Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que MQN - Gente y TV escriba una noticia?

Mila Ximénez, la periodista que siempre quiso ser

24/07/2011 13:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mila Ximénez, la periodista que siempre quiso ser

Hola. Hoy voy a dedicar este espacio a la colaboradora de Sálvame, Mila Ximenez. Personaje bastante controvertido del mundo del corazón, desde hace largos años. Mila fue la mujer del tenista Manuel Santana, con quien se caso en 1983, y tuvieron una hija en común. Su matrimonio duro pocos años (3) y después fue vinculada, sentimentalmente, con el actor José Sacristán. Trabajo en distintos medios, primero hablando de tenis, luego trabajo un tiempo para ABC, también en la desaparecida LA REVISTA de Jaime Peñafiel, en la radio junto a Encarna Sánchez durante dos años, y finalmente ya unió su trayectoria a la Cadena "alegre" Telecinco, donde estuvo en A tu lado, Crónicas marcianas, y ahora Sálvame o La noria. También llego a escribir dos libros, Perdón si no hablo de mi (2005) y Gitana, ¿tú me quieres? (2007).

Hasta ahí, todo más o menos bien, sin destacar especialmente en ninguna dote significativamente mencionable, pero si en una, que es la que realmente creo que, es la que merece que le dediquemos una página de nuestro artículo en Mr. Tele.

La dote destacable, sin ninguna duda, es su desaforada agresividad frente a personajes que visitan sus programas o frente a compañeros que se atreven a dudar o simplemente, a opinar de manera distinta a ella. Esta es una norma, que creo debe ser parte del examen para entrar a formar parte de la plantilla, de Sálvame, porque es bastante equiparable al resto de tertulianos. Tal vez ellos no tengan la culpa y estén exclusivamente cumpliendo órdenes de sus superiores. Puede ser. Creo que en este caso, a Mila habría que subirle el suelo de manera inmediata, porque lo cumple a rajatabla y sin paliativos. Muestra una catarsis facial realmente sorprendente y toda su expresión se convierte en una especial de monstruo enfadado, parecido a cualquier alimaña, que si estuviera a su alcance, posiblemente acabaría devorando a su oponente. Claro, esto no es posible, porque esta mujer trabaja en un programa de televisión, algo salvaje, pero programa al fin y al cabo.

Mila ha vivido muchos incidentes en Sálvame, muchos de ellos destacables, pero vamos a recordar el último de ellos, sucedido solamente hace unos días, frente al míster José Montalvo, participante de la última edición de Supervivientes 2011.

Se encontraba el muchacho invitado por los del Sálvame diario, dispuesto a explicar un poco sus pensamientos sobre Rosa Benito, su marido Amador Mohedano y todo esos temitas que tanto distraen al personal, que si se quieren que si no se quieren, que si hay pactos ocultos, que si es todo un montaje, que si deben o dejan de deber, vamos todos los típicos y tópicos del programa en cuestión, hasta que, cuidado, apareció el semblante de Mila algo ofendido, porque no le gustaba ni el míster ni lo que este estaba diciendo. Y ahí, vimos aparecer, una vez más, como por arte de magia, esa transformación de la que os estaba hablando. Mila empezó a cambiar su ya algo desgastado rostro, y empezó a ronquear, a intentar inhalar algo más de aire, y poder empezar a soltar por su boca, exabruptos, quejas, insultos y sobretodo, menosprecios, del tipo: "a mí este personaje no me interesa nada", "para que me habéis traído a este tipejo aquí", "este verano va a ser duro, porque si esta es la línea de personajes que van a venir, vamos apañados", "gilipollas.." y otras descalificaciones que, sinceramente, no son de recibo y menos para un chico que si de algo ha hecho seña, ha sido de ser bastante correcto, educado y de no insultar a nadie.

No sé si Mila leerá algún día estas líneas. Pero si le llegan, me gustaría decirle que en la convivencia, dentro o fuera de la televisión, esta la educación, el saber estar y sobre todo, la tolerancia para nuestros contertulios, estemos de su parte o no y que cuando Montalvo le dijo, de manera sosegada y brillante, "Mila, deja de insultar y dame argumentos", Mila recuerdo que lo único que hizo fue girarse, darse un paseíto, mostrándonos una trasera no muy agradecida -todo hay que decirlo- y como una modelo sin nada de estilo, con desprecio hacia el invitado, se marcho hacía otro lado, eso sí, sin saber ya ni que decir, ni que responder, porqué delante de una frase que lo único que te pide es: "explícamelo pero no me insultes", creo que MIla se encuentra totalmente fuera de lugar, no tiene argumentos de ningún tipo, se queda desnuda, demuestra pocos reflejos, y sobretodo demuestra que es poco humana, que lo único que le importa es mantener su silla, su lugar de trabajo, su espacio en esa selva mediática que es Sálvame en general, sin importarle lo más mínimo el daño que pueda ocasionar a quien tenga delante. Y esto, Mila, no es justo, no es lógico y realmente te quita la razón en muchas ocasiones, que pudieras llevarla.

Milá, si lees esto, seguramente pensaras lo mismo que de Montalvo, que quien narices es este Mr. Tele que se atreve a decir todo esto, que de donde ha salido, mila-y-montalvo que quien se ha creído que es. Pues, Mila, solamente soy una persona, que opina, siente, ve, y además tiene alguna relación profesional con el mundo de la televisión. Una persona que cree que tu actitud es déspota, prepotente y que algún día te pasará factura, más de lo que, creo, ya te ha pasado la vida, que me consta tampoco ha sido del todo fácil. Por eso creo que no es justa ni se entiende tu actitud.

La manera en que despreciaste en su momento a María José Galera (presuntamente sigue pensando lo mismo de ti, pero al ser compañera ocasionales, traga...) los insultos a su novio, tus desprecios a Karmele Marchante, a la Monroy, al ex GH Jorge Berrocal hace unas semanas, al torero Jaime Ostos (soy antitaurino, ósea que seguramente no nos llevaríamos demasiado bien, lo digo para dejar las cosas claras...) y muchas otras víctimas de tu ansiedad televisiva y violencia verbal.

No debemos olvidar que debajo de esa especie de armadura pseudo cultural que luces, hay episodios realmente dantescos, protagonizados por ti. Solo cabe recordar cuando luciste palmito al lado del abogado Rodríguez Menéndez, donde te presentabas como su pareja, no sabemos si por un montaje ocasional o porque realmente sentiste latir tu corazón a su lado, o cuando tuviste aquellas peleas públicas en relación a Isabel Pantoja, donde llegaste a solicitar una colecta pública para ayudarte a pagar 300.000 euros a la justicia (A tu lado, Dolce Vita), que luego te has encargado de infravalorar gritando y riéndote de que no los has tenido que pagar, después de ofrecer un triste espectáculo televisivo solo parecido al perdón solicitado por Lydia Lozano con el tema Albano, o cuando has contado las miserias económicas que has pasado cuando no tenías ni para pagar la luz de tu casa y tantas y tantas cosas que recordamos de tus apariciones en televisión, y que la memoria no olvida, querida Mila. Cuando contabas estas cosas, te parecías a cualquier testimonio a sueldo del programa de testimonios de la cadena triste. Ahora que estás viviendo una etapa profesional boyante, no deberías de haberte vuelto en esta persona prepotente, hiriente e insultante en la que te has convertido.

Supongo, amigos, que si Mila lee este artículo, se lo pasara por aquella retaguardia que he mencionado antes, y que poco le va a importar. Si no toma nota, allá ella. Seguramente ella no considerará de su "nivel" ni al autor del texto, ni el lugar en donde se encuentra. Ella está en otras alturas... en su imaginación claro.

Y todo ello, lectores míos, sin ser periodista. Uff, ella que comparte plato con personajes, la mayoría de ellos no instruidos en ninguna Universidad de España, ella que siempre saca a relucir el pasado de los demás, como si el suyo fuera demasiado aplaudible, ella que se burla a diestro y siniestro de los pasados de los demás, ella que dice que "nunca aceptaría ir a Supervivientes 2011", como si estuviese trabajando con Eduard Punset o firmando reportajes en Informe Semanal. Es para llorar o para reír depende como se mire...

Saludos a todos y buenas vacaciones, para los que estén en ellas. Ahh, escribidme, preguntadme, opinad, criticadme en positivo o en negativo, yo lo acepto todo, siempre dicho con respeto, claro está.


Sobre esta noticia

Autor:
MQN - Gente y TV (163 noticias)
Fuente:
miraquenoticia.com
Visitas:
7096
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.