Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aliciamente escriba una noticia?

Mi maleta se ha perdido...ahora ¿qué?

29/07/2009 21:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Consejos prácticos para que las aerolíneas no nos "tomen el pelo" con las maletas perdidas o dañadas. Conozca sus derechos como usuario y cuáles son los "trucos" para no salir perdiendo

A pesar de los efectos de la crisis, millones de personas siguen tomando vuelos a diario en todo el mundo bien por motivos laborales, bien por causas familiares o bien, por el simple gusto de disfrutar de un viaje de placer. Sin importar cual es la razón para viajar, si la estancia se va a alargar más de sólo un par de días, lo más normal es facturar, por lo menos, una maleta. En ella guardamos todo lo necesario para esos días y no hablamos sólo de ropa: aparatos electrónicos, caros y frágiles productos cosméticos, aquel traje de diseño para la boda de mi mejor amiga, la tabla de snow... En un avion comercial de cualquier aerolínea se pueden facturar tal cantidad de artículos de valor que la lista sería interminable. Pero, ¿qué pasa cuando éstos se pierden? ¿Quien es el culpable? ¿Cómo tengo que reclamar para recuperarlos?

La intención de esas líneas es dar unas normas básicas para que no nos "tomen el pelo" pero para ello, lo primero, es conocer los tipos de daños que puede sufrir su equipaje facturado según la mayoría de las aerolíneas y cuál es el procedimiento habitual en cada caso.

Maleta dañada: Debido a problemas en el transporte, alguna parte de la maleta ha sido dañada. En este caso, aunque no lo sepan muchos usuarios, el pasajero tiene derecho a que la aerolínea pague la reparación. Para ello, debe acudir con el equipaje dañado a la oficina de reclamacion de equipajes del aeropuerto. Allí le informarán del proceso que deben seguir y de los plazos que tienen. Si el daño es importante, y la maleta no puede ser reparada, la aerolínea deberá sustituirla por otra de igual calidad y características. Eso sí, el "truco" al que se acogen las líneas aéreas es a solicitar la factura de la maleta. Así que, para la próxima vez que viaje, si se compra una maleta, guarde el recibo. Por otra parte, si no nota el daño en el equipaje hasta llegar a casa, el único cambio es que debe presentar la reclamación en un plazo determinado. Para ello debe contactar con el servicio de reclamación de equipajes de la última compañía con la que viajó.

Objetos dañados o expoliados: Si al llegar a casa se da cuenta de que algo del interior de su maleta ha sido dañado durante el viaje o que le falta algún artículo también tiene derecho a reclamar su arreglo, reposición o una compesación económica si ésta fuera la única solución posible. Eso sí, aquí es donde las compañías tienen las espaldas mejor cubiertas. Según el contrato que el pasajero firma al adquirir su billete, las aerolíneas no son resposables de los daños causados a aparatos electrónicos u objetos de valor por lo que aconsejan al pasajero llevarlos con él en el avión o, si son de un tamaño importante, asegurarlos antes de volar. Por ejemplo, si usted factura su ordenador portátil en su maleta, jamás recibirá ninguna compensación por él en caso de daño o pérdida. Lo mismo ocurre con cualquier clase de objetos frágiles, medicinas o instrumentos musicales. Es más común de lo que parece que un objeto facturado aparezca dañado tras el viaje, por lo que el proceso de reparación, sustitución o reparación en estos casos suele ser bastante rápido.

Maleta perdida: Se trata de la maleta que no llega al aeropuerto de destino a la vez que su propietario. Las causas por las que ésto ocurre pueden ser muchas y muy variadas aunque suelen estar relacionados con problemas en el transporte de los objetos facturados hasta el avión o hasta las cintas de recogida de equipajes del aeropuerto de destino (etiquetas mal colocado, problemas a la hora de cargar la bodega del avión, huelga de transportistas, falta de tiempo para trasladar los bultos de un avión a otro en caso de una escala...). Si al aterrizar su maleta no llega, vaya a la oficina de reclamaciones lo antes posible. Allí le darán su P.I.R. (Property Irregularity Report) que es el código con el que comenzarán a localizar su maleta en los aeropuertos por los que ha pasado en su viaje.

"Todo pasajero tiene derecho a reparar o sustituir una maleta o su contenido si la aerolínea es responsable de su rotura o pérdida"

Más del noventa por ciento de las maletas que se retrasan suelen aparecer en las primeras 48 horas. Lo que ocurre a estos equipajes es que pierden la etiqueta de facturación y acaban sin dueño en el aeropuerto hasta que el pasajero realiza su reclamación. En algunos casos, incluso, puede ocurrir que los equipajes ni siquiera salgan de su lugar de origen. Sin embargo, si su caso pertenece al otro 10 por ciento de maletas que no aparecen en los primeros dos días, sí que hay que preocuparse: puede ser que su maleta este realmente perdida. En este caso, debe contactar con la aerolínea para facilitar el contenido del equipaje o una descripción detallada del objeto perdido para que sea localizado lo antes posible. Las aerolíneas tienen un plazo de tres semanas para enviar los equipajes al domicilio dado por el pasajero en su reclamación, ya sea un hotel o una vivienda familiar.

En el caso de que pasen más de tres semanas sin que el pasajero reciba noticias de la compañía, directamente pasa a tener derecho a una compesación económica por pérdida total. Mientras, la aerolínea seguirá buscando la maleta hasta el día cuarenta y cinco desde que el pasajero pusiera la reclamación. Si la maleta aparece entonces, el pasajero recibirá una compensación económica por pérdida total además de, por supuesto, su equipaje.

No todo es compensable

A la hora de compensar a un pasajero por pérdida total, las compañías aéreas se acogen a lo establecido enla Convención de Montreal. Se compesará al pasajero por el equipaje facturado sin contar con los objetos electrónicos, medicinas u otros objetos de valor ya que, según el contrato que éste firma al comprar su ticket, no está permitido viajar con este tipo de elementos dentro de las maletas facturadas. Por otra parte, los objetos que sí son compensables, es decir, ropa y productos de higiene, serán compensados con su valor total siempre que el pasajero presente la factura. Si el usuario no conserva las facturas tanto de la propia maleta como de su contenido, será compensado según los valores establecidos por cada compañía. En algunas aerolíneas el sistema de compesaciones se realiza según el peso total de la maleta perdida. Así, se pagará al pasajero según el contenido de su maleta, pero sin tener en cuenta el valor de éste.

Ahora que sabe un poco más sobre cómo se cuidan las espaldas las compañías aéreas más populares y sobre sus derechos como usuario, le recomendamos una lectura rápida de los contratos de compra de billetes e incluso de la Convención de Montreal. Así, se lo aseguramos, se ahorrará muchos quebraderos de cabeza.


Sobre esta noticia

Autor:
Aliciamente (4 noticias)
Visitas:
16397
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.