Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

En México: Continúan las ejecusiones en Chihuahua, caén elementos de la procuraduría estatal de justicia

13/11/2009 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

De una manera similar al homicidio de Pedro Aragonez Sandoval, hombre de confianza de la procuradora Patricia González Rodríguez, fue asesinado el jefe de la Unidad Especializada en Delitos Contra la Vida (UEDC) Jorge Márquez Solorio

Los dos elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) eran gente de confianza de la fiscal estatal, incluso ambos contaban con especialización en criminalística de campo, investigación criminal y medicina forense.

Los dos ocupaban cargos importantes dentro del organigrama de la PGJE y realizaban investigaciones en contra de grupos criminales en el estado.

Márquez Solorio participó en la estructuración del proceso para presentar a Juicio Oral a 35 sujetos acusados de 975 homicidios violentos.

Aragonez Sandoval fue asesinado en el mes de agosto del 2008 cuando fue interceptado por un grupo armado que lo privó de la existencia acribillándolo con armas de fuego de grueso calibre. El funcionario estatal estaba a punto de concluir una investigación en contra de grupos armados cuando fue privado de la existencia.

LA INVESTIGACIÓN DE PEDRO ARAGONEZ

La PGJE determinó que el móvil que condujo al asesinato del director de Servicios Periciales, Pedro Aragonez Sandoval, fue el realizar su trabajo científico-investigativo y determinar el historial de cuatro armas ligadas a por lo menos 100 ejecuciones del crimen organizado en Chihuahua. Según la PGJE fue Jesús Armando Moctezuma Cabral, "el Chuma", quien descargó su arma y asesinó en agosto del 2008 en la colonia Saucito al director de Servicios Periciales.

Sin embargo, a pesar de ser identificado por las declaraciones de su cómplices como el autor material, "el Chuma" no pudo ser arrestado en vida; fue asesinado en Villa Ahumada por un grupo rival en febrero de este año, esto durante un enfrentamiento armado entre bandas antagónicas y elementos del Ejército, dando como saldo un total de 21 personas fallecidas, entre ellas un militar.

"Era uno de los periciales que andaba en una camioneta Durango; esta persona andaba acompañada, pero solamente se le dio al objetivo. El H-9 (Armando Moctezuma, "el Chuma") ha participado en otras ejecuciones, es muy buen tirador. Hemos ido a entrenar tiro a la sierra y disparamos contra pinos o piedras con R-15 o "cuerno de chivo", siempre es muy preciso en sus disparos. "He visto sus jales en el periódico", dijo en sus declaraciones Martín Hugo Valenzuela, sujeto arrestado por la Sedena en febrero del 2009, quien fue compañero criminal de Moctezuma Cabral.

La relación entre Aragonez y las cuatro armas aseguradas en febrero del 2008 en una granja de la colonia Aeropuerto ocurrió en abril del mismo año, esto cuando el fiscal de la PGJE le solicitó aplicar los peritajes a las evidencias para determinar el uso exacto e historial de las armas.

El 25 de julio de 2008 la Fiscalía envió a Aragonez el oficio 207/2008 para elaborar los análisis de fotografía, planimetría, química, genética y balística, además del cotejo del tipo de armas.

A los pocos días Aragonez entregó resultados, en los que informó que las armas habían sido utilizadas en por lo menos 96 narcoejecuciones cometidas entre el 30 de enero de 2002 y el 7 de febrero de 2008.

Con esta información el mismo fiscal pidió, tres días después, a la entonces subprocuradora María del Pilar Pérez de la Fuente buscar en los registros oficiales si uno de los tres rifles era propiedad de la Procuraduría estatal, esto no obstante que desde un principio el personal del Ejército Mexicano reportó que existía probabilidad de que elementos de la Agencia Estatal de Investigación de Chihuahua pudieran estar asociados con el grupo delictivo que huyera del sitio donde se efectuó el operativo militar, lugar de donde se confiscaran las armas.

Una semana después se agregó a la carpeta de investigación la respuesta de Pérez de la Fuente, donde se indicaba que el arma larga con matrícula 83-0005489 estaba registrada en la licencia colectiva de armas 192, expedida en favor de la Procuraduría del Estado y asignada al agente "A" de la Policía Ministerial, Luis Humberto Peralta Hernández.

La investigación de Aragonez permitió demostrar con pruebas contundentes la relación entre el crimen organizado y elementos estatales; esta fue la causa de que unos meses después Peralta Hernández fuera detenido por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) junto con cinco compañeros más.

La tarde del 11 de agosto del 2008, tres meses después de iniciar las investigaciones sobre las armas y la posible vinculación de éstas en decenas de narcoejecuciones, el director de Servicios Periciales de Chihuahua, Pedro Aragonez, fue asesinado por un comando armado.

El crimen se cometió cuando el funcionario viajaba a bordo de una camioneta Durango por la calle Izalco, en la colonia El Saucito, y fuera interceptado por un comando armado, que tras privarlo de la vida huyó por la avenida Francisco Villa de esta ciudad.

LA INVESTIGACIÓN DE JORGE IVÁN MÁRQUEZ SOLORIO

Jorge Iván Márquez Solorio era el encargado de llevar a Juicio Oral a 35 sicarios a los que se atribuyen 975 homicidios violentos, de los cuales 100 se cometieron en la ciudad de Chihuahua y el resto en Ciudad Juárez.

De acuerdo a la información, las órdenes de aprehensión de las 35 personas ya habían sido presentadas ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), ya que al ser detenidos por el Operativo Conjunto Chihuahua, los presuntos delincuentes fueron puestos a disposición del fuero federal por posesión de droga, armas de fuego y delincuencia organizada.

La instrucción era judicializar los casos a través del Nuevo Sistema de Justicia Penal, caso encargado a Jorge Iván Márquez Solorio, quien ya no pudo cumplir lo anterior.

El Ministerio Público también participó en el caso de Paulina Elizabeth Luján Morales, tomando parte como la representación social; en otro caso formuló cargos en contra de Roberto Carreón Navarrete en el homicidio de la presa El Granero. Participó además como parte acusadora en el caso del multi homicidio de Creel, en donde fue detenido e imputado Sandro Romero.

Solicitó pruebas de ADN en el homicidio de Verónica Mena Delgado, del que se detuvo al presunto asesino, Enrique Orduño. El agente del Ministerio Público fue asesinado la tarde del pasado miércoles en el exterior de la farmacia del Ichisal, ubicada en la avenida Universidad, a un lado de una agencia automotriz. El coordinador de la Unidad de Investigación de Delitos Contra la Vida recibió impactos de arma de fuego calibres 223 y 308.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3882 noticias)
Visitas:
23415
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.