Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mirey Haralampieva escriba una noticia?

Maravillas de Indonesia

22/07/2009 12:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conocer la historia de los que habitaron Borobudur, disfrutar del surf en Bali y de las aguas cristalinas de las Islas Gili son solo algunas de las maravillas indonesia por descubrir

Islas, volcanes, junglas y playas exóticas atraen a turistas de todo el mundo, ansiosos por descubrir la esencia multicultural de un archipiélago que alberga a más de 245, 5 millones de habitantes con singulares costumbres e historia. Si es uno de ellos, lo único que tiene que llevar encima para su viaje es una cámara de fotos, protección solar y ganas de recorrer maravillas indonesias durante 25 días.

Yakarta

Yakarta es una bulliciosa ciudad ‘ de tránsito, donde hacer escala para llegar a Bali u otras islas’, según así lo aseguran algunos turistas en el aeropuerto internacional Soekarno-Hatta, pero para otros la capital de Indonesia es ‘ el corazón’ de la Isla de Java. Y no se equivocan. Tras una larga espera para obtener el visado de entrada a la isla, por unos 25 euros, desde las ventanillas del taxi ya es visible la superpoblación de una ciudad envuelta en atascos, a primera vista agobiante. Mariscos, saté, nasi goreng o gado gado, un aroma asiático va conquistado nuestra mente y paladar con el paso de los minutos. Cientos de motocicletas y bajaj -vehículos de color naranja de tres ruedas- son esquivados hasta llegar a Jalan Jaksa, una zona muy céntrica donde abundan los hoteles, restaurantes, baratos warungs nocturnos ?sencillos mini-restaurantes al aire libre- y bares que cobijan a extranjeros disfrutando de la ambientada noche de Yakarta. Entre ellos nos topamos con el psiquiatra búlgaro Yavor Dimitrov, quien vive y trabaja en Yakarta desde hace seis meses. ‘ Una visita perfecta a esta ciudad sin centro empieza, por ejemplo, en la plaza Merdeka y se extiende por Kota, el Museo de Historia de Yakarta, el mercadillo de Menteng y continúa con momentos de relax y risas en alguno de los restaurantes típicos del sudeste asiático’, explica. Muchos como Yavor se deleitan de la amplia gama de sitios y artículos a la venta que reflejan la historia, religión, costumbres e influencias modernas en Yakarta, también es por ello que allí se dan cita mayoristas de todo el mundo. Tallados en madera de jati, textiles como las prendas de batik, cerámica, cestería, metalurgia y joyería se venden a precios muy asequibles por doquier. A la hora de comprar es muy importante regatear con el vendedor: ‘ Un artículo puede costar diez veces más que su valor, es por ello que cuando te digan 200 IDR, en realidad vale 20. Ellos esperan a que discutas el precio y que llegues a un acuerdo, sino quedan decepcionados’, explica entre risas Justin Christian Simorangkir, natural de Yakarta. Tras la compra de regalos y recuerdos llega la hora de tomar una copa en el histórico Café Batavia, en el corazón de la histórica Kota. También existe una gran cantidad de clubes de karaoke donde pasar una velada divertida entre amigos. ‘ Se trata de una ciudad en la que todos pueden pasarlo bien, nada peligrosa para los turistas, y con una amplia variedad de ocio y gastronomía para todos los gustos’, añade Justin, quien posteriormente nos acompaña a Taman Safari Indonesia. Se trata de un zoo al que se accede con vehículo, desde el cual podemos tocar a las graciosas cebras que se acercan para saludar, además de ver elefantes y tigres de Sumatra, pájaros, jirafas y leones... Son solo algunas de las paradas de las que se pueden realizar en tres días. Nuestro plan sigue, y el primer vuelo doméstico nos espera.

Yogyakarta

‘ Yogya’, para abreviar según sus habitantes, ofrece en cinco días la posibilidad de oír de cerca el idioma javanés más puro, además de comprar por precios muy asequibles las mejores joyas de plata de la Isla de Java y visitar Prambanan y Borobudur. Tras una hora de vuelo llegamos al bullicioso barrio de Prawirotaman, aunque también se puede viajar en tren desde Yakarta, eso sí, si uno está dispuesto a soportar diez horas de trayecto. Prawirotaman es el centro de los hoteles de precio medio aunque muchos han ido reduciendo sus tarifas, ya que tras el terremoto de 2006 aún siguen visibles en estos ‘ las secuelas que dejó el temblor que sacudió el centro de Java, de 6, 3 grados en la escala de Richtertel’, explica Jenny, recepcionista de un hostal cercano. Allí, al igual que en el barrio vecino de Bantul, se puede encontrar una habitación cómoda por 100.000 IDR y desayunar al aire libre rodeado de naturaleza y de las sonrisas de los vecinos. La ciudad, aún gobernada por el sultán, es de costumbres arraigadas y ofrece la posibilidad de probar la comida típica por céntimos, comprar recuerdos y conocer una mágica cultura. Es en Yogya donde se encuentran las mejores prendas o cuadros de batik, ya que en la mayoría de sus variedades los tejidos son originales. Si paseamos hasta el Palacio del Sultán, en el kraton, nos toparemos con casas con patios al aire libre, en los que las mujeres practican la técnica de teñido de batik y venden prendas y cuadros únicos. También se puede ir de visita a la casa de la señora que colorea para el sultán, muy cerca del palacio. Todos la conocen y la recomiendan, ya que vende ‘ obras maestras’, según los vecinos, por 300 IDR (regateando). Muy cerca, en el centro de la ciudad antigua, se encuentran el Castillo de Agua Tamansari, el Mercado de Aves multicolor...y por la noche, nada mejor que visitar el centro de la ciudad moderna y Jalan Malioboro con y su mercado típico javanés, en el que el variado picoteo y la compra de regalos y recuerdos por céntimos está garantizada.

Meseta de Dieng

En Yogya, en lo más alto de Java Central (a 2.093 m sobre el nivel del mar), se ubica la Meseta de Dieng. Para llegar al pueblo que recibe el mismo nombre es fascinante viajar en coche desde Yogya, atravesando impresionantes junglas y grandes espacios dedicados a los cultivos de verduras. Es allí, en esta antigua ciudad-templo, donde nos esperan grandes aventuras entre montañas, volcanes y lagos minerales. Es el destino al que llegan los turistas más aventureros- donde suelen pasar un día y una noche-, ya que es una región bastante aislada. Acompañados de un guía, emprendemos una excursión a las cuatro de la madrugada para apreciar el mágico amanecer en el campo de Dieng y ver los templos más antiguos de Java: un trayecto de cinco horas en el que se puede ir a los principales puntos de interés de Dieng como es su lago de colores, el Telaga Warna; captar con la cámara el templo de Bima o ver el impresionante cráter de Sikidang. En la cima de la montaña de Dieng resalta la belleza del volcán Sindoro, el cual está rodeado de otros más pequeños, muchos de ellos aún están activos.

Prambanan

En los alrededores de Yogya y a unos 40 minutos en motocicleta (35 IDR por día) se encuentra el Conjunto de Prambanan, en el que se asientan los restos de unos 245 templos dedicados a Shivá, Vishnu y Brahma y unos 16 templos conservados del desarrollo cultural hindú de Java. Este Patrimonio de la Humanidad de la Unesco fue levantado en Java Central en el año 900 a.C., y tras años de resistencia ante catástrofes naturales su estructura no pudo mantenerse firme ante el terremoto de 2006, que destruyó muchos trabajos de restauración llevados a cabo recientemente. Al acceder a Prambanan se aprecian desde un primer momento las consecuencias de la catástrofe natural, aunque la Unesco ya está realizando trabajos de restauración de este emblema del patrimonio religioso budista e hinduista del siglo X. Muchos curiosos pasean entre los jardines de Prambanan y se empapan de historia, gracias también a la compañía de guías expertos en la materia. También, a 3 Km. del Conjunto de Prambanan, se encuentran los Templos de Plaosan, donde aún existen dos templos de mayor importancia y más de 120 santuarios pequeños.

Borobudur

También en Java Central y a poca distancia de Yogya se levanta el monumento budista más grande del mundo, Borobudur, yacimiento asiático que solamente se iguala en importancia al de Angkor, según aseguran turistas y expertos. Borobudur se encuentra en el pueblo que recibe el mismo nombre y ya se ha consolidado como el monumento turístico más visitado del archipiélago, el cual se erige entre arrozales y palmeras. Desde los alojamientos de la zona se puede ver la ‘ grandiosidad budista’, tal y como lo describe una huésped japonesa de nuestro hotel. ‘ A pesar del calor que uno tiene que pasar para recorrer el templo de Borobudur de principio a fin, en sentido de las agujas del reloj, es fascinante llegar a la cima y tocar- a través de las estupas de celosía- los dedos de los pies de alguna de las 70 imágenes del Buda de la suerte’, añade. Con esto, quien tenga interés por saber más sobre el budismo, debe adentrarse en la magia que emanan los callejones de Borobudur y mezclarse con sus gentes, en un recorrido de aproximadamente 5 Km. Muchos dicen que el mejor momento para hacerlo es a la salida o puesta del sol, ya que es cuando hay menos gente, aunque realmente es lo mismo que ir a cualquier hora: siempre hay turistas interesados por captar las impresionantes vistas que ofrece Borobudur. En este sentido, también son muchos los investigadores de la Unesco los que pasan largas temporadas en Borobudur estudiando las posibilidades de desarrollo social y cultural de sus habitantes. Konstantin Pavlidis es uno de ellos: ‘ Se considera que Borobudur es una de las siete maravillas del mundo, donde viven gentes que necesitan de una visión del mundo que les rodea, de cultura y saberes, es por eso que estamos estudiando la manera de implantar programas de ayudas sociales que impulsen el desarrollo de este histórico pueblo, mediante la educación y la democracia’, añade.

Kuta- Semniyak

Estos dos puntos turísticos son los más visitados de Bali, la Isla de los Dioses. Los bares nocturnos, discotecas, restaurantes, tiendas y el surf fascinan a los viajeros. Es allí donde se dan cita, en todas las épocas del año, australianos, españoles, holandeses e ingleses, entre otros, que no se pierden los atardeceres ‘ de ensueño’ en la playa de Kuta. Para la puesta del sol miles de personas se acercan diariamente a la orilla del océano índico para mojarse los pies y así atraer la buena suerte, mientras los habitantes de la zona depositan en el agua pequeñas cestas que tejen con hojas de palma, -llenas de monedas, arroz y otros-, que flotan ‘ camino hacia los buenos dioses’ . También se pueden ver todas las mañanas, frente a casas y comercios: ‘ las cestitas de colores alegres son para atraer a los buenos espíritus, y las que se colocan bocabajo esparcidas, sirven para espantar a los malos’, explica sonriente una muchacha asomada a su ventana. En todos los rincones de Kuta se pueden ver santos budistas y populares trabajos de artesanía que aluden también a lo espiritual. Es en el centro donde se erige el monumento en memoria de los atentados de Bali en el 2002, en los que murieron 202 personas. El ataque terrorista más sangriento de la historia de Bali influyó de forma negativa en el crecimiento económico de la isla, la cual se recupera poco a poco, con el cada vez mayor número de turistas que la visita. A diez minutos en moto se encuentra Seminyak, la zona más divertida del sur de Bali, en la que abundan los hoteles lujosos, las tiendas espectaculares de modistos balineses y muchas discotecas reseñables. Y es que a quienes Kuta les parezca demasiado bulliciosa deben hospedarse en Seminyak, donde es divertido visitar el Mercado Nocturno de la zona, a partir de las 18 horas, y probar la sopa de albóndigas balinesa, bakso, la ensalada gado- gado o un picante mi-goreng. Quien eche de menos la cocina española, puede encontrar algún que otro restaurante con cocina del país. El catalán Jordi Brau es relaciones públicas y ‘ la mente creadora en la cocina’ de un conocido restaurante de dueños españoles: ‘ Los platos españoles son bien conocidos en todo el mundo, y como ves, está lleno de clientes de diferentes nacionalidades que, a pesar de estar en Bali, no se pueden resistir a nuestra creatividad’, ríe Jordi. Para tomar un buen cóctel, también se puede ir al bar-restaurante Ku De Ta Beach, donde hay piscinas para grandes y pequeños y se discute en los atardeceres sobre los encantos de Bali. Siete días son suficientes para disfrutar de todas las diversiones de Kuta, Seminyak y sus alderedores.

Más sobre

Jimbaran

En la Península de Bukit, en Bali y al sur de Kuta, se encuentra la bahía de Jimbaran, donde las playas son de arena fina y las olas son idóneas para practicar windsurf y vela, relajarse tomando un cóctel en sentado en alguna roca, comer en uno de los acogedores restaurantes y disfrutar, una tarde, de todo tipo de servicios. Sigue siendo un lugar ‘ rústico’ con sus warungs por doquier, a pesar de que en los últimos años las villas de lujo y los hoteles cinco estrellas hayan emergido de manera significativa. Muy cerca podemos visitar el Pura Luhur Ulu Watu, templo que alberga espíritus marinos según los balineses, en la costa sur de Bali.

Sanur

A una hora de Kuta en coche se encuentra Sunur, pequeño pueblo balinés mucho menos turístico que el anterior, que ofrece un descanso inolvidable en playas de arena blanca y puntos culturales y naturales de gran interés, como en el Museo de Mayeur, con obras del artista Adrien Jean Le Mayeur de Merpes o el Jardín de Orquídeas de Bali, 2 Km. al norte de Sanur. Es destacable la venta de cocos y mazorcas, cócteles y ropa por precios inimaginables junto la playa del pueblo. Allí también existe la posibilidad de hacer distintos deportes acuáticos, como el windsurf. Yendo hacia el centro de Sanur, es una buena idea hacer una parada en el Natural Spa, donde reinan los masajes de reflexología.

Ubud

Si no pasamos dos o tres días en Ubud es como si nunca hubiéramos ido a la Isla de Bali. Cuando hablamos de la historia de Ubud hablamos del río Campuhan, el cual ha inspirado a pintores como Antonio Blanco, fallecido en 1999. El artista catalán convirtió Ubud en su casa natal y allí pintó influenciado por el arte de Salvador Dalí, trabajos que hoy pueden verse en su Museo del Renacimiento. Pero hay mucho más. Ubud es la ciudad de los templos, los gigantescos campos de arroz ?a los que los balineses rezan cada mañana para espantar a los malos espíritus- y la magia espiritual, ya es sabido que sus habitantes prestan una fuerte atención al cuidado del cuerpo y la mente. Alquilar una moto para recorrer Ubud no solo es la excusa perfecta para disfrutar de sus verdes e impresionantes vistas, sino también para descubrir restaurantes, tiendas y centros ‘ de práctica espiritual’ por doquier. Allí, en la calle Jl. Jaloman nº. 25 -en Ubud Bodyworks Centre- se puede acceder a la consulta del curandero y terapeuta Ketut Asana, internacionalmente conocido como el gurú de la meditación y la salud mental. También es divertido dar un paseo por Monkey Forest, donde centenares de monos traviesos nos acompañan en nuestra caminata y nos entretienen. Si le ofrecen un guía para que le acompañe, no le hace falta; si le incitan a la compra de plátanos para los monos, no los compre, ya que solo conseguirá que no le dejen tranquilo en todo el trayecto, y si lleva las gafas colgadas en algún sitio... escóndalas porque los monos roban. Por la noche, nada mejor que ir a cenar al restaurante Lotus, donde los espectáculos balineses tradicionales le dejarán boquiabierto. Allí no hay dónde tomarse un baño en el océano... así que vamos a ir a la zona playera más famosa de Bali...

Gunung Agung

Gunung Agung es la montaña más alta de Bali, de 3.140 m de altura, que se debe escalar de noche para llegar a la cima temprano y deleitarse de las increíbles vistas sin nubes. Es en sus laderas donde se encuentra el templo más importante de Bali, el Pura Besakih. Hasta septiembre será una buena época para subir el Gunung Agung, aunque al igual que para la escalada a Dieng, recomendamos ir acompañado de un guía.

Lombok

Desde el puerto de Padangbai, en Bali, llegamos en barco a la provincia de Nusa Tenggara, donde se encuentra la islámica isla de Lombok. De 80 Km. de largo de norte a sur, y de este a oeste, la isla está repleta de sorpresas. Entre otras, al llegar a la conservadora Lombok hay que ir vestido decentemente para así mostrar respeto a los musulmanes, los sasaks. En un día uno puede disfrutar de las impresionantes playas de arenas blancas de Senggigi, que a lo largo de la bahía esconde junglas salvajes, hoteles de lujo y restaurantes acogedores. Muy cerca, al noroeste de Lombok y a media hora en taxi-barco, se encuentran las islas Gili, un paraíso exótico por descubrir...

Islas Gili

Gili Trawangan, Meno y Air son las tres perlas asiáticas ‘ del fin del mundo’, tal y como las describen sus habitantes, en las que descansar, bañarse en aguas cristalinas, bucear, bailar y ver películas, se unen al concepto de unas vacaciones de cinco días de ensueño y muy baratas. La compra de collares, pulseras y pendientes de perlas se une al disfrute de buenos restaurantes, hoteles de encanto, bungalows a pie de playa, discotecas y fiestas nocturnas. Todo esto en unas diminutas islas que se pueden recorrer en bicicleta o a pie, ya que allí no hay ni carreteras ni automóviles. Cada una de las Gili tiene su encanto particular: es en Trawangan donde los más jóvenes y con ganas de marcha eligen trasnochar y divertirse hasta el amanecer. Es el lugar idóneo para hacer snorkeling y bucear con profesionales de todo el mundo. Para unas veladas más románticas, Gili Meno es la isla apropiada, ya que es la más tranquila de las islas, y con las mejores playas. Eso sí, se puede ir de isla en isla con barquitos-taxi, ya que están muy cerca una de otra. Con esto, es una buena idea tomarse un coco fresquito alguna que otra tarde en Air... !Ah! No olvide que es desde las Gili desde donde mejor se puede apreciar la belleza del Gunung Agung.


Sobre esta noticia

Autor:
Mirey Haralampieva (5 noticias)
Visitas:
28243
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.