Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leoland.uy escriba una noticia?

Mensajes subliminales en los Simpson

14/04/2010 17:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las diabluras de Nátas (no lo nombre en voz alta, menos si es de noche, hay luna llena y es viernes)

(Para encabezar este artículo, imagine una foto de Homero estrangulando a Bart. No puedo colocarla, por asuntos de derechos de autor. Este artículo, empero, puede citarse libremente, aunque yo también tengo mis derechos; -)) ).

En Internet, muy particularmente en Youtube, hay una proliferación de noticias en referencia a supuestos “mensajes subliminales”.

La ortodoxia en mensajes subliminales era: demos vuelta la grabación de… X o Y, e inmediatamente escucharemos cosas tales como invocaciones a Satán, Dios no existe, el diablo es buen tipo, no sabemos muy bien si una invocación a Satán hecha al revés tiene efecto a nivel inconsciente (Cotugno lee esto y, horror de los horrores, termina invocando a Satán sin saberlo, mientras mira la compu en el Arzobispado de Montevideo), y/o si el propio Nätas, al sentirse invocado de esa forma, se hace presente en el cuerpo y el espíritu del invocante, quien a partir de ese momento cae preso en sus redes para siempre. La UCLA y otras prestigiosas Universidades estudian, con respecto a la semiótica del asunto, si los mensajeros subliminales nos están informando respecto a su propia secreta adoración a Nátas, o si lo están invocando, y el diálogo es en realidad con Úbezleb (cuídese de no pronunciar en voz alta estos nombres, sobre todo si está leyendo de noche y hay luna llena).

Sin embargo, bromas aparte, yo he encontrado miles de mensajes subliminales (…) en los Simpson, sí que lo veo, si no, no podría criticarlo.

Veamos. Homero Simpson es un estúpido, parece un individuo que tiene cierto retraso mental, tal como su voz y expresiones lo enfatizan. Un alcohólico adicto a la cerveza, que hace muy mal un trabajo sin expectativa alguna, en una industria turbia y contaminante, en la cual es el encargado de la seguridad industrial. Hasta ahí Groening nos ha dicho bastante acerca de su propia concepción de América. Pero la cosa no para ahí. El tonto este se ha reproducido, con bastante suerte, ya que sus hijos no heredaron su retraso. Tiene un hijo anárquico y nihilista, que no lo reconoce como padre y contra quien ejerce la violencia familiar, apretándole el cuello reiteradamente, no sabemos si alcoholizado o sin alcoholizar. Frente a esto, su esposa, que es también la madre de los 3 hijos, no reacciona en ningún sentido, como corresponde a los peores casos de violencia familiar. Una hija super inteligente, budista y contestataria, y otra más pequeña, también muy inteligente, de la cual no sabe el nombre. Su esposa es ama de casa y parece que es atractiva. La inteligencia de Lisa es más bien intelectual-militante, Bart es un vivo que ve el beneficio en todo. Las posturas de los niños corresponden más bien a la adolescencia, no correspondiéndose con la edad con la que nos los presentan.

A propósito, la ética de Homero es absolutamente acomodaticia: su comodidad primero. A veces reacciona con heroísmo, o hace cosas muy importantes, pero son simplemente anécdotas, no cambia eso en nada su vida cotidiana, lo cual es incluso peor. A veces, nos lo muestran con cierta ternura, pero es absolutamente incapaz de salir de la situación vital en la que se encuentra.

Como muchos veteranos, Homero añora a veces sus épocas de músico juvenil. Otro cliché: la música es algo a lo cual uno se dedica cuando es joven, luego llega una fábrica, unos hijos, y se termina todo, salvo el bar. Ese es el mensaje, y los lectores saben sacar todos los demás mensajes por sí mismos, no es necesario que los explicitemos todos.

Hasta ahí Groening nos ha dicho mucho de lo que siente y piensa acerca de Estados Unidos. Ríete de Walt Disney y sus tíos que viven con los sobrinos, y sus novios eternos, que hacen sospechar subliminalmente tremendos acontecimientos en lo que refiere a los verdaderos padres de Hugo, Paco y Luis. Después de que nos atragantamos con Bambi y su terrible, traumática orfandad.

Muchas veces lo satánico se utilizó como excusa para justificar atrocidades humanas, muy humanas..

Al menos en Disney no se ejercía directamente la violencia familiar padre o madre-hijo, a causa de la carencia total de padres o madres; -))

No es el humor de los Simpson para niños, precisamente. Esa escena en la cual el padre de Homero le dice que su madre, militante hippie, llevó a Homero a Woodstock, y que si no fuera por los cuidados de su padre estaría ahora quién sabe en qué situación, y Homero se ve a sí mismo con una larga cabellera, tocando el sitar y acompañado de dos chicas que le dicen: enséñanos a hacer el amor, obviamente no es para niños, y no me refiero a la alusión sexual, sino a toda la escena, que requiere tener como 50 años para comprenderla cabalmente y reírse.

No estoy hablando de mensajes satánicos… muchas veces lo satánico se utilizó como excusa para justificar atrocidades humanas, muy humanas, de las que se decía sin razón que eran inhumanas, dado que los mamíferos no humanos no suelen organizar limpiezas étnicas y guerras en general, frías o calientes.

Estoy hablando de ideologías nihilistas, con o sin filos intelectuales, de las cuales uno debería terminar por cansarse.

De los dibujos donde un padre trata de estrangular a su hijo por una estupidez, y no sabe el nombre de su hija.

De los programas donde un sujeto trata de llevar a otro a sus límites, y después, si sobrevive, le da una heladera de regalo, y el tipo, casi infartado, agradece como un verdadero alcahuete. O aquellos en los que nos muestran a un verdadero zopenco, casi muerto en un accidente en un “deporte extremo”, para después decirnos que, tan solamente un año después, ya Robert se ha recuperado… y volvió a practicar el “deporte extremo”. Matate, Robert.

De la falta de creatividad en sentido positivo.

De la falta de propósito de la vida, que nos quieren proclamar por todos los medios para que seamos consumidores más descerebrados cada día.

Es necesario creer en algunos valores, no impuestos, sino sentidos desde adentro como positivos. En general quienes intentan deconstruir nuestros valores lo hacen, subliminal o superliminalmente, para insertarnos otros. Con una habilidad digna de ser elogiada por el propio aritnem al ed erdap le, nátaS


Sobre esta noticia

Autor:
Leoland.uy (16 noticias)
Visitas:
21979
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.