Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ruendi escriba una noticia?

Los mentirosos y la resonancia magnética cerebral funcional

05/07/2010 00:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La neurociencia y la radiología se acercan al club de los mentirosos desde hace pocos años

Los mentirosos y la resonancia magnética cerebral “funcional”

“La mentira es fenómeno defensivo y natural y, aunque parezca extraño está ligada a la capacidad intelectual del individuo, a su desarrollo psicosexual y a su equilibrio emocional.

Pero, todo siendo igual, es mejor vivir con verdades que sean amargas que con mentiras que sean piadosas… es la verdad”

Hay muchas clases de mentiras: algunas pueden ser convenientes, pero lo más correcto es recurrir al engaño lo menos posible.

Sin intención de engañar, no hay mentira.

La intención que la motiva y los efectos que causa definen la gravedad de una mentira.

La mentira es tan dañina para quien la recibe como para quien recurre a ella.

Una nos lleva a la otra, y puede marcar, siempre negativamente, nuestra manera de relacionarnos con los demás.

El mentiroso es un ser inseguro, egoísta, irresponsable, o inmaduro, o todo ello a la vez.

Cumplan los Mandamientos de la ley de Dios y no habrá resonador que valga, para entrar en el reino de Dios, por lo menos los que crean y tienen fé.,

Una de las más perniciosas clases de mentira es el autoengaño. Si nos creemos y mostramos como no somos, nunca sabremos si nos quieren o desprecian a nosotros, o a la imagen fraudulenta que nos hemos fabricado.

Estas dos introducciones al tema de la mentira y unos estudios recientes desde hace pocos años, reseñados en varios periódicos internacionales, pero con basamentos de estudios científicos de poca muestra, pero que se siguen haciendo (sobre todo en Norteamérica, Filadelfia, universidad de Temple) en relación a los datos que puedan aportar la “resonancia magnética funcional”, es decir aquella que en sus imágenes pueda no solo detectar la anatomía, el daño o lesión del cerebro, sino su funcionamiento o activación en relación al flujo cerebral local de cada región, así como el consumo de oxígeno u otros elementos químicos o marcadores y (que debido al fenómeno del magnetismo de los átomos de oxígeno que se unen al hierro de los glóbulos rojos en la sangre y detectados por el magneto del resonador), poder afirmar que un individuo puede estar mintiendo, mientras se le realiza un interrogatorio en un determinado tema, por aumento de la actividad en ese sitio del flujo sanguíneo y la mayor actividad de las neuronas locales; de hecho en los lóbulos frontal, temporal y límbico es donde se han detectado con mayor frecuencia estas áreas de la mentira. Este tipo de estudios a futuro dará mucho que hablar, no solo en relación a la mentira sino a otro tipo de emociones, y sobre todo en el campo de la neurociencia vs sociedad. Donde por ejemplo la infidelidad, pudiera ser descubierta si se interroga a una persona, bajo el estudio de un resonador funcional, que de imágenes de activación y que unido a un polígrafo “detector de mentiras” se detecte alteraciones en la tensión arterial, pulso, respiración y piel del individuo; y que al final lo delaten. Aunque el detector de mentiras ya se está descartando como elemento fidedigno y con solo un 50 por ciento de credibilidad, de esta prueba.

Desde el punto de vista criminológico, jurídico, siquiatrico e incluso sociológico tendría gran controversia la aplicación de este estudio de resonancia magnética para juzgar o condenar a un individuo.

De todas maneras, si se llegará a comprobar la efectividad y el análisis estadístico fuera significativo en los estudios científicos de este estudio de RMC funcional, muchos hombres y mujeres tendrían que esconderse o arrepentirse; no se diga algunos políticos y presidentes mentirosos; estarían al descubierto por la cantidad de mentiras que dicen a diario y engañan al pueblo.

El fenomeno físico del magnetismo y el químico de las uniones de átomos de oxígeno y el hierro en los glóbulos rojos; y la máquina, resonador magnético ¿podrá detectar siempre al mentiroso?

Si cumplimos los Mandamientos de la ley de Dios, todos estaremos en paz con nuestra conciencia y con Dios, y no habrá resonancia que valga.

Rubén D Lopera Ch


Sobre esta noticia

Autor:
Ruendi (28 noticias)
Visitas:
7609
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.