Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Mas que un pacto, un desiderátum

14/06/2013 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Resulta un ejercicio de frivolidad que en vez de abordar con determinación los grandes males estructurales de nuestra economía, los miembros de la alternancia bipartidista intenten ahora despistar el vasallaje que guardan a los mercados financieros

La crisis, oficialmente reconocida por su componente económico, tuvo en la destrucción del sector de la construcción su factor desencadenante como consecuencia de la política especulativa de los empresarios y la anómala gestión de las entidades financieras; colectivos, que guarecidos en la permisividad urbanística que representaba la aprobación de la Ley del Suelo del PP, asumida en prorroga por el PSOE, hizo que durante una década, la irracionalidad del referido marco legislativo se convirtiera en hilo conductor de la apoteosis inmobiliaria generando la reproducción expansiva de un modelo de urbanismo inadecuado.

Todo ello, con la aquiescencia de los dirigentes de los gobiernos de dual signo político, quienes, a pesar de la desaconsejable advertencia de expertos analistas, en vez de proceder en cautela tomando razón de dominio, hicieron oídos sordos sobre los riesgos que se estaban acumulando. Errónea conducta que por si misma fue la peor de las decisiones posibles.

Por ello que en razón a sus actitudes irresponsables y desprevenidas, se ha de señalar, que en primer término fueron las autoridades políticas los directos responsables del estallido de la crisis, pues a pesar del riesgo que tal permisividad entrañaba, admitieron que aumentara el endeudamiento en beneficio de la banca, y cuando el error debiera ser referente de enmienda, en vez de proceder en consecuencia apostaron por mantener una situación de persistencia, de ahí, que contra todo pronóstico y a pesar de la negación de resultados, en la actualidad, sigan manteniendo la absurda pretensión de intentar salir de la crisis sin acometer las reformas estructurales que desencadenaron su génesis.

Así, la notoria dejadez y falta de reacción política, fue la excusa apropiada para que "la presión de los mercados financieros" llevase a cabo lo que siempre había ambicionado esta élite dominante, tal era, ostentar el ámbito exclusivo del poder de Estado, para así desde la jerarquía de mando, imponer su libre albedrío con la única finalidad de prodigar que la inversión en los sectores especulativos fuese la directriz preferente en detrimento de la economía productiva.

Pero por mas empeño que los representantes políticos del PSOE y PP pongan en disfrazar la realidad y por mas sutilezas que ambas formaciones empleen en camuflar su obscena reforma constitucional de blindaje ventajista de los mercados especulativos; lo que supera la desvergüenza política, es, que nuestros representantes democráticos adjudiquen a los electores el papel de chivo expiatorio, llegando al extremo, de exigir a quienes no tuvieron responsabilidad en el origen de la crisis, que paguen los platos rotos, haciéndoles asumir al efecto la financiación general. de la deuda mediante políticas de austeridad al solo objeto que las clases de renta alta no tengan que contribuir al sostén del Estado.

Lo que supera la desvergüenza política, es, que nuestros representantes democráticos adjudiquen a los electores el papel de chivo expiatorio

Desafortunados planes de ajuste, cuyo contenido además de insolidario, lejos de desempeñar un efecto estimulante cumple la función opuesta, provocando de forma inevitable la deriva de la economía hacia el desastre.

En línea a lo expuesto, resulta un ejercicio de frivolidad que en vez de abordar con determinación los grandes males estructurales de nuestra economía, los miembros de la alternancia bipartidista intenten ahora despistar el vasallaje que guardan a los mercados financieros, a través de un montaje de evasión, consistente en la puesta en escena de un pacto de conveniencia política entre Rajoy y Rubalcaba, a través de un armisticio exento de contenidos trascendentes, cuya dosis de valor simbólico, para nada acelerará la recuperación, ni ejercerá función revulsiva de tipo alguno.

Mas bien acentuará la prórroga del estado de precariedad existente, dilatando la puesta en marcha de la mas que necesaria propuesta de resolución integral, .determinación obligada por la situación de una economía, que mas que arreglos puntuales, precisa la sustitución completa de una maquinaria que no funciona.

Por eso que resulta inaudita, la extendida incongruencia ideológica de quienes ejercen de valedores del dogma neoliberal, y a la vez, en un ejercicio de disparatada dicotomía, intentan atribuirle a este mismo modelo político la cualidad generadora de empleo sin ninguna base empírica de sustento, cuando es harto sabido, que en tal doctrina, un elemento clave en el crecimiento del sector financiero de carácter especulativo fue la polarización de las rentas del capital a costa de una reducción de las rentas del trabajo. Circunstancia que por derivación indujo una lesiva repercusión en la economía productiva que llevó añadido la merma de empleo, para convertirse en muestra concluyente, conforme sin la erradicación de dicho dogma es imposible afrontar con éxito la salida de la crisis.


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (355 noticias)
Visitas:
13353
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.