Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bgortairemorejon escriba una noticia?

Las mentiras de Laje y sus aliados

11
- +
30/09/2019 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los datos se han puesto de moda en los debates en las redes. Los sectores conservadores han encontrado figuras que supuestamente hablan con cifras y datos ¿El problema? Mienten con frecuencia

Hace poco me encontré con un comentario que sostenía que Agustín Laje, activista conservador, abierto opositor de los derechos reproductivos, la educación sexual, y en general de todo grupo fuera de la heterosexualidad, era una de las grandes mentes de la academia de América Latina de la actualidad. Me sorprendió la alta consideración que se le daba a una persona por encima de cientos de académicos latinoamericanos con más capacitación, más estudios, y más experiencia, que día a día publican en las sombras y lucha por fuentes de financiamiento a sus propuestas.

Laje se ha vuelto popular en la escena de los temas de género pues se ha vendido a sí mismo como académico en contra del feminismo y la comunidad GLBTI. En conjunto con otros personajes han sabido encontrar un espacio de opinión y relevancia en las sociedades latinoamericanas donde los preceptos del cristianismo siguen normando la agenda de un gran porcentaje de la población. Los términos con los que este nuevo grupo de conservadores se refieren abiertamente a feministas y grupos queer son de por sí despectivos, por lo prefiero no hacer replica de ellos en este teto.

Con un par de vídeos subidos a Youtube, Laje y sus acólitos han ganado un nicho de popularidad en sectores que se sienten afectados y perseguidos por el relativo empoderamiento y presencia de los grupos que ellos mismos han calificado de “progres” o “zurdos”. Estos vídeos, que también son compartidos en Facebook y Twitter, suelen estar editados de manera tal que las contrapartes siempre terminan “perdiendo”. Los titulares suelen ir cargados de un mensaje de mofa y el ya conocido clickbait.

Los seguidores de estos personajes tienden a declararlo victoriosos y rara vez obtienen una respuesta de alguien que está en desacuerdo. Las pocas veces que esto ocurre, la persona que cometió el error de intentar debatir termina bañada en insultos, sometida al escarmiento público y habitualmente se enfrenta a persecución directa y degradación de su apariencia física, origen familiar, entre otros. Las consideraciones religiosas tampoco se hacen esperar. El punto final tiende a ser la exigencia de datos y estadísticas. Ahí es donde entran los imaginarios de Laje. Una capacidad que hay que reconocerle es que es una de las figuras tradicionales del conservadurismo latinoamericano que intenta incluir referencias a estudios y estadísticas con sus argumentos ¿Cuál sería el problema entonces? Que miente abiertamente.

Dentro de la academia existe el conocido “Síndrome del Impostor”, un fenómeno psicológico que hace que las personas, por más estudios o contenido producido todavía se sientan en la incapacidad de asegurar algo con total certeza, pues están conscientes que en la Ciencia y en la Academia hay elementos que no han sido considerados que tienen aún más poder explicativo. Esto produce que muchos académicos sean prudentes al momento de emitir comentarios. Laje y sus colegas no lo hacen. Se trata de una persona que dice las cosas sin importar las consecuencias que esto puede llegar a tener en la vida de otros; algo que encanta a sus seguidores.

Existen algunos blogs y vídeos desmontando una por una las falacias de Laje. Sin embargo, la gente que lo sigue no parece convencida de estas pruebas. De lo que sí están convencidos es de Laje, pues “habla con fuentes y fundamentos”, aunque no se hayan tomado el tiempo de revisar sus fuentes. Y en la medida de su agenda hacen bien, pues tan pronto como seleccionen una fuente al azar se les acaba el juego. O si se toman un tiempo se darán cuenta de que la búsqueda puede ser interminable. Este último fue mi caso.

Agustín Laje publicó un libro junto Nicolás Márquez, que debe sentirse como una especie de Engels del que nadie suele acordarse. El libro titulado “El Libro Negro de la Nueva Izquierda. Ideología de género o subversión cultural” hace una menestra de contenidos para el deleite de la derecha recalcitrante. Cualquier persona más moderada verá que la conducción del texto no cumple otro rol que promover una agenda contra la izquierda, el feminismo y la homosexualidad sin ningún fin académico sino meramente ideológico. Tras leer algunas frases en tonos para nada académicos opté por tratar de contrastar con las fuentes. Sin sorpresa alguna, la bibliografía deja mucho que desear, de los sitios web solo están los enlaces, sin fecha de consulta, como protegiéndose a sí mismos de cualquier observador interesado en contrastar el contenido. La mayor cantidad de referencias bibliográficas se da en el marco del primer apartado donde se cuestiona a la izquierda, el mérito de cierta manera termina siendo el autor principal, Laje.

Uno de los problemas más grandes llega al momento de abordar el tema de la homosexualidad cubierto por Márquez.  En esta sección se menciona que la población homosexual “está en un riesgo sustancialmente mayor ante algunas formas de problemas emocionales, incluyendo suicidios, depresión grave, desorden de ansiedad, desorden de conducta y dependencia de la nicotina”. Al buscar la referencia apareció el nombre del Dr. Neil Whitehead. Se me ocurrió hacer una comparación pues previamente al contrastar una cita de Bagley y Tremblay pude constatar que los autores habían omitido voluntariamente la consideración de que la población de hombres homosexuales es más vulnerable a los intentos de suicidio está asociada con los problemas que les representa demostrar su sexualidad, lo que provoca mayores niveles de depresión.

La referencia a la obra de Whitehead se cita como: “Whitehead, N. “Homosexuality and Mental health Problems. www.narth.com/docs/whitehead.html (citando 3 ponencias con comentarios de Archives of General Psychiatry, una revista de reconocido prestigio médico. Un comentario dice: "la fuerza de los nuevos estudios es su grado de control".)”, lo cual es un formato sumamente informal y poco convencional. La sorpresa se da que al seguir el enlace el enlace está roto. En un intento de encontrar la fuente en otros espacios decidí copiar la cita en el buscador. Llama la atención entonces cuando decenas de blogs de internet de corte religioso utilizaban la misma fuente, en el mismo formato, una y otra vez para justificar sus argumentos contra la homosexualidad. Es más la referencia bibliográfica está presente, en el mismo formato hasta en inglés: “Whitehead, N. “Homosexuality and Mental Health Problems.” www.narth.com/docs/whitehead.html (Citing 3 papers and accompanying commentary in Archives of General Psychiatry, an established and well-respected journal. One commentary includes: “The strength of the new studies is their degree of control.”)”.

A Whitehead fue muy difícil seguirle el rastro con respecto a esta obra. En Google académico la obra aducida solo aparece como citada un par de veces, sin otra copia digital del artículo. En su mayoría solo es usada como ejemplo de los pocos estudios que han “probado” que la homosexualidad sea un problema en sí mismo. Existen un par de vídeos en Youtube de unos cuantos segundos donde aparentemente sale el Dr. Whitehead sosteniendo que los estudios dicen que no hay un gen gay, que es utilizado por los usuarios de las redes para sostener que la homosexualidad es una desviación moral. De inmediato el vídeo se corta. Lo que sorprende es que un tema tan controversial y que merece tanta atención no cuente con fuentes contrastables y que se oculten detrás de un secretismo que otros usan como prueba certera, confiable e irrefutable.

Esto me lleva a sospechar que la cita ha sido repetida una y otra vez sin siquiera contrastar la fuente original. Lo cual no es nada extraño; el apuro de publicar y justificar una idea en la “ciencia” ha conducido a que cada vez haya más publicaciones en las que no se contrasten contenidos. Este no es solo un problema de los grupos conservadores, pues la izquierda también peca de estos fallos. Este es solo uno de los ejemplos de la cortina de falacias y farsas de Laje y sus aliados, que para ser honestos me ha tomado más tiempo del que inicialmente esperaba. Lo cierto es que si más personas se dedicasen a hacer un contraste de la obra de este tipo de autores sería más fácil cerrar el innecesario debate que los sectores conservadores tratan de llevar acerca de los derechos sexuales y reproductivos.

No es admisible que alguien a quien le aducen ser una de las grandes mentes de América Latina  se permita presentar fuentes tan cuestionables. La misma crítica se aplica a la casa editorial que termina publicando el libro: Unión Editorial. Este grupo se vende a sí mismo como defensor de: “los valores de la economía de mercado y de la filosofía liberal en que dicha economía se sustenta”. Hablamos entonces de una editorial que abiertamente mantiene una agenda política que se beneficia de la fama de Márquez y Laje. Al mismo tiempo demuestra con la pobre calidad de sus textos publicados que carece de seriedad académica y científica.

El debate en la región debe cambiarse para evitar entrar en una era de oscurantismo académico en el que no se podrá confiar ni siquiera en los libros. Es importante que la gente se familiarice más con los procesos de publicación, la revisión por pares, las medidas de transparencia académica. Mucha gente se queja de la imposición de las prácticas de citación APA, pero no se percata de la importancia que esto tiene para la ciencia. Es tiempo de ser honestos y transparentes con nuestras ideas.

 

*Si algún lector logra encontrar el texto original de Whitehead estaré sumamente agradecido.

 

 

                                     


Sobre esta noticia

Autor:
Bgortairemorejon (8 noticias)
Visitas:
332
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.