Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La microciencia inventa: humanos artificiales en vez de cobayas, nuevas células nerviosas, el bisturi inteligente.

09/09/2014 18:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No hay que confundir los microhumanos con los humanoides de ficción, que no están diseñados para sentir en nuetros órganos, las sensaciones del cuerpo humano y la nueva técnica emplea además microchips

Científicos  alemanes trabajan en la creación de 'microhumanos artificiales' que podrían ayudar a eliminar la necesidad de sacrificar animales en pruebas de laboratorio. Obsérvese que no se emplea el término “humanoide“, el cual

se refiere a cualquier ser cuya estructura corporal se asemeja a la de un humano.

El término humanoide describe homínidos no humanos y desde luego se inclue a la mayoría de los primates, así como diversas criaturas mitológicas(dioses, demonios, etc.) y organismos artificiales (robots), especialmente en el contexto de la ciencia ficción y la fantasía. Un androide es un robot humanoide.

Usualmente una especie de humanoide ficticio posee el mismo aspecto exterior que un humano, siendo bípedo, pero difiere en detalles tales como los colores, forma y cualidades del rostro, presencia de cabello, estatura y peso, tipo de piel, "añadidos" como cuernos, garras, cola u otros, y de estructura humana. Pero es difrente del “microhumano artificial” porque sus órganos internos no están diseñados para “sentir como  los de un ser humano, aunque su exterior sea parecido o idéntico..

 

El nuevo ingenio no es tan fácil de definir sólo por un nombre. Es un tipo de 'microchip' capaz de sentir en sus “entrañas” la misma sensación ante las sustancias inhaldas o inoculadas y simular la respuesta de los seres humanos a éstas cuando son, absorbidas en el intestino o distribuidas a través del torrente sanguíneo.

 

Las primeras versiones de 'microhumanos artificiales', cada una del tamaño de un teléfono móvil, replican pulmones humanos, hígado, riñones, corazón y ya se utilizan para probar la reacción a nuevos medicamentos, según publicó el periódico británico 'The Sunday Times'.

'Humano en un chip' es el nombre que ha recibido el proyecto sobre el papel y en algunos medios. Los científicos esperan empezar a experimentar medicamentos en las 'granjas de humanos artificiales' en un futuro próximo, y terminar así la polémica práctica de la experimentación con animales vivos, a los que se llama usualmente cobayas.

 

Más de 100 millones de animales en todo el mundo son sometidos anualmente a pruebas de diferentes productos químicos, alimentos y medicamentos antes de que estos lleguen al mercado.  

Uwe Marx, ingeniero de tejidos de la Universidad Técnica de Berlín (Technische Universität Berlin), dijo que la creación "de un chip de diez órganos", prevista para el año 2017, podría "revolucionar el estudio y desarrollo de algunos fármacos y realizar así además una labor preventiva incalculable.

 

 

"En el futuro si el invento progresa será posible reducir significativamente el número de animales utilizados en la investigación farmacéutica", destacó Marx, fundador de TissUse, firma que desarrolla esta tecnología.

Las nuevas células del sistema nervioso podrán sustituir a las dañadas, aún con cobayas animales

Un grupo de científicos rusos del Instituto de Biología del Desarrollo (Moscú, Rusia) preparan un método de restauración de las células del sistema nervioso. Los experimentos con ratas resultaron prometedores y se sobrentiende que si existieran ya “humanos en un chip”o artificiales, las ratas irían al paro.

Los científicos ofrecen utilizar las células neuronales madre inyectadas en las regiones dañadas del sistema nervioso central para estimular su regeneración, según informa informa el sitio web ruso Uralinform.

Por ahora el costo e la técnica micro tiene un inconveniente: es prohibitivo

 

Todas las células nerviosas se forman del neuroepitelio, o sea, de células nerviosas poco diferenciadas, explica la jefe del laboratorio de neurobiología experimental, María Alexándrova. Primero se desarrollan en células especializadas del cerebro y luego se convierten en células madre de un órgano adulto.

Con el uso de células neuronales madre —un tipo de células específicas para el tejido nervioso— es posible arreglar las células especializadas del sistema nervioso hasta restablecerlas completamente.

Un experimento con ratas mostró que las células inyectadas se trasladaron por sí mismas hacia los nervios dañados y mejoraron considerablemente su funcionamiento.

Por el momento es imposible emplear este método ya que son escasos los datos sobre el funcionamiento de nuevas células a largo plazo. Además, las células neuronales madre presentes en el cerebro son escasas, y habrá que cultivarlas y desarrollar métodos seguros para inyectarlas en el organismo humano.

Cuando se logre el humano artificial todo será más fácil.

El nuevo bisturí, que puede diferenciar los tejidos sanos de los cancerosos, está casi listo

El bisturi inteligente, bautizado iKnife, podrá extirpar un tumor as un análisis que dura menos de tres segundos ha sido probado con éxito

 

.

Por lo general, una quinta parte de las mujeres con cáncer de mama sometidas a una extirpación de tumor en su pecho deben volver al quirófano para retirar restos de tejido canceroso que el cirujano ha dejado por miedo.

Muchos cirujanos extirpan el cáncer junto con un trozo de tejido sano para intentar garantizar la extracción total del tumor.Y ahí está el error.

Este margen de riesgo puede evitarse con iKnife, inventado por investigadores del Imperial College London (en el Reino Unido).

Se trata de un bisturí inteligente, desarrollado por científicos europeos, capaz de “decir” en un lapso muy breve si el tejido que está manipulando el cirujano es canceroso. Es un aparato experimental, pero podría llegar a los hospitales en dos o tres años.

IKnife es un electro bisturí que transforma energía eléctrica en calor para cortar tejidos blandos. En este proceso sale humo; el bisturí absorbe las moléculas de ese humo y las envía a un espectrómetro, que analiza los ingredientes del humo procedente del tejido, diferentes en función de si es un tejido sano o canceroso, considerando que los vapores de cada tejido tienen una huella química aparentemente inconfundible.

El nuevo instrumento quirúrgico elimina todas las complicaciones y reduce el proceso a un breve análisis. La primera prueba del bisturí inteligente en seres humanos, ha conseguido diagnosticar tejidos de 91 pacientes con un 100 % de precisión.

Sin embargo, tiene un punto débil y es su precio ya que cada uno costará entre 200.000 y 300.000 euros. Aunque el jefe del equipo investigador e inventor de este bisturí inteligente, el químico húngaro Zoltán Takáts, espera que el precio baje cuando se aumente la producción.

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1875 noticias)
Visitas:
5611
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.