Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gomesycia escriba una noticia?

MetrÓpolis - Aquel Par De Guantes

11/05/2020 21:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

AQUEL PAR DE GUANTES

"¡Qué alegría verte, Steven! ¡Bienvenido, Steven!" Mentiras, todo mentiras. Aquí no hay nadie que se alegre de que vuelva un viejo como yo, ni siquiera esta maquilladora, una niñita que ni sabrá quién soy ni lo que he hecho. No soporto la hipocresía, todos pensando que han de ser amables con un actor que hace tiempo que emprendió ya la cuesta abajo. Y claro que la emprendí, ¡qué remedio!, si ya el teléfono dejó de sonar, si ya no llega guion alguno mientras los que sí llegan sin faltar son los años. Y ahora esto, encima un papel de barrendero, de lujo, sí, pero barrendero al fin y al cabo, por muy bien que me lo hayan vendido, por mucho que me doren la píldora diciéndome que cuido los aseos, le doy réplicas ingeniosas al protagonista, que la chica me tomará cariño... Bobadas. Lo del protagonista sí que es bueno, mejor le habrían dejado con sus pistolas y su caballo, como el paleto de la pradera que es. Pero no me extraña viendo lo que han preparado, dicen que hay amor pero no es una película de amor, y es raro con este director, dicen que hay guerra pero no es una película de guerra, ¿entonces qué es esto?, ni ellos mismos se aclaran. Y en Buenos Aires, transcurre en Argentina, como si alguno de estos supiera dónde está Argentina. Qué cadena de despropósitos. A ver si terminan pronto de maquillarme, no paran de hablar de ella, ni un segundo han parado, ni que fuera tan especial, no ha aparecido por aquí hasta hoy y ahora tendremos que correr todos para rodar sus escenas. Bueno, allá vamos, con esta chaquetilla que hasta es dos tallas más pequeña. Qué de gente hay hoy, nunca ha habido tanto alboroto para una docena de escenas, y este remolino, mira por dónde al final la escoba me va a servir de algo. Me pongo en mi marca y suena la música, se van las luces, saldrá ella...

Y ahora me traen unos guantes negros y larguísimos para que se los dé cuando emprenda el camino del escenario. Un mayordomo, ¿eso quieren?, ¿para qué?, ¿para quién?, ¿para ella...? Ahí llega..., sí que está guapísima, va como fuera del mundo, por encima de todos, me acerca esa piel marfileña y los guantes casi resbalan al suelo. Me los quita de los dedos con delicadeza y enfunda manos y brazos en ellos. No hay nada más, ahora entiendo que no hay otro papel más idóneo para mí, ni otro sitio donde quisiera estar en este final de camino, salvo mirándola caminar hacia ese foco que ahora lo llena todo.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Gomesycia (610 noticias)
Fuente:
gomesycia.blogspot.com
Visitas:
2788
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.