Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Isabel Sáez escriba una noticia?

Manipulación. Desinformación

22/08/2009 23:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy, viendo el documental sobre “Diseño inteligente, Darwin v. Dios, 1ª. parte”, escucho: “…un tercio y medio de la población en Estados Unidos cree en el Creacionismo. …”

Hoy, viendo el documental emitido en el canal Odisea sobre “Diseño inteligente, Darwin v. Dios, 1ª. parte”, tomando de partida los hechos ocurridos en Dover, Pennsylvania entre 2004 y 2005, escucho lo siguiente: “…un tercio y medio de la población en Estados Unidos cree en el Creacionismo. …”

<a href="http://www.flickr.com/photos/12519225@N03/2116691501/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/12519225@N03/2116691501/" target="_blank">Lucy Nieto</a> via Flickr

Fiel a mis tendencias perfeccionistas, se enciende la lucecita ámbar en mi cerebro, ¿un tercio y medio? Parece mucha población pero, ¿cuánta, exactamente? Hago mi cálculo mental y me doy cuenta de que un tercio y medio equivale al 50%. Y mi formación en psicología me ayuda a encontrar la causa para elegir un término tan extraño a la hora de cifrar la cantidad de estadounidenses que creen en el Creacionismo frente a una expresión tan rotunda como es decir que la mitad de norteamericanos está a favor de este postulado, proposición que no pienso llamar teoría. Aunque me era suficiente con un poco de sentido común para hallar una respuesta tan evidente: Que psicológicamente no es lo mismo decir un tercio y medio que la mitad; al hablar de tercios estamos reduciendo subjetivamente la proporción respecto al número total de aquello que hablamos. La mitad de algo siempre lo vamos a percibir como una cantidad superior a un tercio y mitad.

Un apunte sobre esta reflexión crítica: He estado a punto de caer en la trampa que crean en esta serie de documentales, la radicalización de posturas. Iba a escribir que la mitad de norteamericanos de los Estados Unidos –a menudo se olvida que Canadá también está en Norteamérica- está en contra de la teoría de la evolución. Contrariamente a la utilización de testimonios en este primer documental, no se trata de contraponer evolucionistas contra la religión, ciencia contra fe. No todos cuantos tienen creencias religiosas se oponen a la conocida teoría de Darwin, como dan a entender en todo un ejercicio o de estupidez o de mala fe.

Los responsables de estos documentales efectúan una conocidísima falacia, la de ilícito mayor (ver definición y ejemplo en http://www.arp-sapc.org/alojadas/f10.html) o conocida como generalización abusiva. Porque no todos los fieles de todas las religiones del mundo ni todas las confesiones existentes creen que el mundo fue creado ni en 4000 ni en 10000 años ni tampoco están en contra de la teoría de la evolución. La mayor prueba, pero no la única, es la creencia en la reencarnación, que es fundamental en el credo tanto del hinduismo como del budismo. Y aunque la religión budista es una desviación del budismo más ortodoxo, nadie puede negar que el hinduismo es una de las grandes religiones del mundo.

Los responsables de estos documentales efectúan una conocidísima falacia, la de ilícito mayor o conocida como generalización abusiva

La reencarnación propone que el alma de un ser se encarna repetidamente para evolucionar hasta llegar a su grado máximo de perfección, véase también nivel de conciencia, y verse libre de sus ataduras al propio ciclo de reencarnación, provocado por su apego a la vida en este mundo. Esta creencia no se limita sólo a las dos religiones citadas sino que a lo largo de la historia ha sido compartida por numerosas civilizaciones, incluida la occidental. Es la metempsícosis de Pitágoras, idea que no fue creada por él sino que fue más antigua y dominó tanto en las escuelas órficas como en la pitagórica, o la reencarnación de algunas corrientes cristianas primitivas o los gnósticos.

(Véase Http://es.wikipedia.org/wiki/Reencarnaci%C3%B3n#Cristianismo).

En resumen, la reencarnación también nos está proponiendo una evolución a nivel espiritual y explica que todos los seres estamos unidos y formamos parte de un todo de orden superior. ¿No resulta, acaso, una explicación muy conforme a las nuevas corrientes de pensamiento ecologista?

De hecho, la corriente ecologista se nutre de fuentes de pensamiento orientales que fueron importadas lentamente, al principio, a través de las colonias del imperio británico y luego inundaron occidente a partir del movimiento hippy y la filosofía de la New Age, junto con la reivindicación de los pueblos nativos. El pensamiento ecologista existe antes de que se descubriera el agujero de la capa de ozono y la alarma llegara a aquellos que se reían de los hippies y su Nueva Era, poniendo ahora de moda un término que no siempre se aplica con propiedad y que a algunos les sirve para llenar titulares alarmistas e infundir temor a la población más allá de lo razonable. Porque lo razonable sería que gobiernos y, sobre todo, las grandes corporaciones empezaran a actuar con mayor sensatez en lugar de trasladar el problema a sus víctimas, no a sus grandes responsables que son ellos mismos.

Volviendo al tema principal y ya para acabar. Hoy ha sido la utilización de un término tan chocante, un tercio y mitad, el que me ha sacudido y ha provocado que dedicara una atención más exquisita al discurso que estaban dando en el citado documental sobre la teoría del “Diseño inteligente”. Un documental que no despreciaré en absoluto a pesar de mezclar peras con ajos. Un documental interesante siempre que no se tome todo su contenido como “artículo de fe”. La ciencia no debe nunca, en ningún caso, convertirse en la nueva religión. <a href="http://www.flickr.com/photos/27054132@N06/2778799494/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/27054132@N06/2778799494/" target="_blank">. Human after all</a> via Flickr

Contrariamente a la utilización de testimonios en este primer documental, no se trata de contraponer evolucionistas contra la religión, ciencia contra fe


Sobre esta noticia

Autor:
Isabel Sáez (5 noticias)
Visitas:
6187
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.