Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucytb escriba una noticia?

El magnetismo de Sandra Bullock

17/08/2009 01:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es una de las actrices más magnéticas de la pantalla grande y en todas las facetas de su vida se revela atractiva, simpática y muy humana

Entrevistar a Sandra Bullock es como prepararse para un maratón de chistes más grande que las mismas comedias que realiza. No lo puede evitar, es su imagen pública. Si bien la actriz ha creado para sí una cuidadosa vida privada, sin escándalos y esperando hasta el final para casarse con "el único hombre con el que me pienso casar, porque es para toda la vida".

Comenzó desde muy niña representando las óperas donde su padre cantaba y su madre era maestra de canto. Luego se independizó joven, estudió con actores preparados en la técnica de Meissner y se lanzó a conquistar Hollywood desde su nativa Virginia. Lo logró en corto tiempo.

Sirvió mucho la impresionante energía que tiene y su belleza inusual, la cual no la hace despampanante, pero sí imposible de quitar la mirada. Ella es un imán de buena energía que siempre está abierto a la disposición de la gente, incluso en los peores momentos.

La actriz y su marido Jesse James sufrieron un aparatoso accidente automovilístico en Massachusetts en el 2005. Una mujer de 64 años estaba pasada de copas y destrozó su auto y el de la pareja en un accidente que pudo haber sido fatal. Afortunadamente, nada grave ocurrió. Lucille Gatchell expresó su inmensa gratitud a la señora Bullock y al señor James, ya que, a pesar de haber puesto en peligro sus vidas, "lo único que hicieron fue expresar preocupación por la mía". Así es Sandra Bullock.

Interpretando a una inmigrante

Lo hizo en su primera película en dos años: The Proposal. Sandra interpreta el papel de una inmigrante canadiense que decide que se quiere casar con uno de sus empleados para conseguir la residencia. Ryan Reynolds personifica a Andrew Paxton (en la vida real Reynolds sí es canadiense), quien tiene que acceder a los impulsos de su jefa para poder mantener su puesto.

¿Cuál es tu posición con respecto a los inmigrantes en este país?

Todos somos inmigrantes en este país. Quizás los americanos nativos no lo sean, pero los demás lo somos o lo fuimos.

Mucho mayor que la gente que la rodea

Aunque no lo parece a simple vista, Sandy (como la llaman todos sus amigos) es 12 años mayor que Ryan Reynolds, su pareja en la película. Ryan es uno de sus mejores amigos y se conocen desde hace tiempo. Además, su marido Jesse es cuatro años menor que ella también.

Sandra es la madre adoptiva de Chandler, de 14 años, Jesse Jr., de 11, y Sunny, de 5, frutos de dos matrimonios anteriores de su esposo. "Quiero ser una buena esposa, una buena madre de los hijos de mi esposo, una buena amiga de su ex esposa. Todos somos una familia", expresó la Bullock, quien no descarta tener hijos propios pero que todavía no los ve en el horizonte.

No solamente la familia inmediata permanece unida. Sandra tiene muy buena relación con su hermana menor, Gesine, quien la ha ayudado produciendo sus películas, y con su cuñado Raymond Bravo, quien se especializa en dirigir la segunda parte de las películas. Completan la familia Ruby, un chihuahua, y Poppy, un perro mestizo que solo tiene tres patas. Sandra los lleva a todas partes (New York, Los Angeles y Austin, donde también tiene una casa) y los pasea con frecuencia. Los dos perros fueron rescatados a punto de morir de unos hogares de animales.

Divirtiéndose en escena

La química entre Reynolds y Bullock es evidente. Juntos tienen la tendencia a terminar las frases del otro, y se ve un cariño mutuo mayor que el normal. Le preguntamos a Ryan sus impresiones de la actriz. Su respuesta no dejó de estar llena de buen humor, y les sacó los colores a todos los presentes.

¿Qué aprendiste de Sandy, que no sabías antes de trabajar con ella?

¡Todos los lunares que tiene en el cuerpo! Ahora, hablando en serio, la química es algo que está o no está, y aunque sean amigos no significa que vas a tener química con la gente. Es una de las cosas mágicas del cine, la química se ve o no se ve, y entre nosotros creo que sí está presente.

¿Fue difícil hacer las escenas de desnudos, Sandra?

Cuando estuvimos revisando las escenas, concibiendo cómo podíamos hacerlas, nos dimos cuenta de que no hubiésemos podido filmarlas correctamente, a menos de que yo estuviera desnuda. En ese caso lo que tienes que hacer es ir al gimnasio, cortar los carbohidratos, ponerte en forma y hacer la escena lo mejor posible. Pero cuando queda divertida y al público le gusta, no importa la cantidad de sacrificio ni las horas en el gimnasio que hayas hecho, pues todo el esfuerzo valió la pena. Sin embargo, supuestamente la escena debió ser entre Betty y yo desnudas (Betty White, la actriz de 87 años ganadora de seis Emmys), pero Betty tenía estipulado en el contrato que solo haría escenas desnudas con Ryan, por lo que no se presentó a la filmación.

La verdad, añade la actriz, es que me gusta que la gente se divierta, pero no fue fácil filmar la escena. En un momento las sábanas que me tenían que cubrir terminaban enredadas en mi cuerpo y no se movían, sentía como mis partes privadas se exponían, y la gente me gritaba: "Cúbretelas, por favor". Y al final del día, ya la gente se nos acercaba y decía: "¿Puedo descansar con ustedes aquí?". Y nosotros respondíamos: "¡Seguro, ven y acuéstate con nosotros!". (Sandra no paraba de reír.)

Después de haber hecho tantas comedias románticas, ¿cómo puedes lidiar con el hecho de que la gente todavía te reconoce solo por ellas?

No deberían llamarse comedias románticas. No son comedias y la mayoría no son románticas. Lo peor que sucede es que generalmente los papeles femeninos no están bien escritos. Yo amo la comedia demasiado como para perjudicarla con el hecho de que sea "romántica". O es comedia o no lo es. Las comedias con drama generalmente no son divertidas, y cuando hay romance, hay drama. Me quedo con las comedias.

Pero has estado retirada de las mismas. Tus últimas cuatro películas no han sido comedias.

Es que me retiré de las comedias. Nadie estaba escribiendo guiones apropiadamente, y nadie lo estaba apreciando de verdad, así que me dije: "No más comedias para Sandy. Se acabó". Sin embargo, fue la oportunidad de aprender de este elenco y su directora, lo que me llevó a decir que sí otra vez.

Sandra se lleva muy bien trabajando con mujeres. Tiene muchos años de experiencia con su compañera, la productora Maggie Biggar (ambas almuerzan con frecuencia en Hugo's Café, a una cuadra de su oficina, en West Hollywood). Esta es la primera película que hace con la antigua coreógrafa Anne Fletcher. Ella es la misma de los éxitos Step Up y 27 vestidos, ambas concentradas en una visión femenina del cine.

Explícame un poco por qué este elenco y esta directora hicieron la diferencia.

Uno tiene que ser capaz de descubrir los ritmos de las personas. Comedia es música. Con Ryan estaba preocupada por nuestra familiaridad, pero tan solo tengo que verlo a la cara para saber cómo hacer el sonido, la pausa, la creación de música a través de nuestras líneas. Anne es coreógrafa, pero nació para dirigir, porque entiende cómo convertir esa música interna de nosotros, los artistas, en ritmo efectivo para desarrollar una escena. Betty nos puede seguir enseñando como hacerlo todos los días de su vida, con solo plantarse en un escenario. Es como un antiguo amor que abandonas y cuando regresa lo sientes con fuerza, porque te han enseñado a hacerlo mejor.

Tu personaje es opuesto a ti. Es una mujer con muy mal genio.

Perdóname, ¿quién te dijo que no lo tengo? Me encanta tener mal genio, sobre todo en escena. Durante tres meses de mi vida pude hacer lo que me dio la gana y no rendirle cuentas a nadie. A veces voy a pedir disculpas y luego pienso: "Espera un momento, es mi personaje". Y mando todo al diablo, porque así es ella.

¿Qué te dicen en la casa?

Si me llevaba a mi casa el personaje, les decía: "Soy así porque mi personaje es así. Me tienen que aguantar". Y mis familiares se miran unos a otros y no me hacen caso. (Sandra no deja que pase un solo momento sin decir un chiste.)

¿Cómo visualizas tu trabajo como productora en los filmes que realizas?

Un poco lo que hicimos aquí: hay cosas que necesitamos construir. Me gusta empezar cosas que puedo hacer con las manos. Por ejemplo, nos estamos acostumbrando a comprar ropa por Internet, donde es imposible sentir la textura de la tela, ver por tu propia cuenta la costura, ponértela y apreciar cómo te sienta. Yo veo la producción de esa misma manera: es la capacidad que tienes de crear un mundo que no existe, y debes hacerlo con las manos para que se sienta real.

¿Cómo eres con tu propio asistente?

No tengo. En primer lugar, no me gusta la palabra asistente. No necesito que nadie me asista, prefiero la palabra colaborar. La gente colabora conmigo. Pero ya sabemos que en esta industria existen excesos, y más de una vez hemos visto a gente tratar a sus asistentes con expresiones que me hacen decir: "Eso no pudo haber salido de tu boca".

¿Cuáles son tus planes futuros?

Exactamente lo opuesto a un plan. Soy la persona más planificadora y estoy decidida a parar esto de inmediato. Solo quiero terminar lo que estoy haciendo ahora, que llegue el fin de semana, darles vuelta a unos panqueques para mi familia, descansar, y volver a hacerlo todo la próxima semana. Estoy cansada de vivir pensando en el futuro. Ahora lo que deseo es respirar y vivir el momento de cada día con mi marido y con las personas que quiero a mi alrededor.

Autor: José Daniel Bort

Revista Vanidades


Sobre esta noticia

Autor:
Lucytb (306 noticias)
Visitas:
14963
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.