Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Graciela Parra Chacon escriba una noticia?

Mascarilla y tratamientos caseros para restaurar el cabello dañado

25/11/2010 19:59

0 La mayor parte de la gente sólo piensa en el cabello en términos de grueso, fino, liso u ondulado

0

Hay ciertas consideraciones que debemos tener en cuenta a la hora de analizar el cabello: la textura, la densidad, la ondulación, la elasticidad y la porosidad. Todos estos elementos se combinan para dar finalmente una gran variedad de tipos de cabello. Tu peluquero o peluquera suele mirar tu cabello, reconocer los elementos y determinar tu tipo general de cabello.

imagen veracruzpressonline.com

Analizar tu cabello

Una de las cosas que hay que recordar es que el análisis del cabello se hace a partir de comparaciones y que el mejor modo de establecer las diferencias entre los elementos es observando las muestras que provienen de distintas fuentes, para que tú misma puedas hacer la comparación.

Conocer los términos que usan los profesionales y ser capaz de analizar tu propio cabello son cosas que te permitirán saber cuál es la mejor opción para ti cuando vayas a la peluquería y estés con tu estilista. ©Hairfinder.com

¿Tu cabello están dañado? Como diagnosticar cabello dañado

Aquí están algunas de las señales de un cabello dañado y las formas de tratarlo de manera eficaz.

Textura áspera

Porosidad excesiva

Seco y quebradizo al toque

Falta de elasticidad/susceptible al quiebre

Esponjoso y opaco cuando está mojado

Tintes se destiñen o son absorbidas muy rápidamente

Las señales más inmediatamente visibles - textura áspera, porosidad excesiva, sequedad, son generalmente causadas por daños a lo largo de la capa folicular del asta capilar. Esto puede ser causado por el uso de la secadora, viento, champús muy fuertes y tratamientos químicos - así como otros métodos utilizados para arreglar el cabello y factores ambientales. Acondicionadores de pH balanceado, enriquecidos con proteínas y que restauran la hidratación suavizan el folículo capilar y protegen al asta capilar de más daños.

Cuando el cabello está dañado, es importante utilizar un buen tratamiento de hidratación y acondicionamiento semanal, hasta que los resultados aparezcan. También el uso de cremas sin enjuague en forma de spray suave diario mientras te peinas.

El problema de la pérdida de elasticidad, susceptibilidad a la quiebra, puede a veces ser difícil de diagnosticar. El cabello saludable puede estirarse hasta un 150% de su largo normal - sin quebrar y volver a su forma original. De no ser que su cabello tenga muchos mechones partidos y notablemente más cortos que el anteriormente observado, podrás no darte cuenta de que hay un real problema.

El mejor indicador de una elasticidad pobre, puede ser tu cepillo de cabello. ¿Encuentras una gran cantidad de cabello en tu cepillo? ¿Tienes que limpiarlo frecuentemente por el acumulo de pelo en las cerdas? De no ser que los cabellos sean mechones completos, desde la raíz (en este caso podrán haber otros problemas con que lidiar), podrías estar razonablemente segura de que existe un problema de caída de cabello.

El mejor tratamiento en este caso es un acondicionador rico en proteínas y/o un tratamiento semanal con proteínas que le brinde más fuerza al asta capilar. Problemas con respecto a la absorción de tintes, esponjosidad y opacidad cuando el cabello está mojado, son también problemas de porosidad - pero en un nivel más serio.

Estos secretos son ideales para quienes desean “belleza a un precio razonable”, pero también para quienes quieren olvidarse un poco de sus productos de belleza habituales

Dichos niveles de daño requieren tratamientos más intensivos y cuidados constantes durante el peinado. Algunas personas con este nivel de daño consideran más fácil cortar las partes afectadas y empezar de cero. Sin embargo, ésta puede no ser una opción y la mejor sugerencia es cuidar del cabello antes de que se dañe.

Lo más importante de recordar es de que su cabello NO está vivo una vez que emerge del cuero cabelludo. Así como la parte blanca de las uñas (bordes), el cabello es un tejido muerto.

Por esto, no te engañes creyendo en promesas de productos que restauran o curan cabellos dañados. Los tratamientos acondicionadores y productos disponibles hoy en el mercado pueden ayudar a proteger el cabello y pueden disminuir el dañado. Pero, la mejor forma para tener pelo saludable es siempre la prevención ©Hairfinder.com

Hay varias maneras de cuidar el cabello maltratado. Sin embargo, muchas de ellas son costosas. ¿Por qué, entonces, no pruebas con las mascarillas naturales? Son sencillas, económicas y las preparas con ingredientes que tienes en tu hogar. Y, como son naturales, son inofensivas para tu cabellera.

Te enseñamos varias recetas de mascarillas. Te ayudarán a tener el cabello mucho más fuerte, atractivo y saludable sin necesidad de pasar por la peluquería. Elige alguna de ellas y hazla una o dos veces por semana.

Mascarilla de crema de coco. Ponte un poco de crema de coco en tus manos y masajéate el cabello. Envuelve con una toalla caliente y deja actuar durante una hora. Al terminar, lava tu cabello con shampoo.

Mascarilla de huevo. Bate 2 huevos con 2 cucharadas de agua. Aplica la mezcla sobre el cabello húmedo y masajea. Deja actuar durante 10 a 15 minutos y lava con shampoo suave.

Mascarilla de licuado de banana. Mezcla puré de banana, 1 huevo, 3 cucharadas de miel, 3 cucharadas de leche y 5 cucharadas de aceite de oliva. Asegúrate que esté bien mezclada y aplícala sobre tu cabello. Déjala actuar durante 10 a 15 minutos y retira lavando tu cabello con shampoo.

Mascarilla de miel y leche. Rompe un huevo y mezcla la clara hasta formar una consistencia espumosa. Mézclala con 6 cucharadas de yogur natural. Aplica la mezcla en tu pelo haciéndote suaves masajes. Déjala actuar durante 15 a 30 minutos. Enjuaga con shampoo.

Mascarilla de aceite de oliva. Mezcla 2 huevos enteros con 5 cucharadas de aceite de oliva. Aplica la mezcla en tu cuero cabelludo, masajéala y luego cubre con una envoltura de plástico o gorro de ducha. Déjala durante un mínimo de 30 minutos. Al terminar, lava tu pelo con shampoo.

Mascarilla de banana y almendras. Tritura una banana y agrégale unas gotas de aceite de almendras. Aplica la mezcla en tu pelo haciéndote masajes. Deja actuar durante 15 a 30 minutos y lava con shampoo. fuentewww.vivirsalud.com

Hay decenas de consejos de belleza que se transmiten de generación en generación

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en