Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Las minas matan cada año a más de 15.000 personas

02/04/2010 19:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las minas terrestres, y en particular las minas antipersona, siguen matando o hiriendo a entre 15.000 y 20.000 personas al año, en su mayoría civiles, y aunque 153 Estados ya han ratificado la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersona y sobre su Destrucción --más conocida como 'Convención de Ottawa'--, países como Estados Unidos, Finlandia, China, Rusia o las dos Coreas las siguen produciendo o utilizando.

El próximo domingo se celebra la quinta edición del Día Internacional para la Concienciación y la Ayuda a la Acción contra las Minas, establecido en diciembre de 2005 por la Asamblea General de Naciones Unidas con el objetivo de informar sobre el peligro de estas armas y avanzar hacia su erradicación. Según informó la propia ONU, la fecha del 4 de abril fue elegida "intencionadamente al azar".

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), las minas terrestres y los restos de explosivos que quedan tras las guerras siguen matando o hiriendo a entre 15.000 y 20.000 personas al año. La inmensa mayoría de estas víctimas son civiles y un 20 por ciento menores de edad que sufren los efectos de estos artefactos "años o incluso décadas después de que haya acabado un conflicto". En algunos países, como Afganistán, la mayoría de las víctimas son menores de 18 años.

El Día sirve además para recordar que, además de las minas, también suponen un riesgo los restos de munición y obuses sin estallar que permanecen en las zonas de conflicto incluso años después del fin de las hostilidades.

Catorce agencias, programas, departamentos y fondos de la ONU están implicados en la lucha contra las minas antipersona en decenas de países. Las acciones contra las minas incluyen la búsqueda y destrucción de estos explosivos, la ayuda a las víctimas, el adiestramiento a la población sobre cómo protegerse en un entorno lleno de minas, el fomento de la participación de los Estados en los tratados internacionales y la destrucción de las minas que permanezcan almacenadas.

Este año la campaña se centra en las necesidades de los supervivientes de incidentes por explosión de minas y se han programado actividades en más de 60 países. "Estas acciones suponen una contribución incalculable para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio", afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, en un comunicado.

En la sede de la ONU en Nueva York, el subsecretario general de la ONU para Misiones de Paz, Alain Le Roy, presidirá el lunes una ceremonia que servirá además como inauguración para una muestra de obras artísticas y fotografías. Se trata de "Impact!", una exposición de artistas camboyanos, algunos de ellos supervivientes de explosiones de minas, y de destacados fotógrafos como el venzolano Kike Arnal o el esloveno Arne Hodalic. Además, habrá una actuación de la banda de la cantante Lucy Woodward.

CONVENCIÓN DE OTTAWA

El documento de referencia para la lucha contra estas armas es la Convención de Ottawa, aprobada en 1997, aunque entró en vigor en 1999, cuando se alcanzó el número mínimo requerido de ratificaciones.

El objetivo del Tratado es "poner fin al sufrimiento y las muertes causadas por las minas antipersona, que matan o mutilan a cientos de personas cada semana, en su mayor parte civiles inocentes e indefensos, especialmente niños, obstruyen el desarrollo económico y la reconstrucción, inhiben la repatriación de refugiados y de personas desplazadas internamente, además de ocasionar otras severas consecuencias muchos años después de su emplazamiento".

En virtud de sus obligaciones generales, cada Estado parte de la Convención se compromete a no emplear "nunca, y bajo ninguna circunstancia" las minas antipersona, así como a no desarrollar, producir, adquirir de un modo u otro, almacenar, conservar o transferir estas armas y a no estimular o inducir a cualquiera a participar en una actividad prohibida a un Estado Parte. Por otro lado, se compromete "a destruir o a asegurar la destrucción de todas las minas antipersona".

En la actualidad, a fecha de febrero de 2007, 156 países han firmado la Convención, 154 de los cuales la han ratificado, según informó la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres, que engloba a más de 1.400 organizaciones no gubernamentales que trabajan en 90 países de todo el mundo y que en 1996 fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz. España firmó el Tratado el 3 de diciembre de 1997 (fecha en que fue puesto a la firma en todo el mundo) y lo ratificó el 19 de enero de 1999.

Siguiendo el ejemplo de Canadá, y en aplicación del Tratado, la mayoría de los países del mundo han ilegalizado el uso y posesión de minas antipersona por parte de sus Ejércitos. Las únicas democracias occidentales que no las han prohibido son Estados Unidos y Finlandia. Otros países, como China, Rusia, Irán, Israel, Corea del Sur y Corea del Norte, continúan utilizándolas.

COSTE ECONÓMICO

A pesar de los avances logrados, al ritmo actual, harían falta 1.100 años y 30.000 millones de euros para erradicar los 167 millones de minas antipersona que se encuentran repartidas en 78 países del mundo, según las ONG. En algunos países, como Afganistán, la mayoría de las víctimas son menores de 18 años.

A nivel económico, fabricar una mina sólo cuesta 3 euros, pero el proceso de desminado supone un gasto inasumible para los países más afectados, ya que localizar, desactivar y destruir cada mina cuesta más de 750 euros, y dado que la mayor parte de las mismas se encuentran en países con pocos recursos.

Colombia, Camboya, Afganistán, Angola, Bosnia e Irak son los países más afectados por las minas antipersona y donde viven los 300.000 supervivientes de las mismas, la mayor parte de los cuales sufre algún tipo de mutilación sin tener acceso a la asistencia necesaria para superar las secuelas físicas y morales.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
4598
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.