Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Megan Fox: "Me encanta besar a chicas bonitas

30/09/2009 15:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La actriz de "Transformers" Protagoniza "Diabólica tentación", filme de terror con erotismo, que se estrena mañana. La nueva sex symbol habla de su veloz ascenso a la fama

<a href=

Es bastante más bajita que lo que parece (mide 1, 62). Eso es todo lo que uno puede decir para romper la ilusión de que Megan Fox es una mujer bellísima, la más sexy sobre la Tierra según opinan los lectores de revistas como Maxim y FHM. Sólo basta verla un rato en Diabólica tentación, filme de terror que se estrena mañana, para notar que con ese rostro puede aguantar un plano durante varios minutos. No importa si su personaje es interesante o si la película en la que actúa es buena: la chica abre la boca, saca la lengua y le prende fuego con un encendedor, como se ve en la foto de aquí al lado. Y no hace falta mucho más. Megan Fox es una estrella y la cámara la adora.

Tanto es así que durante el primer fin de semana del Festival de Toronto, en el que se juntaron una decena de preestrenos y se chocaban las alfombras rojas con figuras que iban desde Matt Damon a Robert Duvall pasando por Drew Barrymore y Colin Farrell, el único que pudo competir con ella en atención fue George Clooney. Y ni siquiera él: sólo bastaría repasar los diarios, revistas y sitios de internet del fin de semana que arrancó el 11 de septiembre pasado para notar que la reina de Toronto durante esos días era Megan Fox. Sus fotos eran tapa de todos los medios.

De hecho, si bien la apertura formal del festival era con el drama Creation, sobre Charles Darwin, para todo el mundo la verdadera atracción fue el preestreno de Diabólica tentación (Jennifer's Body, en el original), que abría la sección Midnight Madness. En ella, la actriz de las dos partes de Transformers encarna a la tal Jennifer, una adolescente que, tras una noche de juerga con una banda de rock "satánico", vuelve a la vida normal, pero poseída por una suerte de espíritu demoníaco. Needy (Amanda Seyfried, de Mamma mía!) es su mejor amiga desde la infancia y la que se da cuenta de que Jennifer ha vuelto distinta. Y que tiene intenciones de aniquilar de manera sangrienta a todos los hombres que se crucen por su camino.

Pero Diabólica tentación no es un filme de terror convencional. ¿Motivo número uno? El guión es de Diablo Cody, la ganadora del Oscar por La joven vida de Juno, con su estilo verbal pícaro y ácido, lejano de las fórmulas y diálogos del cine de horror clásico. Y la dirección es de Karyn Kusama, que viene del cine independiente (Girlfight) y debutó en el terreno de acción con la fallida Aeon Flux. Eso fue lo que a la actriz la convenció de hacer la película.

"Lo que me llamó la atención era que se trataba de un guión muy distinto a todos los que me ofrecían", dijo Fox a la prensa que llenó la sala de conferencias del Sutton Place, más para verla de cerca que para oírla, aunque hay que decir que todo el mundo se comportó demasiado respetuosamente. "No me suelen mandar cosas de este nivel, más bien me llegan guiones en los que tengo que andar casi todo el tiempo en bikini y que lucen como películas de esas que van directo a DVD. Así que me sentí afortunadísima de recibir un guión de Diablo (Cody). Ella es brillante y es una suerte poder trabajar en algo tan bien escrito".

Si hay algo que caracteriza a Megan -y que ya se vio en muchas de sus presentaciones en la televisión estadounidense y en entrevistas con algunos medios- es su franqueza y frescura para hablar de casi todo. Tal vez sea una forma diferente -más británica que estadounidense- de buscar promoción, pero la actriz de 23 años no tiene problemas en criticar a Michael Bay, el director de la saga Transformers ("es como Napoleón, se comporta como Hitler en el set", dijo) ni de burlarse de sus colegas, de "admitir" su bisexualidad o de aparecer desafiante y frontal. Se ve que en esta película se sintió a gusto con todo el mundo, porque cada vez que abrió la boca fue para halagar a sus colegas. Y, de paso, criticar indirectamente a los otros. Veamos un ejemplo...

Los diálogos de Cody se caracterizan por ser complejos, ingeniosos, llenos de referencias culturales y lenguaje inventado. ¿Te resultó difícil interpretarlo?

No es tan difícil decir un diálogo inteligente y gracioso. Es mucho más fácil para un actor que decir un diálogo horrible y muy poco creíble. Eso, créeme, es realmente tortuoso. Y la verdad es que no siento que los diálogos de Cody sean tan inusuales.

¿Te gustan las películas de terror?

No veo muchas, soy bastante miedosa.Tengo miedo a los gatos, así que imaginate. Vi El exorcista cuando tenía nueve años y me dio tanto miedo que no vi casi ninguna más desde entonces. Vi Darkness Falls (aquí salió directo en DVD como En la oscuridad de la noche, en 2003), que es bastante mala, pero me dio tanto pánico que dormí con mi mamá una semana entera.

¿Suponés que esta película podrá provocarle a la gente el mismo efecto?

No creo que sea una película de terror. Como dicen los del estudio: "es un thriller sexy con un perverso sentido del humor" (se ríe). Es una comedia con toques de horror, pero no en el sentido de que no vas a dormir cuando la veas. Aunque tal vez me equivoque...

La actriz de "Transformers" Protagoniza "Diabólica tentación", filme de terror con erotismo, que se estrena mañana. La nueva sex symbol habla de su veloz ascenso a la fama

Nacida en Tennesee y apellidada Foxx en la realidad, Megan vivió hasta hace muy poco en Florida con su madre y su padrastro, a los que definió como "muy estrictos". Empezó a trabajar como modelo a los 13 años y contó más de una vez que en su adolescencia tuvo un muy complicado paso por el secundario, "especialmente con las chicas, todas me odiaban; mis amigos eran todos varones".

A los 16 años debutó como actriz en Holiday in the Sun, que se editó directo en DVD y luego fue una de las protagonistas de la serie de TV, Ocean Ave., que sobrevivió dos temporadas sin mucho éxito. Pequeños papeles en series como Two and a Half Men y en la película Bad Boys II -su primer encuentro con Bay- le dieron paso a su primer papel en un filme de éxito -Confesiones de una típica adolescente, en la que compartió cartel con Lindsay Lohan- y en una serie con algo de rating, Hope & Faith.

Pero su verdadero descubrimiento fue con Transformers, el filme de 2007 de Michael Bay que se transformó en un megaéxito mundial. Como Mikaela, la compañera de aventuras de Sam (Shia LaBeouf), Fox pasó a la fama más por su look que por sus habilidades interpretativas. Tras algunos papeles secundarios en filmes sin repercusión, Transformers 2: la venganza de los caídos, estrenada a mediados de este año, la volvió a poner en el centro de la escena. Y ahora Diabólica tentación es la primera película que la tiene como principal atractivo (ver "Con un fracaso...").

Después de tres años de altísima exposición -tapas de revistas como Esquire, GQ, Maxim, FHM, Entertainment Weekly, Cosmopolitan y Elle, entre otras- y de ser elegida como una de las mujeres más sexies del mundo en varias publicaciones, la responsabilidad del éxito de una película recae ahora casi exclusivamente en ella.

Tenés fama de llevarte mal con las chicas y esta es una película hecha y protagonizada casi exclusivamente por mujeres. ¿Fue complicada la experiencia?

Fue genial trabajar entre mujeres y, especialmente, con una directora. Es una experiencia muy diferente. Una mujer es más sensible a entender lo que te pasa en cada momento. Siento que ella quería que luciéramos bonitas en la película, pero de una manera natural: como gente real en una ciudad real. Hay una belleza verdadera en eso. No parecemos chicas Cosmo, de esas que tienen que estar todo el tiempo super peinadas y maquilladas y lucir radiantes para ser atractivas. Y no tuve que agacharme al lado de una bicicleta para lucir bien, y eso estuvo bueno (se ríe).

¿Y la relación con Amanda fue sencilla?

Cuánto más tiempo pasamos juntas, mejor fue saliendo todo. La primera escena que hicimos fue difícil, porque no parecía que éramos amigas de la infancia. Pero la relación creció durante el rodaje y lo que hacíamos se fue haciendo más creíble. Para eso sirvió vivir todos juntos en Vancouver durante todo el tiempo que duró el rodaje y relacionarnos. No se si hubo un momento específico en el que todo empezó a fluir. Amanda es dulce y tímida y yo no soy así. Y eso, finalmente, terminó resultando perfecto para como eran los personajes.

¿Y cuál fue la escena más complicada de filmar? ¿La del beso con Amanda?

Fue gracioso y un poco ridículo. Pero no fue nada difícil. Hay cosas mucho más complicadas y difíciles. Me encanta poder besar a una chica bonita como Amanda.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
9303
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.