Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Un alto mando reconoció a EEUU la amplitud de las violaciones de DDHH por parte del Ejército colombiano

09/12/2010 09:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El inspector general del Ejército colombiano, general Carlos Suárez, reconoció en febrero de 2009 a la Embajada de Estados Unidos en Bogotá la "amplitud" de las ejecuciones extrajudiciales por parte de los militares y lamentó que el entonces comandante del Ejército, general Óscar González, estaba obstruyendo las investigaciones y las iniciativas para poner fin a este problema.

Un nuevo cable confidencial del portal Wikileaks fechado en febrero de 2009 y remitido por la Embajada norteamericana a la Secretaría de Estado en Washington indica que, desde octubre de 2008, el Ministerio de Defensa (cuyo titular era el actual presidente, Juan Manuel Santos) había cesado a 51 mandos del Ejército por su implicación en ejecuciones extrajudiciales.

De éstos, 27 fueron cesados en octubre de 2008 por su implicación en el caso de los 'falsos positivos' de Soacha (la muerte en esta localidad de Cundinamarca, en el centro del país, de 16 jóvenes a los que se hizo presentar como guerrilleros caídos en combate), 13 fueron apartados del cargo en noviembre de 2008 por varios homicidios en Córdoba (norte) y otros 11 fueron cesados en enero de 2009 por varios asesinatos en el departamento de Cesar (noreste).

Estas medidas, señala el documento, se enmarcaban en las políticas puestas en marcha por el ministro Santos para acabar con las violaciones de Derechos Humanos por parte del Ejército y para investigar los abusos cometidos por los militares en el contexto de la guerra contra la insurgencia.

Según el general Suárez --cesado del cargo el pasado mes de julio tras el relevo de la cúpula militar consiguiente a la llegada de Santos a la Presidencia--, las ejecuciones extrajudiciales por parte del Ejército son un problema extendido en Colombia. Asimismo, explicó que la matanza de Soacha había tenido su origen en la Cuarta Brigada de Medellí, cuyo comandante eran por aquellas fechas un antiguo comandante del Ejército, el general Mario Montoya, y su sucesor, el general Óscar González.

ÓSCAR GONZÁLEZ

El inspector general lamentó, precisamente, que el general González (promovido a la comandancia del Ejército en noviembre de 2009 por el entonces presidente Álvaro Uribe) se negara a retirar del cargo a 11 militares que figuraban en una lista de 28 mandos del Ejército acusados de una matanza en Cesar y que había sido elaborada por los investigadores al cargo del general Suárez.

Asimismo, el general González, se lee en el documento, impidió varias investigaciones sobre abusos del Ejército y obstruyó las labores del inspector general. El argumento de los militares opuestos a las políticas favorables a los Derechos Humanos es que "perjudican los esfuerzos bélicos" contra los grupos insurgentes.

Otro cable de tres meses más tarde indica que el embajador norteamericano, William R. Brownfield, se había reunido con el general Óscar González precisamente para pedirle que colaborara con las investigaciones del inspector general. Óscar González también fue apartado de su cargo en la remodelación del pasado mes de julio.

Según el diario bogotano 'El Tiempo', el general Suárez --a quien en los círculos militares se conocía con el sobrenombre de 'La Machaca'- había recibido numerosos correos electrónicos y amenazas procedentes del seno mismo del Ejército por su implicación en las investigaciones sobre el caso de los 'falsos positivos' de Soacha.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1466
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.