Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Al menos 95 muertos por la explosión de dos camiones cisterna a causa de un bombardeo de la OTAN

04/09/2009 19:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al menos 95 personas habrían fallecido hoy, muchas de ellas civiles, y varios centenares habrían resultado heridas como consecuencia de la explosión de dos camiones cisterna cargados de combustible a causa de un bombardeo efectuado por un avión de combate de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), la misión de la OTAN en Afganistán, en la provincia septentrional de Kunduz. La ISAF ya ha abierto una investigación en colaboración con las autoridades afganas para aclarar lo ocurrido.

El gobernador de Kunduz, Mohamad Omar, informó de la cifra de muertos, entre los que se encuentra el comandante talibán mulá Abdul Rahman, a la agencia de noticias afgana Pajhwok, que precisa que la explosión causó la muerte de unos 45 insurgentes, por lo que se cree que el resto son civiles. Sin embargo, la Policía local elevó a 65 los milicianos fallecidos.

Según el gobernador, los talibán habían robado dos camiones cisterna que transportaban combustible para aviones de la ISAF por la carretera que discurre entre las provincias de Kunduz y Baghlan. Al parecer, los milicianos estaban distribuyendo la gasolina entre los vecinos cuando se produjo la explosión y, según una fuente de las fuerzas de seguridad afganas, el avión de los aliados bombardeó el lugar donde se había congregado la gente.

El número exacto de víctimas aún no está claro, ya que la Presidencia de Afganistán rebajó en cinco personas el balance ofrecido por el gobernador de Kunduz, y el portavoz talibán Zabihulá Mujahid afirmó que las informaciones del Gobierno provincial son falsas y que su grupo no ha perdido a ningún combatiente.

La ISAF aclaró en un comunicado que uno de sus comandantes autorizó el bombardeo a primera hora de la mañana tras "observar actividad de la insurgencia" en la zona y "evaluar que no había civiles", después de que las autoridades afganas le notificaran el robo de dos camiones cisterna por parte de insurgentes ayer por la tarde.

"Un gran número de insurgentes han muerto o resultado heridos, de acuerdo con algunas informaciones, y los camiones con combustible fueron destruidos en el ataque", confirmó la fuerza de la OTAN, que dijo haber recibido "informaciones de que algunos civiles murieron o resultaron heridos" y agregó que está investigando estas afirmaciones "en colaboración con las autoridades afganas".

INVESTIGACIÓN "COMPLETA E INMEDIATA"

Posteriormente, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, subrayó el compromiso de las tropas aliadas de proteger a la población afgana y prometió impulsar una investigación "completa e inmediata" del bombardeo. De hecho, ya hay un equipo de investigación encabezado por un comandante de la ISAF en el lugar del incidente.

"He estado siguiendo muy de cerca las informaciones de lo que ocurrió en Kunduz esta mañana. Hubo un ataque aéreo de la ISAF contra los talibán durante la noche. Varios talibán han muerto seguro y también existe la posibilidad de que haya bajas civiles, pero todavía no está claro", explicó en una rueda de prensa.

También el comandante que está al frente de la ISAF y de la coalición militar encabezada por Estados Unidos en Afganistán, el general estadounidense Stanley McCrystal, trasladó esta mañana al presidente afgano, Hamid Karzai, "su compromiso de aclarar lo que ha ocurrido lo antes posible".

"El pueblo afgano debe saber que estamos profundamente comprometidos a protegerles y que investigaremos de forma completa e inmediata este incidente", recalcó Rasmussen, quien reconoció que "en conflictos como estos, pueden ocurrir errores". En todo caso, dejó claro que para las tropas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, "minimizar" el número de bajas civiles "es un aspecto central" de su labor.

En este sentido, destacó el "gran éxito" de la estrategia aprobada el pasado mes de junio por la OTAN precisamente para reducir las bajas civiles en las operaciones aliadas, que limita especialmente el uso de bombardeos y prohíbe recurrir a ellos en caso de que exista el riesgo de matar a civiles.

"Nuestro compromiso con la protección de los civiles queda demostrado por el hecho de que las bajas civiles provocadas por la ISAF se han reducido en más de un 95 por ciento respecto al año pasado", gracias a la nueva estrategia, señaló.

"LA MUERTE DE CIVILES ES INACEPTABLE"

El presidente de Afganistán se declaró "profundamente afectado" por las consecuencias del bombardeo y reiteró que "la muerte de civiles es inaceptable", por lo que pidió que se tomen "todas las precauciones" en las operaciones militares.

Según informó el Palacio Presidencial en un comunicado, ya se ha conformado un equipo de investigación que ha sido enviado al lugar para averiguar las causas de lo ocurrido y que deberá presentar a la Presidencia un informe con sus conclusiones lo antes posible.

Algunos vecinos de la zona donde se produjo el ataque aseguraron que éste generó una gran bola de fuego que quemó viva a la gente que se encontraba recogiendo combustible, y varios hospitales cercanos dijeron haber recibido a trece personas, incluidos tres niños, que presentaban quemaduras graves, según informó la agencia Reuters. Luego un portavoz de la ISAF, general de brigada Eric Tremblay, admitió que "parece que se está evacuando y tratando en hospitales locales a muchas víctimas civiles".

MÁS INCIDENTES VIOLENTOS

Aunque el ocurrido en Kunduz ha sido el incidente violento más grave registrado hoy en Afganistán, en otras zonas del país también se han producido víctimas mortales. Así, en la provincia de Nimroz (suroeste), murieron tres guardias de seguridad de una empresa privada a causa de un atentado suicida con coche bomba.

Aparte, un militar francés falleció y otros nueve resultaron heridos, tres de gravedad como consecuencia de la detonación de un artefacto explosivo al paso de un vehículo en el que varios militares franceses patrullaban en la región de Showji, entre las bases militares de Nijrab y Bagram, en el noreste de Afganistán, según señaló la Presidencia francesa en un comunicado.

También se han registrado víctimas entre los insurgentes talibán, concretamente a las afueras de Qalat, capital de la provincia de Zabul (sureste), donde un ataque aéreo de las fuerzas extranjeras lideradas por Estados Unidos mató anoche a cinco talibán, incluido un comandante, que estaban colocando minas en la carretera de Kabul a Kandahar, según declaró a Pajhwok el 'número dos' de la Policía en la zona, coronel Ghulam Jilani Farahi, aunque un portavoz talibán, Qari Yusuf Ahmadi, aseguró que sólo murió un combatiente y que el resto eran civiles.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2305
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.