Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El mapa de la Vía Láctea debe redibujarse

10/12/2009 23:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los primeros estudios de nuestra Galaxia, se determinó que pertenecía al tipo espiral, y que existían dos brazos orbitando el núcleo. Investigaciones posteriores modificaron esta idea y revelaron que la Vía Láctea de hecho un tenía cuatro brazos. Esto último ha sido la visión dominante durante muchos años, pero ahora un grupo de investigadores independientes sostiene que la idea inicial era la correcta a pesar de todo.

Los investigadores añaden que el mapa de la Galaxia puede necesitar ser redibujado, y ofrecen opciones sobre cómo esto último debería realizarse. Su trabajo aparece en el número de noviembre de la prestigiosa revista Proceedings of the Royal Society.

El matemático independiente Charles Francis of Hastings, en el Reino Unido, y el astrónomo aficionado Erik Anderson de Ashland, Oregon, creen que podrían haber encontrado una solución al viejo problema de que por qué evolucionan los brazos de las galaxias espirales. Los investigadores dicen que la Vía Láctea tiene un diseño bastante compacto con dos brazos espirales, y no cuatro como se había creído anteriormente. Francis y Anderson estában trabajando en problemas muy distintos cuando realizaron ese descubrimiento. Anderson estaba por ejemplo, recogiendo datos en más del 20.000 estrellas de la Vía Láctea, con sus posiciones y velocidades claramente establecidas.

Una espiral de dos brazos requiere de un poco de cuidado para evitar confusiones al dar nombre a los brazos, puesto que los nombres de los sectores tradicionales corresponden a a diferentes brazos.

Nueva imagen galáctica basada en recintes análisis observacionales. Vemos a la Vía Láctea con un diseño muy compacto de dos brazos espirales, y no el de cuatro como se había creído previamente. Créditos de la imagen: Melaina Mace

Francis afirma que, considerando que las órbitas son elipses en precesión, emerge un patrón natural, que lleva a alineamientos orbitales de la forma espiral. La razón principal para esto, según los expertos, es la atracción gravitatoria mutua que se produce de forma natural en las estrellas. Francis explica que en la mejor forma de describir la forma es imaginar un gran remolino con surcos espirales.

Una espiral de dos brazos muy compacta necesita sumo cuidado para evitar confusión al nombrar los brazos, puesto que los nombres de los sectores tradicionales están en distintos brazos. Créditos de la imagen: Melaina Mace

Estos surcos están poblados por estrellas, que ruedan continuamente en el interior del embudo hasta que adquieren el momento suficiente para escapar de las fuerzas que las mantienen aprisionadas. Algunas de las estrellas fugitivas ganan suficiente velocidad como para escapar del núcleo galáctico.

Los expertos explican también por qué existe una gran estabilidad en el diseño de brazos espirales. Explicaron que mientras un brazo acumula estrellas, comienza al ejercer una atracción gravitacional más fuerte a su alrededor. El efecto puede ser descrito como que los surcos en el interior del remolino se hacen más profundos y atraen todavía a más estrellas, según afirman Francis y Anderson. La estructura está reforzada básicamente por la fuerza de la gravedad mutua existente entre las propias estrellas, afirman los investigadores. En el caso del "Gran diseño" de la Vía Láctea el gas interestelar ha contribuido también a la actual apariencia de los brazos.

El diagrama de el remolino en espiral compuesto por el equipo explica cómo los brazos espirales permanecen en su lugar

"La idea es tan simple que inicialmente la rechacé. Pensé que si fuera correcta, ya sería conocida; pero la comparé con los datos, funcionaba y se ajustaba perfectamente", explicó Francis. El experto alemán Rainer Klement del Instituto Max Planck comenta: "es un artículo muy bonito con ideas y explicaciones muy buenas para la estructura cinemática que observamos. Éste diseño surge como una forma elegante de explicar la distribución de velocidades en una muestra vecindad cósmica".

Resulta una sorpresa para la mayoría que las órbitas galácticas de las estrellas todavía son tratadas en los libros de texto utilizando el modelo de los epipiclos introducido en la década de los años 20. Un modelo que no se ajusta en absoluto la realidad. Los epipiclos fueron desterrados de la astronomía durante 300 años cuando Newton confirmó el descubrimiento de Kepler de que las órbitas en los planetas son elipses. En la cultura popular "añadir epiciclos" se refiere al proceso de introducir artificios para conseguir que los datos se ajusten a la teoría, cuando realmente es la teoría la que debe ser sustituida en su integridad", explica Francis.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
10840
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.