donde la actividad que realizas y el fluir del pensamiento se funden de tal manera que todo parece discurrir de una manera natural y lógica. Está asociado a conceptos cotidianos como "estar despierto" "mantener la cabeza en el juego" "estar presente"... Entrar en flujo es acceder a un estado mental y emocional en donde la energía, de modo natural, fluye y gestiona la actividad que estas realizando, sin que nada lo perturbe ni bloquee. Entrar en flujo es concentrar la mente y los sentidos en lo que estamos haciendo.

Entrar en flujo en el caso de un orador, es lograr la armonía entre los pensamientos que se tienen y las palabras que se dicen.

«Para lograr empezar con esa sensación mi presentación, en esos primeros minutos antes de comenzar mi exposición, a solas, trato de concentrarme en el propósito de mi mensaje; busco de nuevo la idea clave de lo que he preparado y quiero transmitir; recorro con mi mente las principales preguntas que responde mi presentación y las historias que me van a acompañar. Trato de interiorizar de nuevo el mensaje que deseo transmitir».

***


Sobre esta noticia

Autor:
Comunicacionenpublico (16 noticias)
Fuente:
comunicacionenpublico.wordpress.com
Visitas:
2093
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.