Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Construyendouna escriba una noticia?

Malos momentos

19/09/2011 22:21
0

imageDespués de escribir el ?abado sobre nuestra lactancia en tándem, el domingo tuvimos una crisis. Yo le di el biberón que tenía que darle antes de ir a la guarde, se tomó 180ml, se durmió y yo intenté sacarme leche. Después de hora y media conseguí sacarme 100ml en cada pecho. Craso error, no debí de estar tanto tiempo. Mi Pequeñín se despertó y al rato quería tetita, pero o no había lo suficiente porque no había dado tiempo a que me subiera o no salía como a él le gustaba. Así estuvimos todo el día, cada hora u hora y media. Qué ocurrió, que al caer la noche y ser la hora de acostarse, estaba demasiado nervioso y no estaba a gusto con el pecho. Así que le hice un bibe y se tomó 100ml. Yo sentía mi pecho como dos pimientos fritos, totalmente vacíos. Encima estaba nerviosa y triste porque hoy tenía que llevar a mis hijos. Cuando se durmió, mi amor propio quedó por los suelos, desapareció mi autoestima y me quedé muy triste.

Por suerte tengo a Eloísa para que me eche un cable, me mande un correo explicándome lo que ha pasado y me suba la moral. El problema es que yo hoy no estaba muy animada. He pasado muy mala noche, a penas he dormido y cada vez que me despertaba miraba a mi Pequeñín y se me partía el alma, no quería llevarle hoy a la guarde.

El día ha sido muy duro, durísimo, pero sobre todo para él. Hemos ido los cuatro, le hemos dejado en su clase y nos hemos despedido. Me ha mirado y le he dicho adiós. Se me han llenado los ojos de lágrimas, pero no podía llorar, mi Bichito tenía que verme alegre y feliz. Después mi Bichito ha ido a su nueva clase, con su profe del año pasado, la ha dado un abrazo y ha entrado. Ha tenido su profe que darla la vuelta para que nos dijera adiós.

Tres cuartos de hora después estábamos de nuevo en la guarde. La directora ha ido a por mi Bichito y yo he ido a por mi Pequeñín. Cuando me he asomado le he visto en brazos, no paraba de llorar. La chica me ha dicho que los primeros 15 minutos ha estado bien, pero que después no ha parado de llorar. Le ha tenido en brazos y ni con esas se calmaba. Ha tardado bastante en calmarse, menudo sofoco tenía mi Pequeñín. Llorábamos juntos, qué pena me ha dado. Sé que ha sido muy duro para él y me da mucho miedo y mucha tristeza llevarle mañana. No quiero, pero sé que tengo que hacerlo.

Mañana os contaré como ha ido, yo ya llevo toda la tarde dándole vueltas y con un nudo enorme en el estómago.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en