Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nike escriba una noticia?

El miedo al cataclismo y apocalipsis en este 2012 ¿Delirios o realidad?

09/02/2011 02:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En momentos en los que la decadencia de la sociedad se pone tan evidente, en los que la vida del ser humano pierde valor ante una actitud cada vez mas insensible, hay algo que queda claro, el fin de los dias quiza este mas cerca que nunca, pero ¿Es algo real?

El miedo al cataclismo y apocalipsis en este 2012 ¿Delirios o realidad?

El día de hoy me gustaría sacar ventaja de la oportunidad que me regala este espacio para brindarles un asomo de algo que me ha inquietado estos últimos días. Considero que en estos momentos en los que vivimos no es una preocupación exclusiva y que en algún instante a muchos nos habrá pasado por la mente.

El tema primordial es "el miedo", un tema lleno de ambigüedades pero que en días recientes se resume en el temor al desastre. Miedo a lo inevitable, paranoia a lo crudo y cruel que siempre resulta cuando la naturaleza decide azotarnos con toda su fuerza. Particularmente en fechas recientes hemos sido bombardeados por radio, televisión e internet por desgracias desgarradoras ocurridas con pueblos hermanos. El caso del terremoto de Haití, con la mortandad exagerada, no olvidamos tampoco la espectacularidad y poderío del sismo ocurrido en Chile y sus cuantiosas pérdidas materiales y humanas.

No es mi deseo abordar estas situaciones como producto del calentamiento global, que parece ser muy válido. Yo quiero abundar en la época cataclísmica y apocalíptica en la que la percepción de la gente se ha embarcado. Es influenciado por la cercanía de los desastres y por las ideas con la que nos bombardea el televisor que va tomando forma la idea que lo inevitable está cerca. Películas como 2012, buscan sacar provecho de ese miedo, ayudando a despertarlo y acrecentarlo. La inseguridad ante lo incierto se magnifíca y enaltece plasmando en nuestras mentes la idea de que un destino infranqueable esta más cerca que nunca.

La naturaleza es indomable e irregular en su actuar, busquemos sólo estar lo mejor preparados posible y evitemos dejarnos arrastrar por el miedo

El miedo al cataclismo y apocalipsis en este 2012 ¿Delirios o realidad?

Y no es necesario ser religioso o seguidor de alguna doctrina que indique un futuro apocalíptico para tener mencionada percepción, es algo palpable en el aire, en la atmósfera. El planeta está reaccionando de la forma más mortífera que conoce, ante un mal que lo carcome y lo devora cuál letal enfermedad, como una infección incontrolable. Y es que en eso precisamente nos hemos convertido para la Tierra, algo molesto que debe ser eliminado para que el equilibrio reine nuevamente. Sin embargo, eso es algo que estamos seguros pasará algún día, es inevitable. A menos que encontremos la manera de que nuestra existencia armonice con la vida en la Tierra la destrucción es inevitable. Mientras tanto seguiremos sufriendo de esos pequeños destellos de furor. Muertes seguirán habiendo. En una de las ciudades más pobladas del mundo el riesgo de un sismo descansa paciente desde las costas de Guerrero. Es algo cierto, pero el temor desbordante al que nos enfrentamos el día de hoy parece ser malsano.

Todo viene a colación porque en un programa de televisión chileno pude apreciar como en una de las incesantes réplicas que tuvo lugar en aquel país se aprecia a un religioso corriendo por las calles gritando que el fin está cerca y que llegó el momento de arrepentirse. En el momento en que las familias sufren por estar en riesgo sus vidas y las de sus seres querido tales afirmaciones en lugar de crear aliento molestan, invitan a caer víctimas del pánico. Y es que lo mismo ocurre aquí, intentan valerse de ese medio para aumentar el número de sus feligreses, aquellos hombres que deberían servir de modelos enaltecen aún más nuestros miedos.

No intento invitarlos a la pasividad, ni indiferencia ante lo que sucede. Aunque si recalco que hay que guardar serenidad. El desastre ocurrirá en México y el mundo en días, meses o años próximos, indudablemente llegará y mientras más alertas estemos, mejor lo recibiremos. Dios y el rezo ayudan, pero no se le puede exigir todo a él para salvaguardarnos. Pongamos también de nuestra parte haciendo a un lado la inseguridad y buscando consejos. Que la lección de nuestros hermanos chilenos y haitianos nos inviten a reflexionar a crear conciencia de cómo reaccionaremos cuando la próxima tragedia nos impacte. La naturaleza es indomable e irregular en su actuar, busquemos sólo estar lo mejor preparados posible y evitemos dejarnos arrastrar por el miedo.

Y es que en eso precisamente nos hemos convertido para la Tierra, algo molesto que debe ser eliminado para que el equilibrio reine nuevamente


Sobre esta noticia

Autor:
Nike (4 noticias)
Visitas:
12287
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.