Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El ministro de Turismo yemení anuncia su dimisión por la masacre en Saná

18/03/2011 20:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El ministro de Turismo yemení, Nabil Hasan al Faqih, ha anunciado este viernes su dimisión tanto del Gobierno como del partido del presidente, Alí Abdulá Salé, en protesta por la muerte de al menos 25 manifestantes antigubernamentales por disparos, presuntamente de las fuerzas de seguridad, en Saná.

"Lo he hecho hoy, he dimitido del Gobierno y del Partido General del Congreso", ha anunciado al Faqih en declaraciones a Reuters, precisando que su decisión es resultado de "los acontecimientos que están pasando en el país".

El titular de Turismo es el primer ministro del Gobierno del presidente Alí Abdulá Salé que dimite en medio de las protestas que viene registrando el país desde hace semanas y que reclaman la dimisión del jefe del Estado, en el poder desde hace 32 años.

El ministro del Interior yemení, Muttahar al Masri, ha confirmado este viernes que 25 personas han muerto después de que se abriera fuego contra manifestantes antigubernamentales al término de la oración del viernes en Saná. Fuentes médicas y testigos habían hablado previamente de 30 muertos y 200 heridos, si bien posteriormente han apuntado que podría haber 42 fallecidos.

Asimismo, Al Masri ha anunciado que se están debatiendo otras medidas como imponer un toque de queda para evitar que la situación en Yemen siga deteriorándose. El presidente Salé ya ha anunciado la imposición del estado de emergencia en el país y ha asegurado que la Policía no ha tenido nada que ver con los disparos, atribuyéndolos a "elementos armados" presentes entre los manifestantes.

VERSIÓN OFICIAL

Según el relato de los hechos que hace la agencia oficial SABA, que cita el informe presentado por el Ministerio del Interior al Consejo de Seguridad Nacional que preside Salé, algunos de los manifestantes que llevan a cabo una sentada junto a la Universidad de Saná "se trasladaron a algunas zonas habitadas próximas e irrumpieron en algunas viviendas".

Según Interior, los manifestantes "saquearon y quemaron casas y también expulsaron a un ciudadano de su vivienda". A continuación, según la versión oficial, se produjeron "enfrentamientos mortales entre ellos y los ciudadanos en los que se emplearon balas reales, palos y piedras". "Los agentes antidisturbios intentaron recuperar el control de la situación sin armas, pero no lo consiguieron", precisa la versión del Gobierno.

Así las cosas, el Consejo de Seguridad Nacional expresó su pesar por las víctimas y aprobó la formación de un comité para investigar lo sucedido que estará integrado por los ministros de Justicia y Derechos Humanos, el fiscal jefe y el abogado general del Estado, así como tres miembros de la coalición opositora.

Por otra parte, "ante la situación actual y para preservar la seguridad pública y la unidad nacional y proteger las propiedades públicas y privadas, el Consejo ha declarado el estado de emergencia durante 30 días", precisa SABA.

LOS TESTIGOS HABLAN DE FRANCOTIRADORES

Al menos 42 personas han muerto y otras 200 han resultado heridas después de que las fuerzas de seguridad yemeníes y francotiradores no identificados abrieran fuego contra manifestantes antigubernamentales al término de la oración del viernes en Saná, según el relato que han hecho fuentes médicas y testigos a Reuters.

Las fuerzas de seguridad dispararon primero al aire para evitar que los manifestantes contrarios al presidente Alí Abdulá Salé iniciaran una marcha desde la Universidad de Saná. Tras los disparos iniciales, el tiroteo continuó. Según los testigos, los disparos parecían proceder de distintas direcciones.

"La situación es trágica. Hay decenas de muertos y cientos de heridos. No pudimos enviar ayuda", ha señalado Abdul-Qawi al Shumeiri, secretario general del sindicato de médicos.

Los manifestantes acusaron a francotiradores de paisano de disparar desde los tejados y dijeron que habían detenido a varios de los hombres armados. "Los jóvenes irrumpieron en uno de los edificios y detuvieron a siete francotiradores que estaban disparando contra los manifestantes", ha explicado el activista Mohamed al Sharaby.

Por su parte, la coalición opositora ha advertido de que ya no hay ningún modo de llegar a un entendimiento con el Gobierno después de la muerte de los 30 manifestantes.

"Condenamos estos crímenes", ha afirmado Yassin Noman, presidente rotatorio de la coalición que agrupa a las principales formaciones opositoras, pidiendo nuevamente al presidente Salé que dimita. "No hay ya ninguna posibilidad de entendimiento mutuo con este régimen y (Salé) no tiene otra elección que entregar la autoridad al pueblo", ha añadido.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
6433
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.