Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rosaliakj escriba una noticia?

Micosis

13/12/2009 19:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una cuestión de piel

Probablemente, la palabra le es familiar por las constantes campañas publicitarias de los productos que prometen detener su acción. En este artículo, le presentamos en qué consiste esta infección dérmica, sus consecuencias y lo más importante: su prevención y tratamiento.

Si le mencionan la palabra micosis ¿en qué piensa? Probablemente en las comerciales de televisión que le hablan sobre el tema constantemente. La oferta en medicamentos que tratan esta afección de la piel, al parecer, es variada. No obstante, siempre podemos percatarnos de que al final de cada comercial, o en cada aviso impreso que forme parte de una campaña de prevención y tratamiento de la micosis, encontramos una pequeña nota de advertencia que indica que, antes de comenzar a aplicar cualquier medicamento, se debe consultar al dermatólogo de confianza. A manera de resumen, en este artículo le indicamos las tipologías más frecuentes y algunas normas de prevención.

¿Qué son las micosis? El dermatólogo Javier Flores nos aclara que el término está en plural, ya que está referido a varias infecciones en la piel, producidas por microorganismos conocidos como hongos, que, por lo general, se reproducen en ambientes cálidos y húmedos. Es por ello que el Trópico es un lugar propicio para la proliferación de estos hongos, así como lo son las zonas del cuerpo más húmedas y sudorosas.

¿Cómo las cura el dermatólogo? Según el tipo de hongo, existe un tipo de micosis. Usualmente, los tratamientos indicados por los especialistas tienen de dos a tres semanas de duración, o hasta cuatro semanas si se tratara de una infección resistente. En cualquiera de los casos, es recomendable que se asegure de seguir el tratamiento al pie de la letra y de usar el medicamento durante el tiempo que se le indique. La clasificación que mostramos a continuación, es la más usual en lo referido a las superficiales y profundas.

Tiña pedis: Es una de las más comunes y ataca los pies. Aparece entre los dedos con descamaciones, ampollas, inflamación, picor, enrojecimiento y mal sudor. Se contrae en baños públicos, lugares que permanecen húmedos, piscinas y/o por el uso frecuente de zapatos de goma (de ahí su nombre coloquial de "pie de atleta"). Por lo general es tratada con cremas (antimicóticos).

Onicomicosis: Ataca las uñas. Se contrae, usualmente, por tratamientos de pedicura con instrumentos no esterilizados, o bien en áreas muy húmedas e insalubres. Se manifiesta con la destrucción de la uña. El procedimiento médico consiste en un examen de laboratorio (cultivo) que determinará el tipo de tratamiento. Pitiriasis versicolor: Ataca, por lo general, la espalda y el cuello. Es conocido comúnmente como "hongo de playa". No obstante, además del mar, puede contraerse en cualquier lugar húmedo, en condiciones insalubres. Produce marcas blanquecinas y redondeadas en la zona afectada. Por lo general el tratamiento que se aplica, combina los de vía oral con los de uso tópico (cremas).

Tiña capitis: Aparece en el cuero cabelludo. Es más común en los niños y se manifiesta con una especie de caspa, enrojecimientos y, en el peor de los casos, la pérdida del cabello en determinadas zonas. Se contagia a través de animales, de niño a niño o de adulto a niño. Se genera en lugares inhóspitos y es tratada por vía oral.

Candiriasis: Ataca la piel y las mucosas, por lo cual casi siempre aparece en el área genital. Se manifiesta con ampollas, pústulas (similar al acné), inflamación y ardor. Aunque no es considerada una enfermedad venérea, sí puede transmitirse por contacto sexual. Su tratamiento - al igual que en el caso anterior - combina los medicamentos de uso tópico (cremas) con los de vía oral.

Micosis profundas: Son las más graves, ya que atacan los tejidos más profundos de la piel, llegando a destruirla. Requieren de atención especializada e inmediata por parte de grupos de dermatólogos. Por lo general se contraen en nichos biológicos específicos como selvas y cuevas, lugares áridos y secos o por contagio por contacto con las heces de las palomas, entre otros animales.

El Dr. Javier Flores, dermatólogo opina la micosis es una afección de fácil tratamiento y curación. No obstante, agrega que recientes estudios han mostrado casos complejos que se deben a que el paciente deja pasar mucho tiempo antes de ir al dermatólogo, o a que se automedica. También es importante considerar que si una micosis se asienta sobre una herida previa (por un golpe por ejemplo), esa herida tardará mucho más en cicatrizar si es que lo hace, y de ser así dejará cicatrices y/o secuelas que deben ser atendidas adecuadamente por el médico. He aquí algunas normas de prevención:

l Practique una rigurosa higiene personal

l Después del baño, seque bien su cuerpo y deje que sus pies se sequen un poco al aire libre. Esto puede lograrse bañándose en las noches.

l Use talco después del baño.

l Evite usar toallas, zapatos o prendas de vestir de otras personas.

l Trate de no andar descalzo.

l Evite usar ropa de fibra sintética o prendas muy ajustadas, que impidan la ventilación adecuada del cuerpo.

l Las personas diabéticas deben tener mayores niveles de prevención ya que sus niveles elevados de azúcar (glucosa) en la sangre favorecen el desarrollo y multiplicación de hongos en la piel.

Gracias por tu comentario


Sobre esta noticia

Autor:
Rosaliakj (878 noticias)
Visitas:
18360
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.