Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que mimesacojea.com escriba una noticia?

Mentes brillantes: la religión

24/10/2010 20:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este artículo contiene las principales reflexiones de los ponentes del debate titulado "¿Del Big Bang al paraíso?", que formó parte del I Congreso de Mentes Brillantes celebrado en Málaga bajo el título El Ser Creativo

El debate razón contra fe (o razón y fe, como prefieras) estaba compuestos por un representante del judaísmo, una representante del islamismo, un científico (sin confesión confesa) y una representante del laicismo. Ni rastro del catolicismo. ¿Y eso por qué? 

Joaquín Zulategui, director del evento, me dice que solicitó insistentemente a la Conferencia Episcopal Española la presencia de un representante de la Iglesia Católica, pero el silencio fue la única respuesta. 

Ingrid Mattson 

La canadiense Ingrid Mattson es la presidenta de la Sociedad Islámica Norteamericana. Apareció en el escenario con el cabello cubierto por un pañuelo y de eso habló principalmente; de pañuelos. Manifestó su preocupación por las polémicas que se están desarrollando (sobre todo) en Europa en torno el velo. "No me parece adecuado que gente que está fuera de las prácticas religiosas dé un sentido irracional a las prácticas que llevamos a cabo los religiosos". 

"La gente", afirma Mattson, "debe sentirse cómoda con la ropa que se pone" para aclarar, acto seguido, que ella tampoco se siente cómoda hablando con mujeres que lleven el rostro completamente tapado. 

Mattson no mencionó las caricaturas de Mahoma (nadie lo hizo), pero sí dijo lo siguiente: "En Islam la palabra de Dios es el texto recitado. Por lo tanto, la tradición estética del Islam es textual. El Islam escribe sus historias, pero no suele dibujar sus figuras." 

Mattson hizo varias comparaciones tan sutiles como cuestionables. Comparó, por ejemplo, el hecho de llevar pañuelo con el hecho de agrandarse los pechos quirúrgicamente. "En 2.008 más de 350.000 norteamericanas aumentaron sus pechos. Esto se debe a una falta de autoestima. Es un intento de mantener el interés de los hombres en sus vidas. ¿Deberíamos prohibir estos procedimientos quirúrgicos? Me parece que no." 

Sobre la dicotomía razón-fe, Mattson fue clara: "El Islam dice que el mundo natural está regido por las leyes de Dios." 

Corinne Maier 

La presencia del ensayista Corinne Maier, justo después de Mattson, no fue precisamente cómoda. No sólo porque Maier defienda sus radicales tesis laicas sin apoyarse en dato alguno (casi nunca, al menos), sino por sus formas. Maier, considerada por New York Times "la heroína de la contracultura" se expresa con remarcada violencia, hasta el punto de convertirla en su seña de identidad. 

Maier opina que la realización personal pasa necesariamente por el éxito profesional, ya que "hay que llegar muy alto en una organización para no tener que aguantar a idiotas que te digan lo que tienes que hacer". Y el desarrollo profesional, según ella, es incompatible con la maternidad. 

Afirmó, rotunda, que la sentencia "los niños dan sentido a nuestras vidas" es un cliché sostenido en la actualidad por el sistema capitalista. "El capitalismo quiere que tengamos niños porque los padres son grandes consumidores. Un niño es el bien más caro que podrán permitirse en toda su vida. Más caro aún que una casa o un coche deportivo." 

Maier es madre. Su afirmación "a veces me arrepiento de haber tenido hijos" (incluida en el libro No Kid. 40 buenas razones para no tener hijos) impulsó un intenso debate en los medios franceses. Ella sostiene que las madres, por el hecho de serlo, renuncian a su presente y acumulan frustraciones durante el resto de su vida. Casi todo lo que Maier dispara por su boca es, como mínimo, polémico no tanto por el mensaje en sí como por la forma de exponerla: "dar el pecho es una esclavitud, pero las mujeres aceptan convertirse en biberones rodantes". 

Más sobre

¿Y qué hace Maier en un debate sobre religión?, te preguntarás. Bien, no sólo es que todas sus ideas sean abiertamente laicas, es que parecen resultar enormemente ofensivas para buena parte de las personas religiosas (de hecho, fue el único debate crispado). 

Respecto a la dicotomía razón y fe, Maier negó la mayor: "No hay tal dicotomía. El capitalismo es otro tipo de fe, porque ofrece una visión total del mundo y del ser humano. No creo que ya no se seamos creyentes; simplemente creemos en otras cosas." 

Shmuley Boteach 

"Detesto la palabra tolerancia, porque tolerar es soportar algo apretando los dientes. Tenemos que aprender los unos de los otros. Tenemos que convivir." 

A mitad de camino entre un rabino y un showman (en realidad es ambas cosas), Shmuley Boteach habló durante 21 minutos sin mencionar ni una sola vez las palabras Dios ni religión. Boteach dibujó una divertida y tramposa radiografía de la sociedad norteamericana (y, por extensión, de la occidental) a través de la sexualidad. 

Sex is dead, afirmó. Y alargó una pausa antes de desarrollar su tesis con mucho aspaviento, en modo telepredicador: "La dependencia natural entre los sexos ha desaparecido. Las mujeres ya no necesitan a los hombres. ¿Cuántas de ustedes necesitan un hombre? ¿Cuántas de ustedes no podrían vivir sin hombres? ¡Vamos, levanten las manos!" Unas pocas manos se levantan. "¿Y cuántas de ustedes no podrían vivir sin un frigorífico?" Cientos de manos se levantan entre risas. "¡Ya lo ven! ¡Las mujeres han desarrollado una mayor dependencia del frigorífico que de los hombres!" 

Según los datos presentados por Boteach, "en occidente, las parejas practican sexo, de media, una vez por semana y dura 7 minutos cada vez. Y en ese tiempo se incluye el cigarro y el tiempo que él tarda en convencerla". Y añade un dato más: en occidente, uno de cada tres matrimonios no tiene sexo en absoluto. ¿Los motivos? Una mezcla de frustración, sobreexposición mediática del sexo, y la cultura del right now, de lo inmediato, la negación del obstáculo y la espera. 

Considera Boteach que el pensamiento laico que da forma a nuestra sociedad no entiende el erotismo. "La primera regla de la atracción romántica es lo prohibido. Esta mentalidad laica en nuestras relaciones provoca aburrimiento. ¡Ya no hay que esperar para nada! Pero la espera es obstáculo, y el obstáculo acrecienta el apetito." 

"En Estados Unidos la depresión femenina está en sus niveles más altos. 1 de cada 3 mujeres consume Prozac. (...) ¿Y por qué hay tantas mujeres deprimidas? Porque ser mujer es sentirse inadecuada permanentemente. Las piernas nunca son suficientemente largas, los pechos nunca son suficientemente grandes, los ojos nunca son lo suficientemente azules. Y una cosa es segura. Nunca una mujer es suficientemente joven ni suficientemente delgada." 

La panacea de Boteach pasa, por tanto, por un retorno social a los valores religiosos. La espera, la contención, la intimidad. "La sobreexposición", concluye, "conduce al desprecio." 

Mario Molina 

Afortunadamente, se sumó al debate Mario Molina, Premio Nobel de Química y asesor de Obama en cuestiones medioambientales. Molina es también asesor científico del Vaticano. Pero eso, aclaró, no implica que sea católico. 

Sus aportaciones al debate fueron representativas del mejor racionalismo ilustrado: educado, tolerante y firme. En una exposición muy breve, Molina desechó las principales falacias religiosas, como el creacionismo, por estar en contra de teorías aceptadas por la comunidad científica. 

Ante la pregunta directa "¿hay un Dios?", Molina afirmó que existen fenómenos que la ciencia probablemente nunca pueda explicar. "Podemos llamarlos Dios si queremos. Al fin y al cabo", concluyó, "es sólo una cuestión léxica".


Sobre esta noticia

Autor:
mimesacojea.com (469 noticias)
Fuente:
mimesacojea.com
Visitas:
5297
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.