Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Mata Hari china, en el corazón de la diplomacia sudcoreana

12/04/2011 02:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sophia Fang y Gisela Sommer, The Epoch Times

Tres diplomáticos sudcoreanos del consulado de Shanghái están implicados en un escándalo sexual, con una mujer china casada de 33 años, que indican algunas fuentes, se trata de la nieta de Deng Xiaoping, ex Secretario General del Partido Comunista Chino. Artículos de la prensa coreana indican que la mujer fue capaz de obtener información confidencial, incluso números de teléfono de altos funcionarios de Corea.

Xinmin Deng está casada con un ciudadano coreano, el Sr. J, que trabaja en Shanghái. Fue él mismo quien contactó a las autoridades tras descubrir información delicada en un USB que pertenece a su esposa.

Xinmin Deng, foto tomada en internet (captura de pantalla RFA)

Los tres diplomáticos involucrados, el Sr. H, el Sr. K y el Sr. P, tienen alrededor de cuarenta años. Uno de ellos dijo haber renunciado, los otros dos son objeto de una investigación administrativa. El Ministerio de Justicia de Corea del Sur reveló que el USB de la Sra. Deng contenía nada menos que el teléfono directo del presidente sudcoreano, Lee Myung-Bak y el de su esposa, y los números de más de 200 altos funcionarios del gobierno de Corea del Sur y del Congreso, el número de emergencia privado del consulado y la lista de todas las visas expedidas por el consulado en Shanghái.

También se encontraron en el USB cartas firmadas por ciudadanos chinos quejándose del proceso de expedición de visas en el consulado. Las cartas dicen que fue muy difícil conseguir una visa para Corea del Sur sin la validación de la Sra. Deng, y muchos casos difíciles de visado debían pasar por la Sra. Deng.

En una entrevista con la agencia de noticias surcoreana Yonhap con el Sr. J, dice que se casaron en Shanghái en 2001, y tienen una hija. Su vida familiar estaba bien hasta que su esposa decidió trabajar. Comenzó a pasar mucho tiempo fuera de casa, diciendo que era la secretaria del alcalde de Shanghái. A veces decía que también trabajaba en el Departamento de Policía.

Añadió que cuando escuchó hablar en 2010 de los posibles vínculos de su esposa con diplomáticos, comenzó a vigilarla más de cerca. Entonces descubrió fotos intimas de ella junto a un diplomático y una carta de amor de otro. Según el Sr. J, su esposa le dijo que su padre estaba muerto y que a uno de sus tíos de la provincia de Shandong lo habían trasladado a Shanghái como secretario del partido. "Pero ahora no sé si lo que ella me dijo es cierto o falso. Es triste darse cuenta que la mujer con la que me casé desde hace diez años, en realidad es una espía", dijo el Sr. J.

Kim Jeong-Ki, un ex cónsul general de Corea del Sur en Shanghái, conocía también a la Sra. Deng. Pertenecía, dijo, al círculo de personas de confianza del secretario del Partido Comunista y del alcalde de Shanghái. Muchos casos del consulado sudcoreano se llevaron a cabo gracias a su apoyo, explicó. Punto molesto para el diplomático es que también se encontraran fotos de él con la Sra. Deng. A pesar de ello, dijo a Yonhap no ser cercano a ella. Reconoció sin embargo que los números de otros funcionarios contenidos en el USB de la Sra. Deng le pertenecían y que pensaba que habían robado la información de su oficina.

Un análisis de Yonhap debería obligarlo a reconsiderar su línea de defensa: Un análisis detallado de las fotos del Sr. Kim y la Sra. Deng muestra que fueron tomadas en un Hotel Hilton el 1º de junio de 2010. Dos horas más tarde, se utilizó la misma cámara para tomar fotografías del libro que contenía los números telefónicos de altos funcionarios coreanos. Se tomaron todas las fotos con la misma cámara Sony DSC-TX1, y probablemente no en el bar del hotel.

Otros diplomáticos involucrados, el Sr. H y el Sr. K, pertenecen respectivamente al Ministerio de Justicia y al Ministerio de Economía de Corea del Sur. El gobierno de Corea dijo que realizaría una investigación interna, al mismo tiempo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China pidió disculpas a Seúl.

Recientemente, el general taiwanés Luo Xianzhe, culpable de espionaje, dijo que cayó en la "trampa de miel" de una espía para explicar que haya pasado información militar estratégica a Pekín.

El Ministerio chino de Seguridad del Estado tiene a mucha gente trabajando en China y juega un papel central en el espionaje en países extranjeros, de acuerdo a un informe de seguridad nacional publicado en 2009 por el Ministerio alemán del Interior. El informe dice que miembros de Seguridad del Estado y el Departamento de Inteligencia Militar están muy activos en Europa y que se esfuerzan por obtener información sobre diversos temas; incluyendo la política, el sector militar, científico y económico.

Los agentes de inteligencia cuidan sus relaciones personales, añade el informe. Gracias a citas repetidas, invitaciones a restaurantes, regalos y palabras alentadoras, tratan de hacer amistad con los informadores potenciales. Durante el proceso, tratan de extraer el significado de montones de datos individualmente insignificantes, o de los errores de sus interlocutores quienes a veces sin querer revelan información importante.

Otras oportunidades para recopilar información se presentan dentro de la cooperación comercial y científica entre los países. Las agencias de inteligencia conocen el potencial informativo de cientos de miles de estudiantes y científicos chinos en Europa. Estudian la visión general de sus conexiones, procuran un acercamiento e invitan a esas personas a trabajar con ellos usando su sentido de patriotismo.


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (1049 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
3481
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.