Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El ministro de Seguridad Pública pide que no haya indulgencia en el castigo de los autores de los disturbios

08/07/2009 13:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ministro de Seguridad Pública y máximo responsable de la Policía china, Meng Jianzhu, pidió hoy que no haya ninguna indulgencia a la hora de castigar severamente a las personas que participaron en los violentos disturbios del domingo en Urumqi, capital de la región autónoma de Xinjiang, en el noroeste, en los que murieron al menos 156 personas y un millar resultaron heridas.

Meng, que según la agencia oficial Xinhua visitó hoy a algunos heridos así como a familiares de las víctimas en Urumqi, defendió que los principales artífices de los disturbios sean castigados severamente, mientras que los que participaron en los enfrentamientos con las fuerzas del orden, que según él fueron engañados por separatistas, deberían recibir persuasión y educación.

A petición del Comité Central del Partido Comunista chino (PCCh) y del Consejo de Estado (Gobierno), Meng también visitó a los agentes locales y miembros de la Policía armada que participaron en la represión de las protestas.

Según el ministro, hay pruebas que demuestran que los disturbios fueron orquestados y controlados por separatistas en el extranjero --Pekín acusa al Congreso Mundial Uigur y a su líder, Rebiya Kadeer, de estar detrás de los sucesos--, al tiempo que consideró que el mantenimiento de la unidad nacional frente al separatismo es una lucha muy seria.

Entretanto, en Urumqi, las autoridades levantaron el toque de queda impuesto durante la noche y se produjeron algunos enfrentamientos esporádicos, según Xinhua, que precisó que se mantienen algunas restricciones de tráfico en varias de las principales calles de la ciudad, en las que están presentes policías armados patrullando.

Según la agencia oficial, aparentemente había más personas en las calles hoy, aunque había menos coches. El aeropuerto está atestado de personas deseosas de poder abandonar la ciudad y conseguir un billete de avión. "Tememos que Xinjiang ya no es seguro", explicó un pasajero que declinó dar su nombre.

Por otra parte, la población trató de abastecerse y aprovisionarse ante la posibilidad de nuevos incidentes. Según Xinhua, los precios de las verduras se han multiplicado por dos o por tres en los últimos días. Así, un kilo de patatas ha pasado de costar 1, 5 yuanes a 3, 5 yuanes.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2215
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.