Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antitoxic escriba una noticia?

Medicina tradicional, una alternativa valiosa como recurso curativo en muchas enfermedades

22/06/2010 18:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La medicina tradicional, día a día se convierte en una alternativa de mucho peso, para tratar diversos problemas de salud, debido a la disponibilidad del recurso, los bajos costos, y aparentemente sin efectos secundarios

En el territorio de Iberoamérica se asientan prácticamente todos los tipos de vegetación, lo que ha propiciado el conocimiento de numerosas especies que se utilizan en medicina tradicional con lo que se ha acumulado experiencia para que el hombre aproveche los remedios que le brinda la naturaleza.

Desde la antigüedad casi todos los medicamentos fueron preparados por trituración y mezcla de partes de plantas; tallo, corteza, raíces, hojas, flores, semillas entre otros. En estos casos si el producto se emplea sin mucho refinamiento, como las hojas molidas o la savia pulverizada seca, recibe el nombre de fármaco en bruto. En esta forma contiene muchos materiales extraños sin carácter medicinal, y aunque dicho material generalmente es inerte puede irritar a los tejidos. En este tipo de fármacos hay sustancias conocidas como principios activos, de los que depende su actividad básica, los cuales varían en naturaleza y efecto.

En años recientes, se ha conceptualizado a los medicamentos en función de fórmulas químicas orientadas a agentes específicos de enfermedades o funciones corporales. A dichas entidades químicas se les mide su pureza, y con ellas se realizan estudios en animales para medir su eficacia, después se someten a ensayos clínicos en seres humanos.

Una vez que ha pasado por una serie de etapas experimentales, los principios activos obtenidos de plantas pueden utilizarse con mayor confianza en enfermedades específicas, eso es lo ideal, sin embargo nuestra cultura ancestral nos ha enseñado que la medicina tradicional, ha sido una herencia de nuestros antepasados que se ha transmitido de generación en generación y que indudablemente ha salvado muchas vidas, por lo tanto un componente esencial del patrimonio tangible e intangible de las culturas del mundo, un acervo de información, recursos y prácticas para el desarrollo y el bienestar, y un factor de identidad de numerosos pueblos del planeta.

En el uso de la medicina tradicional el uso de plantas, o frutas con fines medicinales, los modos de aplicación varían; una forma frecuente de empleo es la infusión, en que el principio activo se disuelve en agua mediante una cocción más o menos larga. La tisana resultante se bebe; las plantas curativas empleadas de este modo incluyen la tila (Tilia platyphyllos), cuyo principio activo es el eugenol, la pasionaria (Passiflora edulis), cuyos principios activos incluyen el harmol y el harmano, o el mismo café (Coffea arabica), cuya infusión contiene cafeína.

De otras plantas se preparan en tinturas, se comen, se inhala el humo de su combustión, o se aplican tópicamente como emplastos o cataplasmas.

Algunas Plantas Curativas son:

Ajo (Allium sativum): Se emplea el bulbo. Es hipotensor por vasodilatación de los vasos periféricos, antiateromatoso, hipocolesteromiante, disminuye la agregación plaquetaria, bacteriostático, fungistático, antihelmíntico suave, expectorante, rubefaciente y vesicante en uso externo.

Amapola o Adormidera (Papaver somniferum): De ella se extrae un látex seco: el opio, con sus alcaloides: la tebaína, el antihipertensivo papaverina, y los analgésicos narcóticos morfina y codeína.

Ambay (Cecropia adenopus): En sus hojas se encuentran ambaína, ambainina, cecropina y cecropinina. Es expectorante, antiespasmódico, antiasmático, diurético, cardiotónico y como lija casera; junto con la corteza se usan como béquico.

Belladona (Atropa belladonna): Posee los principios activos atropina, belladonina, colina, esculetina, hiosciamina, nicotina, escopolamina, escopoletina y taninos, de acción depresora sobre el sistema autónomo parasimpático, con efectos miorelajantes de la musculatura lisa e inhibitorios de las secreciones. En caso de intoxicación provoca estupor, disfagia, sequedad de las mucosas y sed, visión doble, fotofobia, náuseas, delirio o alucinaciones, y anuria.

Cáscara Sagrada (Rhamnus purshiana): Contiene emodina, cuyo extracto líquido se utiliza como laxante y tónico intestinal.

Digital o Dedalera (Digitalis purpurea): De sus hojas y flores se extrae la digital, útil en padecimientos cardiacos.

Efedra (Ephedra sinica): Se obtienen de ella aminas simpaticomiméticas efedrina y pseudoefedrina, con actividad vasoconstrictora, termogénica, cardiotónica, descongestiva de las vías respiratorias, broncodilatadora, y estimulante.

Guaraná (Paullinia cupana): De ella se obtienen metilxantinas como la cafeína y la teobromina, vasoconstrictor y tónico nervioso.

Ginkgo (Ginkgo biloba): Vasodilatador cerebral, antiagregante plaquetario y antioxidante, utilizado para promover la memoria y la atención en casos leves de deterioro cognitivo y demencia.

Hipérico (Hypericum perforatum):

De él se obtiene la hiperforina y la hipericina, usado tradicionalmente para aliviar los síntomas de estados depresivos leves a moderados, entre otros fines;

Kava Kava (Piper methysticum): De ella que se obtienen las kavalactonas, de efectos relajantes y propiedades ansiolíticas.

Malva (Malva sylvestris): Se emplean las flores y, en menor medida, las hojas. Las hojas tienen mucílagos, vitaminas A, B1, B2 y C, además un principio oxitócico y estimulante del intestino. Posee propiedades emolientes, antiinflamatorias, antitusivas y laxante ligero. Se utiliza en catarros, bronquitis, faringitis, gripe.

Manzanilla (Anthemis nobilis): Contiene camazuleno, flavonoides y lactonas e importante concentración del aminoácido triptófano (precursor químico del neurotransmisor serotonina), de muy ligeros efectos sedantes.

Nuez Vómica (Strychnos nux-vomica): Sus semillas contienen los alcaloides estricnina y brucina, estimulante y tónico, prácticamente en desuso por su gran toxicidad y estrecho margen de seguridad.

Topozán (Buddleja americana): Se emplean las hojas y la raíz, principalmente esta última, para regularizar la digestion y moderar el calor del cuerpo.

Valeriana (Valeriana officinalis): De ella se obtiene el ácido isovaleriano de efecto relajante y propiedades ansiolíticas e hipnóticas, estas pueden causar mal estar.

Uña de gato (Uncaria tomentosa): La corteza y la raíz se emplea en el tratamiento del cáncer, como antiinflamatorio en artritis, en enfermedades inmunológicas como estimulante de las defenzas.

La medicina tradicional nos ofrece infinidad de recursos naturales que pueden ser investigados científicamente y utilizar los conocimientos que se obtengan, en beneficio de la salud humana.


Sobre esta noticia

Autor:
Antitoxic (14 noticias)
Visitas:
16009
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.