Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El ministro del Tesoro devolverá pagos simultáneos recibidos para dos viviendas mientras se debate su relevo

01/06/2009 16:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El titular del Tesoro británico, Alistair Darling, ha visto nuevamente cómo el escándalo de los gastos afectaba a su reputación y, mientras crecen las especulaciones sobre su relevo en la remodelación que se prevé que el primer ministro, Gordon Brown, anuncie el próximo viernes, hoy mismo se ha comprometido a devolver pagos recibidos de manera simultánea para dos residencias.

En un comunicado difundido después de que el propio Brown expresase públicamente su confianza en él, Darling negó haber cometido irregularidad alguna, pese a haber aprovechado en dos inmuebles los privilegios que los diputados disfrutan para las segundas residencias cuando su circunscripción se encuentra fuera de Londres.

La normativa parlamentaria establece que las ventajas sólo podrán dedicarse a un inmueble, pero el ministro lo recibió en dos, puesto que, a pesar de haber solicitado 1.004 libras en concepto de gastos de su piso de la capital británica para el segundo semestre de 2007, en septiembre de ese año se mudó al número 11 de Downing Street, la residencia oficial del canciller de Exchequer, cargo al que había accedido en sustitución, precisamente, de Brown.

Darling incidió hoy en que las gestiones son semestrales y calificó de "falso" que hubiese pedido por dos casas a la vez, ya que una vez consumado su traslado a Downing Street no reclamó más por el piso anterior. Sin embargo, sí solicitó nuevas prerrogativas en la que pasó a ser segunda residencia, en virtud de los derechos que tiene por su escaño en Westminster.

Una situación que significó recibir pagos por dos viviendas, según denuncia hoy el diario 'Daily Telegraph' en el nuevo capítulo de la serie que desde el pasado 8 de mayo ha revolucionado la política británica. En consecuencia, el ministro se mostró dispuesto a reabonar 700 libras, las recibidas a partir de septiembre, cuando se mudó a Downing Street, puesto que los pagos cubrieron el período transcurrido hasta diciembre aunque ya no residía en la casa.

MOMENTO COMPLICADO

El episodio coincide en un momento políticamente delicado para Darling, quien ha visto cómo en las últimas jornadas crecen las conjeturas acerca de su relevo en la remodelación con la que Brown aspira a recuperar pulso a un año de la teórica fecha de celebración de las generales y en un contexto en el que las encuestas sentencian al Laborismo a mínimos históricos.

La trayectoria de Darling al frente del Tesoro ha estado marcada por las consecuencias que la crisis ha generado en Reino Unido de modo que, aunque su gestión no ha sido individualmente criticada, su figura ha quedado como símbolo de uno de los peores períodos económicos de la historia reciente.

Por ello, Brown podría estar considerando relevarlo de una responsabilidad que obligó a Darling a aprobar el pasado abril uno de los presupuestos más severos de las últimas décadas, con un importante endeudamiento y la subida de los impuestos a las rentas más altas.

REMODELACIÓN

Además, el ministro ha quedado como uno de los más afectados del Gobierno en el escándalo de los gastos, puesto que, aunque las mayores excentricidades han correspondido a los diputados conservadores, el foco se ha centrado en el responsable de las arcas públicas y su tendencia a cambiar las segundas residencias, una de las prácticas más reprobadas.

Con todo, Darling podría mantenerse en el Gobierno y asumir la cartera de Interior en sustitución de otra de las ministras polémicas, Jacqui Smith, mientras que el departamento del Tesoro pasaría a estar dirigido por el actual responsable de Infancia, Ed Balls, considerado uno de los principales aliados de Brown, si bien una figura divisoria en el Laborismo, especialmente para el sector de los conocidos como 'blairistas'.

En este sentido, el propio primer ministro, quien hoy ha ratificado una vez más su intención de permanecer en el puesto a pesar de la debacle que su partido sufrirá en las elecciones europeas y locales del próximo jueves, defendió hoy la gestión de Darling, de quien dijo que "había sido" un buen ministro, aunque rechazó confirmar si continuará en el puesto en un plazo de diez días.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2726
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.