Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Guardian escriba una noticia?

San martín en el antiguo Perú: el legado del esfuerzo

23/06/2010 02:07 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el distrito de san Martin de Porres estuvieron lugares que se relacionaron con la historia del Perú en la época antigua.

El Perú… una tierra indómita y fuerte. A través de su historia los hombres que habitaron en ella la domaron con una capacidad mayor que de la naturaleza que los recibió. Como parte de esta tierra, San Martín De Porres vio en ella a sus primeros habitantes siendo parte de su historia, a los que dejaron un legado a los actuales pobladores, una herencia de constancia, perseverancia y conocimiento para la mejora de una tierra hostil para convertirla en un buen lugar para vivir y desarrollarse.

En la actualidad ese legado se materializa en los restos arqueológicos que se encuentran en su suelo. Voces del pasado que en medio de la ciudad pujante, nos recuerda al contenerlos que es el punto donde toda nuestra historia como población comenzó y junto a ese recuerdo se encuentra el espíritu de todos los hombres y mujeres que desde esos lejanos comienzos buscaban un lugar mejor.

Nuestros primeros pobladores llegaron como nómadas que, al descubrir la agricultura, revoluciono su vida a partir de entonces aprendiendo a establecerse en comunidad de ciudad. Explicándose todo lo que ocurría a su alrededor como producto de algo mas que buena fortuna sino de la misteriosa mano divina que lo auxiliaba brindándoles consejo. A su ves guiaban a la naturaleza con al cultivo de los alimentos como el maiz .En la que seria Lima se dio una de las primeras aplicaciones de esas innovaciones en el centro ceremonial de El Paraíso, en el que, alrededor del 2, 000 a.c. se aprovechó, mediante la construcción de canales y explanaciones, las aguas de puquiales.

En esos momentos, los poblados aprendían a vivir en sociedad dejando de estar aislados entre si uniéndose en algo que descubrían que era común entre ellos, una identidad unificada lo que los hizo construir este complejo ceremonial. Un liderazgo par mandar a los mas capacitados en ciertas artes para mejorar el complejo. Esto seria importante para la evolución cultural, estructura y organización sociales de las comunidades de la región

Y así, luego, llegaría la era Chavin, que vendrian de la sierra norte, Alrededor del año 1, 200 a.c. Donde esas comunidades encontrarían un estilo característico que impregnó todo el período Formativo, superponiéndose a las manifestaciones culturales de las diversas regiones establecidos en esa época. Esta gran expansión se debió al poder de convocatoria y adoctrinamiento de un movimiento religioso que propugnaba el culto a una misteriosa divinidad de rasgos felinos conocido como “el dos jaguar”. Su siniestra figura se vio en el llamado Centro Ceremonial de Garagay, que data de alrededor de 1, 200 a.c., lo que lo sitúa junto, algunos estudiosos lo fechan antes, al Templo Viejo de Chavín de Huantar. Se muestra aquí, que el estilo artístico es incluso similar a los de los demás templos como el templo de sechin. En ese mismo periodo estan tambien Chuquitanta, Infantas y Pampa de Cueva.

Mención aparte merecen el complejo de Condevilla formada por las huacas “Condevilla señor” I y II que formaron un centro arquitectónico como los anteriores y que fue mutilada por el tiempo y la a veces devastadora modernidad cortándole dos de sus alas las huacas “San Roque” Y “Ama Quella”

Al desaparecer Chavin-como otras fuerzas en la historia- las poblaciones alcanzan una identidad regional o local principalmente en toda la costa, como es el caso de paracas y moche en la costa sur, todas estas culturas caerían dominadas por un nuevo poderío proveniente del altiplano que eran los Wari. A su caída, alrededor de 1, 200 d.c., finalizó el llamado Horizonte Medio y se dio inicio al periodo Intermedio Tardío caracterizado por el surgimiento de Reinos y Confederaciones Regionales alrededor de los del cual los que reforzaron su identidad propia con lo que fueron adaptando en los anteriores gobernantes.

Los lugares que unieron al antiguo valle dal chillon con su mundo

Pero en los basamentos de ese tiempo se dio una era inestable con las Etnias expulsadas de sus regiones originarias, por grupos más poderosos o por situaciones de depresión económica o catástrofes naturales, que al buscar un nuevo lugar de cultivo y establecimiento, invadían belicosamente las provincias del antiguo imperio buscando un lugar donde afincarse. Ideologías, religiones, hábitos y formas de vida extrañas de los forasteros se enfrentaban a los pobladores locales, produciéndose en la confrontación rechazos y amalgamas que producían la aparición de nuevas expresiones culturales.

El resultado de todo ello fue la existencia de una época turbulenta, de gran inquietud social e inestabilidad política y cultural, que fue sosegándose conforme se fueron afirmando los grupos sociales que, más tarde, constituyeron los estados regionales en todo terreno de la antigua potencia regional que caracterizan al periodo.

En el área referente a Lima, se crearon señoríos debido a la fuerte influencia aymara en la zona. Los Collas, desde canta bajaron por la quebrada de Arahuay y se esparcieron por la banda izquierda del Chillón, los Huallas, que descendieron desde el alto Chancay hasta la costa y los Huanchos, quienes iniciaron su expansión hacia la costa desde las alturas de Huarochirí y a través de los cauces de los ríos Santa Eulalia y Rímac, llegaron hasta la parte media de este último valle.

Aquí dejaron restos que serian mas allá del aspecto meramente religioso, ya que evolucionaron an un aspecto expansionista-por su herencia wari- teniendo distintas guerras entre ellos teniendo cada uno una estructura política y social definida y dejando monumentos a la medida de los altos señores que habitaron allí-los Colli, Los Ichmas, y los Marangas - como Huaca Palao, Cerro La Milla, La Huaca, murallas de Chuquitanta y Huaca Santa Rosa.

Estos reinos se mantuvieron hasta la llegada de los quechuas en el hoy conocido imperio inca que conquistaron al señor Colli Capac y junto a las otras naciones vecinas anexándolos a sus territorios en una campaña guerrera a partir de los años 1, 460 a 1, 470 de nuestra era, no sin una resistencia en batalla de su parte.

A partir de allí, los Quechuas dominaron la costa central pero no tuvieron tiempo de hacer grandes cambios –solo estuvieron 64 años hasta la llegada de los europeos- lo que no se produjo ningún cambio significativo manteniendo en parte su autonomía cultural enriqueciendo la amalgama que fue el Tawantinsuyo.

Retomando; San Martín De Porres tiene tradición y legado de esfuerzo, esfuerzo de los antiguos pobladores de esta tierra para sobrevivir y desarrollarse en medio de un territorio hostil. Esfuerzo para sobrellevar la calamidades que les brinda el tiempo como el ser humano en medio del camino para seguir surgiendo. Para el forastero que ve en un pedazo de tierra un hogar, donde crecer y establecerse, ese legado se proyecta al futuro donde otra vez personas con valor y determinación conquistan una tierra hostil y la convierten en un lugar digno para vivir. Estos restos y la historia que encierra en ellos que no debe ser olvidados, como parte de esta historia peruana como es la de nuestro distrito, al fin y al cabo para formar nuestro presente debemos recordar el pasado para proyectarnos al futuro.


Sobre esta noticia

Autor:
Guardian (67 noticias)
Visitas:
12472
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Pedro (10/07/2012)

La tercera foto le pertenece al gestor cultural Marco Gamarra. Creo que por derechos de autor merecería sus créditos.